Infancias marginales

LaLos "chicos de la calle" se organizan en grupos con una organización jerárquica -las "ranchadas"- que permiten el acopio de los alimentos "mangueados" o de los objetos robados para cambiarlos por dinero para comer, acceder a armas blancas o de fuego o a estupefacientes que los ayudan a sobrellevar su existencia en el borde.Hace unas décadas,La subcultura paquera describe un proceso de degradación que culmina en una etapa terminal bien reconocida en el mundo de la pobreza y la miseria:A esos mundos infantiles y adolescentes se puede llegar por distintas vías. No faltan los casos de supervivencia en familias que definen una división de tareas entre adultos y niños. Muchas de las criaturas que limosnean o limpian vidrios en un semáforo o en una barrera ferroviaria responden a esos ensambles parentales que después pernoctan en plazas albergados en improvisadas taperas de cartón.Desde allí se estriban otras gradientes: familias de adolescentes que admiten con naturalidad la deserción de un chico en fuga por las palizas o los abusos de parientes y padrastros alcoholizados o drogados. En algunos casos son hasta inducidos. También son frecuentes las...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR