Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 27 de Noviembre de 2013, expediente L 109147

PresidenteSoria-Genoud-de Lazari-Kogan
Fecha de Resolución27 de Noviembre de 2013
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a 27 de noviembre de 2013, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctoresS., G., de L., K.,se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa L. 109.147, "’Indumatic S.R.L.’ contra B., A.D.. Consignación".

A N T E C E D E N T E S

El Tribunal del Trabajo nº 5 del Departamento Judicial Quilmes desestimó parcialmente la reconvención planteada, imponiendo las costas del modo que especificó (fs. 426/444).

La reconviniente dedujo recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley (fs. 451/473), concedido por el citado tribunal a fs. 474.

Dictada a fs. 479 la providencia de autos y hallándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la Suprema Corte decidió plantear y votar la siguiente

C U E S T I Ó N

¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley?

V O T A C I Ó N

A la cuestión planteada, el señor J. doctorS. dijo:

  1. El tribunal del trabajo rechazó la acción de consignación promovida por "Indumatic S.R.L." e hizo lugar parcialmente a la reconvención deducida por A.D.B., en consecuencia, condenó a la mentada sociedad al pago de la suma que estableció en concepto de sueldo anual complementario, días laborados en el mes de agosto de 2006, vacaciones e indemnizaciones contempladas en los arts. 80 de la Ley de Contrato de Trabajo y 9 y 10 de la ley 24.013. En cambio, desestimó el reclamo tendiente a obtener el cobro de horas extras, indemnizaciones derivadas del despido y aquéllas previstas en los arts. 15 de la ley 24.013; 4 de la ley 25.972 y 2 de la ley 25.323 (fs. 426/444).

    Para así decidir, en lo sustancial, consideró que ninguna de las causales esgrimidas por el señor B. resultaron valederas para convalidar su actitud rescisoria, por lo que arribó a la conclusión de que la decisión de poner fin a la relación laboral devino injustificada (art. 242, L.C.T.). En este sentido, juzgó que el trabajador no había logrado acreditar la falta de pago de las horas extras laboradas, y que si bien se verificaba una incorrecta registración del contrato de trabajo en lo relativo a la fecha de ingreso y a la remuneración percibida, tales incumplimientos no revestían entidad suficiente para legitimar el despido indirecto en que se colocó (v. sent., fs. 434/435 vta.).

  2. La parte reconviniente interpone recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley, en el que denuncia absurdo y violación de los arts. 44 inc. "d" y 63 de la ley 11.653; 384 del Código Procesal Civil y Comercial; 9, 15 (modif. según art. 44 de la ley 25.345), 52, 63, 79, 80, 140, 201, 203, 204, 232, 233, 242, 245 y 246 de la Ley de Contrato de Trabajo; 1 de la ley 11.544; 39 de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires; 14, 14 bis, 16 y 17 de la Constitución nacional; 9 de la ley 24.013; ley 25.323 y doctrina legal que indica (fs. 451/473).

    Alega esencialmente que todas las causales invocadas como fundamento del despido no sólo han quedado acreditadas, sino que resultan aptas para justificar la decisión del trabajador de extinguir la relación laboral.

    Desarrolla así las consideraciones por las cuales entiende verificados cada uno de los incumplimientos endilgados al principal, objetando especialmente que a pesar de juzgar acreditada la parcial registración de la remuneración percibida por el dependiente, el juzgador de grado considerara que dicha circunstancia no era motivo suficiente para que el trabajador se considerara despedido.

    Cuestiona asimismo que en el fallo se tuviera por no demostrado que el señor B. laboraba los días sábados; también, que se imputara el importe de la remuneración percibido "en negro" al pago de las horas extras realizadas y de las asignaciones fijadas por decreto del Poder Ejecutivo nacional.

    A su vez, sostiene que si ela quojuzgó que el trabajador era acreedor al pago de la multa prevista en el art. 10 de la ley 24.013 y que resultó acreditada una fecha de ingreso distinta a la denunciada por la empleadora, debió declarar procedente el reclamo fundado en el art. 9 de la citada ley.

  3. El recurso prospera parcialmente.

    1. No son de recibo los cuestionamientos que giran en torno a la jornada de trabajo establecida en el fallo y lo determinado por el sentenciante con relación a que dentro de la remuneración percibida por el trabajador estaba incluido el pago de las horas extras y de los importes fijados por los decretos del Poder Ejecutivo nacional.

      1. Con apoyo en las declaraciones testimoniales, el tribunal de grado juzgó demostrado que la jornada de trabajo del señor B. superaba la prevista legalmente, en tanto cumplía un horario que se extendía desde las 6 hasta las 18 horas de lunes a viernes (66 horas semanales), realizando entonces un total de 24 horas extras por semana que representan 72 mensuales. Sin embargo, teniendo en cuenta lo imprecisa que en el punto resultó la prueba testimonial y lo manifestado por el propio trabajador al contestar la demanda y reconvenir, consideró que no resultó probado que éste prestara tareas los días sábados (v. vered., fs. 427 vta./428).

        Luego, tras juzgar verificado que el trabajador percibía parte de su salario fuera de registro...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR