Influenza porcina o Hipra

Autor:1.Roberto Rosell Pardo - 2.Armentina Ramírez Rubio - 3.Morael Leonel Labrada Vázquez - 4.Mario Zamora Pérez
Cargo:1.Profesor Auxiliar, Subdirector de Ciencia y Técnica - 2.Profesor Asistente, Ingeniera Agrónoma, Técnica integral, Responsable de Extensionismo - 3.Profesor Asistente, Epizootiológo Municipal - 4.Profesor Asistente. Ingeniero Agrónomo y Zootecnista
RESUMEN

Para este trabajo se recogió la información que circula en los diferentes medios de difusión masiva con el objetivo de exponer la situación de esta enfermedad que constituye una epizootia con amenaza de convertirse en panzootía y la necesidad de conocerla y establecer medidas preventivas y recuperativas para su erradicación y la disminución de las perdidas económicas en el sector agropecuario... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO
Introducción

Las enfermedades infecciosas del cerdo han sido clásicamente, y son aún, una de las principales preocupaciones de los veterinarios puesto que con las enfermedades respiratorias son las responsables de buena parte de las pérdidas económicas de las explotaciones porcinas.

España es actualmente el segundo productor de ganado porcino de la UE y la ganadería de porcino viene experimentando un incremento constante desde hace años. El aumento del censo ha venido acompañado de un aumento también constante del tamaño de las explotaciones asociado recientemente a cambios en los sistemas de producción que han sido orientados principalmente a buscar mejores sistemas de control de las enfermedades infecciosas.

Muchos de los cambios en los sistemas de producción están demostrando que no son la panacea absoluta que algunos preconizaban hace algunos años. A menudo se olvida que las bacterias llevan en la Tierra más de 3500 millones de años y que tienen una enorme capacidad de adaptación, por tanto los cambios en los sistemas de producción pueden contribuir a controlar algunas bacterias, pero siempre habrá nichos ecológicos adecuados para otras bacterias que pueden ejercer incluso mejor su acción patógena cuando se eliminan algunas competidoras.

La producción porcina, es una producción intensiva en la que se trabaja sobre animales cada vez más selectos desde algunos puntos de vista. Los cerdos actuales tienen una capacidad de ganancia de peso y de conversión del pienso en carne en aumento constante pero en buena medida la selección genética ha olvidado o descuidado incluir la resistencia a las enfermedades entre sus objetivos. El cerdo actual es un animal muy magro y con un aparato digestivo llevado al límite de su capacidad y es, en consecuencia, mucho más proclive a sufrir alteraciones digestivas y respiratorias.

Por otra parte, los sistemas de producción se han basado en buena medida en la posibilidad de usar antibióticos u otros quimioterapeúticos para suplir deficiencias en el alojamiento, en el manejo, en la higiene y en muchos otros aspectos fundamentales en la sanidad animal. La utilización de antibióticos es cada día más difícil y hemos de pensar que esta tendencia, a veces irracional, es imparable por el momento. Cada día se dispone de menos "promotores del crecimiento". Los antibióticos que se emplean como tales consiguen un mejor aprovechamiento del pienso por el cerdo, pero no tienen ningún efecto metabólico directo. Tienen una eficacia basada exclusivamente en su actividad antimicrobiana que controla determinadas poblaciones de bacterias intestinales cuyo metabolismo es perjudicial para el metabolismo del cerdo.

Todo ello hace que las enfermedades infecciosas del cerdo estén teniendo una importancia creciente que se ve aumentada porque estas enfermedades casi siempre se hacen endémicas en las granjas y porque en muchos casos no disponemos de medidas de control suficientemente eficaces.

El objetivo de este trabajo es exponer la situación actual de la influenza porcina y las principales medidas contraepizoóticas para disminuir su transmisión.

Desarrollo
Influenza Porcina o HIPRA
Concepto
¿Qué es la influenza porcina?

La influenza porcina (gripe porcina) es una enfermedad respiratoria de los cerdos causada por el virus de la influenza tipo A, uno de los múltiples virus de la gripe del tipo A que existen. El índice de mortalidad entre humanos, sin embargo, es bajo (entre el 1% y el 4%). Los virus de la influenza porcina enferman gravemente a los cerdos pero las tasas de mortalidad son bajas el cual provoca brotes comunes de influenza entre estos animales. Estos virus pueden propagarse entre los cerdos durante todo el año, pero la mayoría de los brotes infecciosos ocurren en los meses finales del otoño e invierno, al igual que los brotes en las personas. El virus de la influenza porcina clásico (virus de la influenza H1N1 tipo A) fue aislado por primera vez de un cerdo en 1930.

Historia
¿Qué tan frecuente es la influenza porcina entre los cerdos?

Los virus de la influenza porcina H1N1 y H3N2 son endémicos entre las poblaciones de cerdos en los Estados Unidos y es una situación que la industria aborda de manera habitual. Los brotes entre los cerdos se presentan por lo general en los meses de temperaturas frías (finales del otoño y el invierno) y a veces con el ingreso de nuevos cerdos a manadas vulnerables. Los estudios han demostrado que la influenza porcina H1N1 es común entre las poblaciones de cerdos de todo el mundo y que un 25 por ciento de los animales presentan evidencia de anticuerpos de la infección. Los estudios en los Estados Unidos han demostrado que el 30 por ciento de la población de los cerdos sometidos a pruebas han presentado evidencia de anticuerpos por la infección H1N1. Para ser más precisos, se ha comprobado la presencia de los anticuerpos de la infección H1N1 en el 51 por ciento de los cerdos en el norte de la región central de los Estados Unidos. Las infecciones en las personas por los virus H1N1 de la influenza porcina son poco comunes. En la actualidad, no hay forma de diferenciar en los cerdos los anticuerpos producidos en reacción a la vacunación de los anticuerpos generados ante las infecciones por influenza porcina H1N1.

Aunque los virus de la influenza porcina H1N1 se han encontrado en las poblaciones de cerdos desde por lo menos 1930, los virus de la influenza porcina H3N2 no comenzaron a presentarse entre los cerdos en los Estados Unidos hasta 1998. Los virus H3N2 inicialmente ingresaron a las poblaciones de cerdos por los humanos. Los virus actuales de la influenza porcina H3N2 están estrechamente asociados a los virus H3N2 de los seres humanos.

¿Qué otros casos de brotes de influenza porcina hay?

Probablemente el caso más conocido sea el brote de influenza porcina entre los soldados de Fort Dix, Nueva...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA