El íncreíble señor Achim Anscheidt: el diseñador de Bugatti Chiron

 
EXTRACTO GRATUITO

Achim Anscheidt, director de Diseño de Bugatti y creador del fabuloso superdeportivo Chiron (con motor W16 de 8 litros y 1500 CV), trabaja en Wolfsburgo, Alemania. Durante la semana, suele desplazarse en tren, en bicicleta o con su Volkswagen Golf GTI. Los fines de semana, en cambio, se pone al volante de su Porsche 911 con el que predica el minimalismo, lo que él llama "Back to basics" (regreso a lo básico).

El bello Porsche plateado atraviesa lentamente la acera y se introduce en el ascensor con iluminación verde fluorescente de una casa de varios niveles. Un leve clic, un ronroneo eléctrico y el automóvil es izado al cuarto piso, al cielo de Kreuzberg, un barrio berlinés. Una vez dentro de casa, en el car loft, Achim Anscheidt estaciona su Porsche en la galería acristalada y se acerca a su otro retoño, un coche histórico a cuya restauración se dedica desde hace una década. Se trata de un Bugatti modelo 35 de los años veinte, cuyos componentes originales Anscheidt va rastreando uno por uno para montarlos después como si de un rompecabezas se tratara.

Comenzó con el arranque, las ruedas y los faros y, en la actualidad, lleva completado alrededor del 60 por ciento del auto. Aún le queda, por ejemplo, el árbol de transmisión.

En el exclusivo mundillo de los restauradores de automóviles, todos saben quién es Anscheidt y qué componentes le faltan para que, un día, el antiguo auto de carreras purasangre de Molsheim (Alsacia, Francia) vuelva a rodar de nuevo.

Su otro proyecto es un Porsche 911 SC de 1981 que ha restaurado mano a mano con Willi Thom, un carrocero del norte de Berlín. Bueno, si es que restaurar es el mejor término para describir lo que hicieron con él: desmenuzarlo, desmontarlo y reducirlo al mínimo indispensable. Carece de asiento trasero, calefactor, radio y revestimientos; allí donde un día estuvieron las manijas interiores de las puertas, hoy cuelgan unas sencillas correas; las luces y los limpiaparabrisas se activan mediante un interruptor de palanca.

A Anscheidt lo que más le seduce de su 911 es la concisión de sus formas. "Es fascinante desmontar varias veces todos y cada uno de sus componentes y emplear sólo aquellos que constituyen la esencia más pura del vehículo a la hora de volver a montarlo. También con el tiempo fui comprendiendo con qué materiales livianos se puede trabajar para lograr una relación potencia/peso interesante", dice (video de la restauración en ).

Como responsable del área de Diseño en Bugatti...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA