Inflación y reformas laboral y tributaria, las tres prioridades de la agenda empresaria

MAR DEL PLATA.- La niebla se disipó y los ejecutivos que no habían logrado llegar a esta ciudad el miércoles finalmente dieron el presente ayer, en el segundo día del 54° . Lo hicieron con una agenda cargada de prioridades para debatir, entre las que se destacan bajar la inflación y avanzar en las reformas impositiva y laboral. Esos son los tres factores claves que propusieron los empresarios para aumentar la competitividad del país, según reveló la encuesta de expectativas que cada año presenta la consultora D'Alessio IROL en este encuentro."Es necesaria una moderna, porque tenemos convenios en muchas actividades que son vetustos, de otra época, que no le sirven a la gente", dijo Claudio Belocopitt, CEO de Swiss Medical Group, en diálogo con LA NACION, y añadió: "Pero la discusión pasa por entender que tenemos que hacer una reforma que les sirva a los empleados y a las empresas".Coincidió Alberto Arizu, director de la Bodega Luigi Bosca y presidente de Wines of Argentina, quien dijo que es "fundamental" avanzar en esta iniciativa, porque el país tiene "el gran problema de contar con una masa laboral registrada muy baja que tiene que cargar con el peso de los impuestos para sostener un sistema muy grande y un Estado excesivamente grande". Y enfatizó: "La reforma laboral debe formar parte de la agenda, la Argentina tiene que ser competitiva. Por otro lado, tenemos que disminuir el tamaño del Estado".En la misma línea, la presidenta del 54° Coloquio de IDEA y CEO de Latam Airlines Argentina, Rosario Altgelt, dijo que el principal desvelo de la economía es el problema de la competitividad y que, si bien una reforma laboral puede ayudar, hay un camino que recorrer en cada empresa. "La competitividad se empieza resolviendo dentro de la compañía", expresó.Para el tributarista César Litvin, socio de Lisicki, Litvin y Asociados, si bien tienen un condimento político, las reformas tributarias y laborales son "las patas esenciales" para que lleguen inversiones al país. "Los inversores nos preguntan cómo es el sistema impositivo, cuáles son los impuestos a pagar y cómo es el régimen laboral, qué flexibilidad tiene y qué idea moderna hay, pero estamos con una ley del medievo", explicó.Es que, para los empresarios, la ley laboral actual no se adecua a esta coyuntura ni a la transformación digital que llega al mundo del trabajo. "Los países están entrando en una competencia muy importante para atraer inversiones y los capitales son mimosos, van adonde...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba