Inmersos en un mar de corrupción

 
EXTRACTO GRATUITO

El domingo último, http://www.lanacion.com.ar/el-caso-de-lazaro-baez-t49269se presentó una entrevista con Miriam Quiroga, quien fue http://www.lanacion.com.ar/1580196-declarara-como-testigo-la-secretaria-de-kirchnerLa mujer brindó más datos de la presunta ruta del dinero sucio del kirchnerismo y, lo que es quizá más importante, estimó poco probable que la presidenta Cristina Kirchner pudiera haber desconocido la eventual complicidad de su esposo con el http://www.lanacion.com.ar/el-caso-de-lazaro-baez-t49269en el manejo de dinero proveniente de las obras públicas y su presunto lavado.De esta manera, la corrupción de los negocios del poder político continuó estos días en el centro de la escena mientras la justicia federal penal, quizá con la excepción del amenazado fiscal Guillermo Marijuan, hace gala de su proverbial lentitud cuando se trata de casos que afectan al poder político.En cambio, fue precisamente el Gobierno el que reaccionó sin la menor pérdida de tiempo, al adoptar dos medidas sintomáticas que ahondan las sospechas sobre el involucramiento de sus principales figuras en los más graves hechos de corrupción. El primer hecho ocurrió al día siguiente de http://www.lanacion.com.ar/1580196-declarara-como-testigo-la-secretaria-de-kirchneral conocerse que el Gobierno decidió otorgar más poder a la cuestionada y politizada Unidad de Información Financiera (UIF), órgano presidido por el denunciado José Sbattella, cuya función es, en los papeles, la lucha contra el lavado de dinero, pero que en los hechos se dedica con el mayor de los esmeros a frenar las investigaciones que atañen a importantes entidades o personajes vinculados con el kirchnerismo, como ha ocurrido con el propio Báez y, poco antes, con la Fundación Madres de Plaza de Mayo.La segunda medida fue el asombroso anuncio formulado el martes pasado por las principales figuras del equipo económico de un blanqueo de divisas para cuyo ingreso en el circuito legal no se preguntará por su origen. Muchos analistas asociaron instantáneamente las recientes informaciones sobre el presunto lavado de dinero proveniente de coimas con este blanqueo que, por cierto, resulta difícil de diferenciar respecto del lavado de capitales de origen delictivo. A estas medidas hay que sumarles las leyes para someter a la Justicia.Miriam Quiroga, ex directora del área de Comunicación Presidencial, había vinculado a Báez con la obra pública de Santa Cruz y afirmó haber visto...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA