El 'industricidio' populista

 
EXTRACTO GRATUITO

"Estamos ante un plan de destrucción masiva de la industria, una tormenta perfecta que tiene como resultado el 'industricidio'", aseguró el candidato a gobernador Axel Kicillof en el Congreso Industrial Pyme de la Unión de Industriales de la Provincia de Buenos Aires.No hay dudas de que la industria argentina y, en particular, las pequeñas y medianas empresas, se encuentran ante una coyuntura gravísima, por las altas tasas de interés y la caída del consumo interno. Sin embargo, esta situación no se debe a que el presidente Mauricio Macri "haya dado la espalda a la industria", como también afirmó un directivo de la Unión Industrial Argentina, sino que es la culminación de un desajuste histórico que ha llegado a su punto culminante. En los países industriales, las empresas manufactureras se desarrollan por la combinación de espíritu emprendedor con la disponibilidad de capitales. Es el emprendedor quien evalúa las condiciones competitivas de su proyecto y define un plan de negocios que presenta a inversores y banqueros para financiarlo.Las condiciones competitivas incluyen la disponibilidad de materias primas, la mano de obra, la energía, la logística, la carga tributaria y el costo del capital, entre otras. Cuando un empresario es capaz de exhibir un plan de negocios atractivo, los inversores y los banqueros compiten entre sí para participar del emprendimiento. En realidad, sobran los capitales y escasean los talentos. El esfuerzo de los gobiernos que "no dan la espalda a la industria" consiste en asegurar que esas condiciones estén presentes para todos, con acceso abierto, sin trajinar ministerios, ni mendigar subsidios ni créditos blandos, para evitar recurrir a "cuevas" a descontar cheques o a los tribunales para reestructurar pasivos.En la Argentina, décadas de populismo han diseñado un modelo completamente distinto. La prioridad de los gobernantes ha sido la acumulación de poder, expandiendo el gasto público, cooptando sindicatos y sustituyendo el contexto competitivo por beneficios discrecionales. El correlato institucional de esas maniobras han sido los influyentes de turno, los pseudoempresarios cortesanos del poder, los "jueces de la servilleta", la inseguridad jurídica, las violaciones constitucionales y los recurrentes estados de emergencia.Los industriales debieron aceptar esos costos originados en la política, contra la garantía de una economía cerrada para trasladar a precios anomalías que ningún país serio hubiese tolerado. A...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA