Sentencia de CAMARA CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL - SALA 2, 20 de Enero de 2023, expediente CFP 002298/2022/11/CA006

Fecha de Resolución20 de Enero de 2023
EmisorCAMARA CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL - SALA 2

Poder Judicial de la Nación CAMARA CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL - SALA 2

CFP 2298/2022/11/CA6

Sala II - CFP 2298/2022/11/CA6

M.,

I. A. s/

prisión domiciliaria

J.. Fed. Nº 1 - Sec. Nº 2

Buenos Aires, 20 de enero de 2023.

VISTOS

Y CONSIDERANDO:

I- Las presentes actuaciones se encuentran a conocimiento y decisión de este Tribunal en virtud del recurso de apelación interpuesto por el Dr. J.M.M., en representación de

I. A.

M., contra la resolución mediante la cual la Sra. Jueza de grado dispuso no hacer lugar a la solicitud de arresto domiciliario oportunamente formulada por la defensa del imputado.

II- La defensa técnica de M. solicitó que revierta el decisorio de grado y que se conceda la prisión domiciliaria de su asistido.

Su posición se funda en que la concubina del nombrado se encontraría cursando un embarazo de “alto riesgo” que le impide “realizar ninguna tarea en general” y que requiere acompañamiento de un tercero las “24hs”

del día. Agregó a ello que el encausado convivía con esta persona previo a su detención y que era el único sujeto en condiciones de asistir a su pareja.

A criterio del recurrente, esta circunstancia ubicaría la situación de M. dentro de las previsiones del artículo 10 del Código Penal.

El Dr. R.J.B. dijo:

III- La particularidad que aquí se presenta es que partes opuestas proponen idéntica solución de morigeración. Esto es así

toda vez que, al correrse vista al Ministerio Público Fiscal respecto de la petición de arresto domiciliario formulada por la defensa, el Sr. Fiscal Federal la estimó procedente por cuanto se encontraría en juego el interés superior del niño -principio rector consagrado en los tratados con jerarquía constitucional-. Sin embargo, la coincidencia referida no fue receptada por el tribunal de grado. Veamos si es posible homologar aquí dicha decisión.

Del nuevo Código Procesal Penal Federal, fragmentado aún en su vigencia plena, se extraen los principios que lo informan. Así, el Fecha de firma: 20/01/2023

Alta en sistema: 23/01/2023

Firmado por: L.O.B., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: G.G.M., SECRETARIO DE CÁMARA

Firmado por: E.G.F., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: R.J.B., JUEZ DE CAMARA

artículo 2 enumera los que hacen al proceso acusatorio, mientras que el artículo 25 establece que la acción pública es ejercida por el Ministerio Público Fiscal, sin perjuicio de las facultades que este Código le confiere a la víctima, y aquél debe iniciarla de oficio, siempre que no dependa de instancia privada. Por su parte, el artículo 90 sostiene que el Ministerio Público Fiscal tiene a su cargo la investigación de los delitos y la promoción de la acción penal pública contra los autores y partícipes, y en ese mismo dispositivo le impone la obligación de motivar sus requerimientos y resoluciones. Específicamente en lo que a la coerción refiere, el artículo 209 establece que tales medidas -y las cautelares- no podrán ser impuestas de oficio. El artículo 210 adjudica al fiscal y a la querella la facultad de solicitar al juez medidas cautelares con el fin de asegurar la comparecencia del imputado o evitar el entorpecimiento de la investigación. El artículo 211, respecto de la incomunicación, prescribe que puede ser dispuesta por el juez a pedido del fiscal, y lo mismo hace el artículo 212 sobre la fijación de caución. Además, el artículo 215 habilita al Fiscal a pedir la detención del imputado y el artículo 216 lo autoriza a extender la aprehensión. En cuanto a los embargos e inhibiciones, el artículo 219 dispone que se decretará a pedido de parte. Finalmente, y esta es la norma que inspira el instituto, el artículo 223 establece que el requerimiento de una medida de coerción se formulará garantizando los principios de contradicción y no se podrá aplicar sin expreso pedido del representante del Ministerio Público Fiscal, a lo que se agrega el dispositivo del artículo 225, que permite al juez sustituir o reemplazar medidas de coerción, en caso de incumplimiento de las obligaciones en cabeza del imputado, a pedido del Fiscal.

De tales normas, incluso de aquellas no puestas en vigor a la fecha, se colige que la imposición de restricciones cautelares,

como su intensidad, dependen de exclusivos pedidos de parte (acusación pública y/o privada), y si bien es cierto que el novel digesto convive aún -complementariamente- con el código sancionado por ley 23.984,

situaciones donde se aprecian convergentes requerimientos de morigeración deben resolverse en base a criterios y estándares del proceso acusatorio.

Pero ello tampoco es una novedad.

En el caso “M., R.E. s/ infracción ley 23.737”, causa FGR 17193/2014/CFC1 resuelta el 15/9/2015, ejerciendo Fecha de firma: 20/01/2023

Alta en sistema: 23/01/2023

Firmado por: L.O.B., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: G.G.M., SECRETARIO DE CÁMARA

Firmado por: E.G.F., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: R.J.B., JUEZ DE CAMARA

Poder Judicial de la Nación CAMARA CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL - SALA 2

CFP 2298/2022/11/CA6

rol de juez subrogante en la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal,

adherí al voto del doctor N.F., donde se destacó que la vigencia del sistema acusatorio de enjuiciamiento penal es una clara e incontrastable previsión de orden constitucional (artículos 18, Constitución Nacional; 8.1, de la Convención Americana de Derechos Humanos y 14.1,

del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, en función del 75,

inciso 22, Constitución Nacional) siendo reconocido por la propia Corte Suprema de Justicia de la Nación en el fallo “C.” (considerando 7°;

Fallos 328:3399). En ese marco, cobra particular relevancia el principio de contradicción, destacado por el alto Tribunal: “La función jurisdiccional que compete al tribunal de juicio se halla limitada por los términos del contradictorio, pues cualquier ejercicio de ella que trascienda el ámbito trazado por la propia controversia jurídica atenta contra la esencia misma de la etapa acusatoria de nuestro modelo de enjuiciamiento penal; máxime si se tiene en cuenta que en el logro del propósito de asegurar la administración de justicia los jueces no deben estar cegados al principio de supremacía constitucional para que esa función sea plena y cabalmente eficaz” (Fallos 330:2658). Y si bien el precedente de la Corte ubica al contradictorio en la etapa de juicio, las reglas procesales incorporadas por ley 27.063, que luego derivaron en el Código Procesal Penal Federal, las confina explícitamente también al debate de las medidas coercitivas en la etapa penal preparatoria. De allí que la jurisdicción se encuentra ceñida a los límites que marca e impone el contradictorio, es decir, a la controversia planteada por las partes ante el juez, debiendo ceñirse el tribunal al límite impuesto por la pretensión del acusador (ne est iudex ultra petita).

En ese sentido, se ha pronunciado la Sala II de la Cámara Federal de Casación Penal in re “B., C. E. s/ recurso de casación”,

causa nro. CCC 500000428 /2010/TO1/1/CFC1, resuelta el 2/7/2014,

registro n° 1263/14, donde se señaló con cita del precedente “B., L. M.

s/recurso de casación” (causa nº 13.991, registro nº 19.762, resuelta el 26/3/12, y sus citas), que “el principio de contradicción, no atiende a un aspecto concreto del proceso, sino que es un presupuesto de la existencia del mismo: sin contradicción no hay proceso, sino algo distinto y, por lo tanto, este principio es previo a cómo se conforme después el proceso, a lo que corresponde agregar que: …el proceso penal es uno solo a través de Fecha de firma: 20/01/2023

Alta en sistema: 23/01/2023

Firmado por: L.O.B., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: G.G.M., SECRETARIO DE CÁMARA

Firmado por: E.G.F., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: R.J.B., JUEZ DE CAMARA

sus diversas etapas (cfr. CIDH, caso “C.P. y otros”,

30/5/1999, parágrafo 161)”.

Más recientemente, el voto de la J.Á.L., integrando la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, en la causa FCR 18291/2018/TO1/72/CFC3, “R., A. L. J. s/ recurso de casación”, sostuvo: “Es que, cuando hablamos de un proceso paritario, los parámetros de la disputa deben ser establecidos por los contendientes. En esta línea, D. afirma que “aunque el juez pueda tener buenas razones para considerar hechos que no están en disputa entre las partes, al hacerlo se volvería `inquisitivo ́ por sí mismo y dejaría de limitarse a resolver la controversia...” (D.M., Las caras de la justicia y el poder del estado, Editorial jurídica de Chile; 2000, p. 193). Es así que una de las consecuencias que hacen a la aplicación del principio contradictorio es que la convicción del juez emane de la información que surja de esa...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR