Sentencia de Cámara Federal de Casación Penal - CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4, 19 de Septiembre de 2016, expediente FCB 093000136/2009/TO01/14/11/CFC054

Fecha de Resolución19 de Septiembre de 2016
EmisorCAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4

Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4 FCB 93000136/2009/TO1/14/11/CFC54 REGISTRO N° 1.161/16 la ciudad de Buenos Aires, a los 19 días del mes de septiembre del año dos mil dieciséis, se reúne la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal integrada por el doctor J.C.G. como P. y los doctores G.M.H. y M.H.B. como Vocales, asistidos por la Prosecretaria de Cámara actuante, doctora J.Y.S., a los efectos de resolver el recurso de casación interpuesto a fs. 27/41 de la presente causa N.. FCB 93000136/2009/TO1/14/11/CFC54 del Registro de esta Sala, caratulada: “HERRERA, J.H. s/ recurso de casación”; de la que RESULTA:

  1. Que el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 1 de Córdoba, provincia homónima, resolvió, en el marco de esta causa y con fecha 6 de abril del año en curso, no hacer lugar al beneficio de la prisión domiciliaria solicitado por la defensa de J.H.H. (cfr. fs. 25/26).

  2. Que, contra dicha resolución, la Defensora Pública Coadyuvante, doctora E.P.M., interpuso recurso de casación (fs. 27/41), el que fue concedido a fs. 42.

  3. Que la recurrente fundó su presentación recursiva en orden a los dos motivos casatorios previstos en el art. 456 del código de forma.

    Luego de discurrir sobre la admisibilidad del recurso desarrolló los fundamentos que la llevaron a recurrir la decisión del Tribunal.

    En primer lugar, sostuvo que los magistrados de la instancia anterior han creado condiciones de procedencia del instituto de la prisión domiciliaria no previstas por el órgano legisferante, incurriendo, en definitiva, en una errónea interpretación de la ley sustantiva.

    En tal sentido, indicó que el artículo 32 de la ley 24.660, producto de la reforma operada por la ley 26.472, prevé, entre otros, dos supuestos bien diferenciados: uno, Fecha de firma: 19/09/2016 Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA DE CASACION Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA DE CASACION Firmado por: M.H.B., JUEZ CAMARA CASACION 1 Firmado por: J.C.G., JUEZ CAMARA CASACION Firmado(ante mi) por: J.Y.S., PROSECRETARIA DE CAMARA #28104115#161003120#20160920105748998 padecer una enfermedad grave en período terminal (inc. “a”)

    y, otro, tener más de 70 años (inc. “d”).

    En esa dirección, manifestó que cualquier persona cuyas condiciones encuadren en, al menos, uno de los seis incisos de la actual redacción del artículo 32 de la ley 24.660, tiene derecho a acceder al beneficio de la detención domiciliaria, ya que de lo contrario se vería avasallada su dignidad humana.

    En segundo lugar, dijo que el fallo en crisis adolece de falta de fundamentación normativa, contendiendo un problema que la doctrina ha dado en llamar “aplicabilidad”.

    Al respecto, sostuvo que no sólo no se han expresado las razones que llevaron a denegarle a su representado la prisión domiciliaria, sino que tampoco se han invocado las razones que el legislador y el constituyente han considerado relevantes en el sistema jurídico vigente.

    Asimismo, recalcó que la ejecución de la pena privativa de la libertad, bajo la forma de prisión domiciliaria, no distingue entre mayor o menor gravedad de la pena impuesta ni respecto de la naturaleza de los delitos, de tal suerte que el único extremo que, según su criterio, debió

    ser verificado por los sentenciantes, es si H. tenía, efectivamente, los 70 años, y si el domicilio denunciado constituía los requisitos para acceder a la prisión domiciliaria, lo demás, dijo, es pena anticipada y una violación al respeto irrestricto a la dignidad humana.

    Por otro lado, en relación al supuesto previsto por el inciso “a” del artículo 32 de la ley 24.660, manifestó que tanto el Tribunal como el F. han tomado como verdad revelada lo informado por las autoridades penitenciarias, pero no lo han sometido a un examen crítico e integral respeto de los informes médicos por su parte presentados.

    En ese orden de ideas, expresó que se ha invertido el orden de los factores al señalarse que el tratamiento o recuperación se las patologías que presenta el imputado H. son independientes del lugar de alojamiento, cuando, a su entender, es precisamente ese lugar y la falta de cuidados lo que ha originado todas sus dolencias.

    Fecha de firma: 19/09/2016 Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA DE CASACION Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA DE CASACION Firmado por: M.H.B., JUEZ CAMARA CASACION Firmado por: J.C.G., JUEZ CAMARA CASACION Firmado(ante mi) por: J.Y.S., PROSECRETARIA DE CAMARA #28104115#161003120#20160920105748998 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4 FCB 93000136/2009/TO1/14/11/CFC54 En otras palabras, sostuvo que su asistido ingresó

    al Servicio Penitenciario gozando de buena salud y con la visión de sus dos ojos y, a la fecha, registra la pérdida de uno y una notable disminución del otro, tiene obesidad de grado 1, una cardiopatía, artrosis (rodillas), hipertensión, hiperuricemia, dislipidemia, gota, hígado graso, lumbalgias, desórdenes de respiración, aumento del riesgo quirúrgico, apnea de sueño y depresión, entre otros.

    En conclusión, alegó que la sentencia puesta en crisis resulta desajustada a derecho y lesiona garantías fundamentales del imputado como la igualdad ante la ley, el debido proceso y la imparcialidad, y que la situación de deterioro en la salud de su representado y la falta de asistencia médica oportuna acreditan, de forma acabada, la circunstancias previstas en el art. 32 inc. “a” y “d” de la ley 24.660.

    Para sustentar su postura citó doctrina, jurisprudencia y normativa internacional con jerarquía constitucional.

    En base a dichas consideraciones, solicitó a esta Cámara que revoque la resolución apelada y otorgue a su asistido el beneficio de la prisión domiciliaria.

    Finalmente, hizo reserva del caso federal.

  4. Que se celebró la audiencia prevista en el art.

    465 bis, en función de los arts. 454 y 455 del C.P.P.N.

    (modif. ley 26.374), de lo que se dejó constancia en autos a fs. 89 y además la defensa presentó breves notas que lucen agregadas a fs. 80/88. En esas condiciones quedaron las actuaciones en estado de ser resueltas. Efectuado el sorteo de ley para que los señores jueces emitan su voto, resultó el siguiente orden sucesivo de votación: doctores J.C.G., M.H.B. y G.M.H..

    El señor juez J.C.G. dijo:

    I.I., corresponde señalar que habiendo el Estado argentino asumido una responsabilidad de índole internacional, al integrar a su ordenamiento interno a la Fecha de firma: 19/09/2016 Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA DE CASACION Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA DE CASACION Firmado por: M.H.B., JUEZ CAMARA CASACION 3 Firmado por: J.C.G., JUEZ CAMARA CASACION Firmado(ante mi) por: J.Y.S., PROSECRETARIA DE CAMARA #28104115#161003120#20160920105748998 Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores (OEA, AG/RES. 2875, del 15/06/15), los sentenciantes se encuentran obligados a una revisión de los parámetros legislativos, doctrinarios y jurisprudenciales sobre la cuestión traída a conocimiento de este Tribunal.

    Es por ello que, en razón de lo expuesto, entiendo que la sentencia en crisis resulta impugnable en esta instancia a la luz de lo previsto por el art. 457 del C.P.P.N., asimismo, los planteos esgrimidos resultan encuadrables dentro de los motivos previstos por el art. 456 del código de rito, y se han cumplido los recaudos formales de temporaneidad y de auto fundamentación exigidos en virtud del art. 463 del mismo digesto normativo.

  5. Sorteado el test de admisibilidad, y previo a ingresar al tratamiento de los agravios traídos a estudio por la defensa, es preciso recordar los antecedentes del presente proceso.

    En primer lugar, cabe destacar que los hechos atribuidos a J.H.H. tienen relación con su desempeño como integrante de una fuerza armada que atentó

    contra la población civil durante el último golpe institucional en nuestro país, de modo que se encuentran encuadrados en la categoría de lesa humanidad.

    En efecto, el nombrado ha sido recientemente condenado a la pena de prisión perpetua, por resultar coautor penalmente responsable de los delitos de privación ilegítima de la libertad, imposición de tormentos, homicidio y desaparición forzada (cfr. Sistema Informático de Gestión Judicial –Lex100– en causa nro. FCB 93000136/20609/TO1).

    Así las cosas, su asistencia legal y técnica presentó solicitud de prisión domiciliaria en favor del nombrado, fundando la misma en los supuestos comprendidos en los incisos “a” y “d” del artículo 32 de la ley 24.660 y ofreciendo como medida de prueba un informe suscripto por la psicóloga, L.. Victoria F.N., y el médico cirujano, Dr. S.R., ambos integrantes del Equipo Fecha de firma: 19/09/2016 Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA DE CASACION Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA DE CASACION Firmado por: M.H.B., JUEZ CAMARA CASACION Firmado por: J.C.G., JUEZ CAMARA CASACION Firmado(ante mi) por: J.Y.S., PROSECRETARIA DE CAMARA #28104115#161003120#20160920105748998 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4 FCB 93000136/2009/TO1/14/11/CFC54 Técnico Interdisciplinario de la Defensoría General de la Nación -jurisdicción C.- (cfr. fs. 1/10).

    Corrida la vista al representante del Ministerio Público Fiscal, éste se opuso al pedido de arresto domiciliario efectuado por la Defensa, ello por cuanto, entendió que las manifestaciones efectuadas por la asistencia técnica y lo expuesto en el informe médico por aquella acompañado no se condecían con lo informado por el Servicio Penitenciario, de manera que, dijo, no se encontraban acreditados los extremos requeridos por la normativa aplicable para la concesión el beneficio (fs. 23/24 vta.).

    En oportunidad de resolver, los magistrados a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nro. 1, de Córdoba, compartiendo la opinión del señor F. General, resolvieron no hacer lugar a...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR