Independencia del Poder Judicial

Autor:Luis Aníbal Raffaghelli
Cargo:Abogado. Docente universitario
RESUMEN

El Estado Argentino si bien ha aumentado el gasto anual por habitante en materia de Justicia, se encuentra a la zaga de países como Brasil y Chile, que a su vez, están varios puntos por debajo de los países centrales en ese aspecto. Los recursos por ende resultan escasos, máxime cuando año tras año se incrementan el número de causas judiciales y cuando el ochenta por ciento del presupuesto del Poder Judicial se destina a gastos de personal y tan sólo el resto a inversiones en innovación tecnológica e infraestructura. La autarquía presupuestaria plena del poder judicial es garantía de su independencia para garantizar efectivamente un adecuado funcionamiento. Los datos de la realidad indican que en un gran numero de países la justicia no tiene tal autarquía, siendo, tal como ha sido reclamado, uno de los pilares de la independencia judicial. Sólo con jueces y cortes independientes, conscientes de su función en la sociedad e integrantes de un Poder judicial democratizado, podrá ejercerse esa augusta misión y concretar una jurisdicción orientada a detener el avance del poder político y económico sobre las libertades públicas y los derechos individuales, colectivos y sociales, evitando la multiplicación de las desigualdades. Los jueces deben decidir los conflictos teniendo en cuenta que todos los ciudadanos, cualquiera sea su origen, su credo, sus ideas políticas o riqueza o su pobreza, son iguales ante la ley. Por ello deben actuar de manera que la sociedad perciba claramente que son independientes de toda influencia política, económica, social o mediática. Afianzar la Justicia, valor esencial de nuestrasConstituciones significa trabajar por un Poder Judicial fuerte, autónomo, independiente, capaz de defender los derechos y garantías de todos los ciudadanos. Capaz de poner límites a los poderes de toda índole. Capaz de tener y de cumplir un rol fundamental en la construcción de un estado social y democrático de derecho. La transparencia y la equidad como dos ejes que legitiman la acción de impartir justicia frente a la sociedad, y hacen a la confianza general en el sistema democrátic... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

...”El juez es una partícula de sustancia humanaque vive y se mueve dentro del derecho, y si esa partícula humana tiene dignidad y jerarquía espiritual, el derecho tendrá dignidad y jerarquía espiritual. Pero si el juez como hombre, cede ante sus debilidades, el derechocederá en su última y definitiva revelación. De la dignidad del juez dependerála dignidad del derecho. El derecho valdrá en un paísy en un momento histórico determinado, lo que valgan los jueces comohombres. El día que los jueces tienen miedo, ningún ciudadano puede dormir tranquilo. El sentido profundoy entrañabledel derecho no puedeser desatendidonidesobedecidoy las sentencias valdrán lo que valgan los hombres que las dicten...

Eduardo J. Couture, 1949

I - Antecedentes: Datos comparativos del Poder Judicial
a) En Argentina

El Estado Argentino gasta 88 pesos por habitante por año en materia de Justicia, unos 29 dólares. La cifra, si bien significa un aumento respecto de 2000-cuando alcanzó los 75 pesos por habitante-resulta bastante menor que la de otros países de la región, como Chile y Brasil: en el primero, el presupuesto del Poder Judicial por persona alcanza los 32,24 dólares, mientras que en Brasil supera los 54 dólares por habitantemientras que en Estados Unidos, alcanza los 284 dólares, o en Francia, donde trepa a los 102 dólares.

El problema no es sólo que, en comparación con otros países, los recursos resultan escasos, máxime cuando año tras año se incrementa el número de causas judiciales.-

El 81,34% del presupuesto del Poder Judicial de la Nación se destina a gastos de personal y tan sólo el resto a inversiones en innovación tecnológica e infraestructura.

Similares porcentajes-e incluso superiores-se observan en los presupuestos judiciales de las provincias.

El gasto consolidado en Justicia -compuesto por el Poder Judicial de la Nación y las justicias provinciales- ha ido incrementando su porcentaje en el producto bruto interno (1,08%), pero su nivel bajó en el total del gasto público. El gasto público aumentó en los últimos años pero el presupuesto judicial bajó.-

Estos datos plantean la necesidad de dotar de autarquía financiera al Poder Judicial, tal como lo han establecido las Conferencias Nacionales de Jueces de Santa Fe ( 2006) y Salta ( 2007) con el aval de la Corte de Justicia de la Nación conforme surge de las recientes palabras de su presidente Dr. Ricardo Lorenzetti al inaugurar el año judicial 2008 .Ello fue reconocido por un ex-Ministro de Justicia al advertir que mientras la asignación de los recursos continúe dependiendo del Ministerio de Economía -que elabora el presupuesto nacional- "no habrá real independencia en la Justicia" , aseverando que si bien la base de la independencia y prestigio del Poder Judicial reside en la idoneidad de sus miembros, también es indispensable dotarlos de todas las garantías y medios necesarios para desempeñar dignamente sus funciones. Se debe lograr la mayor independencia económica para suprimir en lo posible todo factor de dependencia.

Propone que el Poder Judicial debería recaudar sus propios recursos - por ejemplo, con la recaudación de la ley de sellos, con la venta o locación de muebles o inmuebles, donaciones, multas y finanzas, entre otras fuentes de financiamiento- para luego elaborar su presupuesto para ser aprobado, finalmente, por el Congreso.Las provincias Argentinas que lideran el ranking de presupuesto en Justicia por habitante son Tierra del Fuego (288 pesos por persona); Santa Cruz (271 pesos); Capital Federal (266 pesos), y Chubut (215 pesos).

En cambio, en los últimos puestos del ranking figuran las provincias de Santiago del Estero y Tucumán (39 pesos por persona); Misiones (42 pesos); Salta (43 pesos), y Buenos Aires (44 pesos).

Durante el año 2004, considerando todo el país ingresaron 3.898.125 causas, con una tasa de 10.198 causas cada 100.000 habitantes.

Buenos Aires y el Poder Judicial de la Nación son las jurisdicciones que mayor porcentaje del total de causas reciben (el 45,4%).

Si se efectúa un promedio, durante 2004 cada juez debió atender 761 causas nuevas.

Sin embargo, esta cifra varía sensiblemente de acuerdo con la jurisdicción: Mendoza, Capital Federal, Santa Fe, Buenos Aires y Santiago del Estero son las provincias donde se observa una mayor congestión de causas.

En 2007 el gobierno aceptó modificar el presupuesto de la Administración Nacional para reforzar en 49,2 millones de pesos las partidas asignadas al Poder Judicial: destinando 35,6 millones para el Consejo de la Magistratura y 16,6 millones para la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que fueron destinadas a gastos de personal, teniendo en cuenta las protestas de los trabajadores del sector por su recomposición salarial.

El presupuesto aprobado para el año 2008 por unanimidad, por el plenario del Consejo de la Magistratura del Poder Judicial de la Nación para la justicia nacional y federal fue de 2.018 millones de pesos, ( U$A 700 millones) .Sin embargo el Poder Ejecutivo Nacional, anunció que hay un techo para este poder del Estado, que es de 500 millones de pesos inferior al total aprobado. Representa menos del 1% del presupuesto nacional que asciende a mas de 50.000 milmillones de dólares para los gastos de dicho ejercicio ( $ 161,486.462.174)

El presupuesto contempla las remuneraciones de los 20.896 cargos de planta del Poder Judicial de la Nación y prevé la incorporación de 1.300 cargos de los “meritorios” (jóvenes que trabajaban sin sueldo en los tribunales) y que se ha decidido efectivizar.

Ante el notable aumento de la litigiosidad que se registra, el presupuesto está dirigido a “facilitar el acceso de la población al servicio de justicia”, a través de nueva y más moderna tecnología.

Dentro del marco de la informatización del Poder Judicial, el presupuesto prevé la instalación de una “sala cofre” donde residirán todos los servidores considerados como de “misión crítica” que actualmente se encuentran dispersos en diversas sedes, con el consiguiente riesgo de que se filtren contenidos perjudiciales.

Otro de los objetivos previstos es la adquisición de los edificios alquilados por el Poder Judicial o su reemplazo por otros más adecuados.-

Para la Provincia de Buenos Aires, la más grande y habitada su Tribunal Superior lo fijó en 1.984 millones ( U$A 680) , contra 1.497 millones de 2007, es decir un aumento superior al 30% .-

II- Independencia judicial Valores, principios y Pactos Internacionales

Después del holocausto la conciencia crítica de la humanidad emitió la Declaración Universal de DERECHOS HUMANOS (Res. 217 A-III- de la Asamblea General de las Naciones Unidas del 10 de diciembre de 1948) que puso a la justicia independiente como una de sus notas liminares:...

“Toda persona tiene derecho, en condiciones de plena igualdad, a ser oída públicamente y con justicia por un tribunal independiente e imparcial, para la determinación de sus derechos y obligaciones o para el examen de cualquier acusación contra ella en materia penal” (art.10)

La esencia de un Juez radica en su independencia de conciencia, de funcionamiento, y respecto de otros poderes políticos, económicos y sociales, y no es tal sino ejerce su imperium con esa nota fundamental en una sociedad democrática.-

Solo así podemos hablar entonces del rol del Juez. El Maestro Eduardo Couturelo define en toda su dimensión...“ cuando el juez dicta la sentencia, no sólo es un intérprete de las palabras de la ley, sino también de sus voces misteriosasy ocultas. ...La sentencia no es un pedazo de lógica, ni es tampoco una pura norma. La sentencia es una obra humana, una creación de la inteligencia y la voluntad, es decir una criatura del espíritu del hombre..”

Según Aarón Barak,el juez tiene dos funciones principales: Una de ellas es reducir la brecha entre la legislación y la realidad cotidiana, y la otra para proteger a la Constitución y sus valores.Barak sostiene que el cumplimiento de esta doble función sólo es posible si el juez dispone de una libertad de elección entre varias opciones posibles.Cuando un juez se enfrenta a más de una opción, debe tener la que mejor llena el vacío entre la ley, protege la vida, la Constitución y sus valores.-

La misión judicial no se agota con la remisión a la letra de la ley, toda vez que los jueces en cuanto servidores del derecho y para la realización de la Justicia-no pueden prescindir en modo alguno de la ratio legis y del espíritu de la norma-en este caso un pronunciamiento judicial-ello así por considerar que la admisión de soluciones notoriamente disvaliosas, no resulta compatible con el fin común tanto de la tarea legislativa, como de la judicial, tal como lo ha establecido la Corte de Justicia de la Nación Argentina (Fallos 249:37 ; 303:917; 313:1238; 305:1254) .

El juez debe juzgar con equidad, porque su función no es hacer ciencia del derecho en base a especulaciones abstractas sino en hacer jurisprudencia, esto es, usar de la prudencia en la realización efectiva del derecho pues el ius y la justicia están sobre la ley positiva.

Si la aplicación literal y mecánica de una determinada norma (en el caso una sentencia) lleva a un resultado absurdo, no querido por el propio juzgador, inequitativo, arbitrario y provoca una vulneración de derechos fundamentales del trabajador se debe recurrir a la equidad para corregir el resultado injusto, ya que adoptar...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA