Sentencia de Cámara Federal de Casación Penal - CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4, 10 de Abril de 2017, expediente CFP 002637/2004/TO03/10/CFC034

Fecha de Resolución10 de Abril de 2017
EmisorCAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4

Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4 CFP 2637/2004/TO3/10/CFC34 REGISTRO N° 315/17 la ciudad de Buenos Aires, a los 10 días del mes de abril del año dos mil diecisiete, se reúne la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal integrada por el doctor G.M.H. como P. y los doctores M.H.B. y J.C.G. como Vocales, asistidos por el Secretario actuante, a los efectos de resolver el recurso de casación interpuesto a fs. 53/76 por el Defensor Público Coadyuvante, doctor Nicolás A.

Méstola, en la presente causa CFP 2637/2004/TO3/10/CFC34 del registro de esta Sala, caratulada: "GUTIÉRREZ, O.R. s/ recurso de casación"; de la que RESULTA:

I.Q. el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 1 de esta ciudad, con fecha 19 de diciembre de 2016, resolvió: “NO HACER LUGAR el planteo formulado por la defensa técnica del encausado O.R.G. en el escrito obrante a fs. 1/11 de la presente incidencia…”. (cfr. fs. 49 vta.).

Contra dicha resolución interpuso recurso de casación la Defensa Pública Oficial, doctor Nicolás A.

Méstola, en representación del imputado (fs. 53/76), el que fue concedido por el tribunal a quo a fs.

79/82.

II. La defensa fundó su cuestionamiento al fallo atacado en ambos incisos del art. 456 del Código Procesal Penal de la Nación. Indicó que la resolución recurrida ha sido adoptada sin aplicar correctamente las normas y careciendo de necesaria fundamentación, valiéndose de razones arbitrarias. Asimismo, efectuó

reseñas de distintos instrumentos de carácter internacional aplicables al caso.

Sostuvo acerca de las condiciones personales y de salud de O.R.G. que, tiene 72 años de edad y que su salud se ve afectada por diversas patologías, circunstancias que permiten que su asistido pueda acceder al beneficio de la prisión Fecha de firma: 10/04/2017 Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CÁMARA DE CASACION Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA DE CASACION Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA DE CASACION 1 Firmado por: J.C.G., JUEZ CAMARA CASACION Firmado(ante mi) por: J.Y.S., PROSECRETARIA DE CAMARA #29060005#175204402#20170410112330561 domiciliaria.

Adujo que, para las personas mayores de 70 años, es un derecho cumplir la detención preventiva en forma domiciliaria, y que su concesión es una obligación para el Estado argentino, en razón del carácter vinculante que tienen los tratados de Derechos Humanos suscriptos.

Puntualizó que O.R.G., “presenta antecedentes de infarto de miocardio y en ojo derecho en el año 1994, hipertensión arterial, diabetes tipo II asma y problemas articulares en manos, hombro y rodillas, habiendo sido intervenido quirúrgicamente en ambas (cf. Informe socio ambiental agregado en el legajo de personalidad del nombrado, constancias médicas obrantes a fs. 130, 157, 174 y 217 de su incidente de salud e informes médicos de fecha 26/06/09 y 17/11/2014 que se apostan en copia al presente).

Asimismo, refirió padecer de eripsela, enfermedad infecciosa en la sangre producida por una bacteria que habita en el agua y que habría contraído durante su permanencia en el Complejo Penitenciario Federal N° II de M.P., por la que se encuentra en tratamiento con penicilina”.

Alegó que su defendido desde que está

detenido nunca recibió una dieta acorde a su enfermedad diabética, y que su correcta alimentación depende del dinero que le pueda facilitar su familia.

Por otra parte, señaló que a las personas diabéticas se les recomienda realizar ejercicios, más precisamente, caminar o hacer bicicleta. Actividades que no puede realizar en el servicio penitenciario ya que no cuenta con máquinas de gimnasio, y que por su problema articular en las rodillas, G. no puede realizar ejercicio en el patio por las condiciones inapropiadas de este, lo que trae como consecuencia dolencias en sus miembros inferiores.

Hizo referencia a que la Unidad N° 31 del S.P.F. no posee instalaciones hospitalarias para Fecha de firma: 10/04/2017 Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CÁMARA DE CASACION Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA DE CASACION Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA DE CASACION 2 Firmado por: J.C.G., JUEZ CAMARA CASACION Firmado(ante mi) por: J.Y.S., PROSECRETARIA DE CAMARA #29060005#175204402#20170410112330561 Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4 CFP 2637/2004/TO3/10/CFC34 enfermedades cardiovasculares, ni unidad de terapia intensiva. Enfatizó que si G. sufre una emergencia, debe ser trasladado al nosocomio más cercano, lo que constituye un factor de riesgo para su salud y su vida.

Puntualizó en torno a la vivienda en la cual residiría el imputado en caso de concederle el beneficio solicitado que, viviría junto a su esposa la cual se ofrece como garante y que asimismo, van a contar con el apoyo de su hija –también ofrecida como garante- que reside a la vuelta del domicilio en cuestión.

Asimismo, mencionó que se puede utilizar el dispositivo de vigilancia electrónica, para una idónea garantía del proceso al que está sometido O.R.G..

Por último, solicitó que se haga lugar al recurso de casación interpuesto y se otorgue el beneficio del arresto domiciliario a O.R.G..

Hizo reserva del caso federal.

IV. Que a fs. 129 se dejó debida constancia que en la oportunidad prevista en el art. 465 bis, en función de los artículos 454 y 455 del C.P.P.N. –mod.

Ley 26.374-, la defensa del imputado presentó breves notas, las que lucen agregadas a fs. 117/128.

Asimismo, el F. General J.A. De Luca presentó

memorial sustitutivo que obra a fs. 114/116. Superada dicha etapa procesal quedaron las actuaciones en estado de ser resueltas.

Efectuado el sorteo de ley para que los señores jueces emitan su voto, resultó el siguiente orden sucesivo de votación: doctores M.H.B., J.C.G. y G.M.H..

El señor juez doctor M.H.B. dijo:

I.Q., previo a ingresar al examen de los agravios traídos a estudio por el impugnante, cabe recordar que el artículo 10 del C.P. -según ley 26.472 Fecha de firma: 10/04/2017 Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CÁMARA DE CASACION Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA DE CASACION Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA DE CASACION 3 Firmado por: J.C.G., JUEZ CAMARA CASACION Firmado(ante mi) por: J.Y.S., PROSECRETARIA DE CAMARA #29060005#175204402#20170410112330561 (B.O.: 20/01/2009)- y el art. 32 de la ley 24.660 establecen, en su parte relevante, que podrán a criterio de juez competente, cumplir la pena de reclusión o prisión en detención domiciliaria “a) El interno enfermo cuando la privación de la libertad en el establecimiento carcelario le impide recuperarse o tratar adecuadamente su dolencia y no correspondiere su alojamiento en un establecimiento hospitalario; b)

El interno que padezca una enfermedad incurable en período terminal; c) El interno discapacitado cuando la privación de la libertad en el establecimiento carcelario es inadecuada por su condición implicándole un trato indigno, inhumano o cruel; d) Al interno mayor de 70 años; e) A la mujer embarazada; f) A la madre de un niño menor de cinco años o de una persona con discapacidad, a su cargo”.

De esta manera, se desprende que las causales de concesión del arresto domiciliario no operan en forma automática, sino que dependen del análisis que haga el juez respecto de su procedencia en el caso concreto. Ello, desde que los artículos citados establecen que el juez de ejecución o juez competente “podrá” disponer el cumplimiento de la pena en detención domiciliaria en los supuestos previstos en los distintos incisos.

En este sentido, habida cuenta que la concesión del arresto domiciliario no opera en forma automática, sino que requiere de una decisión debidamente fundada por parte del juez respecto de su procedencia, deviene necesario un análisis de las particulares circunstancias del caso a estudio.

II.Q. el defensor oficial que asiste técnicamente a G. solicitó el arresto domiciliario del nombrado en virtud de lo previsto en los incisos a) y d) del art. 32 de la ley 24.660. En dicha dirección, señaló que el imputado tiene 72 años de edad y que se encuentra afectado por diversas patologías, por lo que el encierro carcelario no sería un lugar favorable para remediar dichos padecimientos.

Fecha de firma: 10/04/2017 Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CÁMARA DE CASACION Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA DE CASACION Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA DE CASACION 4 Firmado por: J.C.G., JUEZ CAMARA CASACION Firmado(ante mi) por: J.Y.S., PROSECRETARIA DE CAMARA #29060005#175204402#20170410112330561 Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4 CFP 2637/2004/TO3/10/CFC34 Por su parte, para adoptar el temperamento impugnado, el tribunal a quo tuvo en cuenta la vista conferida al F. General, Dr. P.E.O., quien sostuvo que, “… la prisión domiciliaria solo procedería en caso de que las condiciones de salud de G. se hayan agravado y la Unidad donde se encuentra alojado no cuente con los medios necesarios para atender sus dolencias correctamente, o bien su encierro carcelario implique un trato inhumano o degradante.”

Por ello, adujo que, “…las condiciones de detención de G. en la Unidad n° 31 del S.P.F.

no presentan un riesgo para su salud, su atención médica es adecuada a sus necesidades, y su contención emocional se encuentra cubierta adecuadamente por la visita regular de sus familiares directos”.

Indicó acerca del dispositivo electrónico de vigilancia que no elimina el riesgo de fuga que puede conllevar el arresto domiciliario. Además refirió que, “El Programa creado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación en cuestión tiene como objetivo reducir la población carcelaria, siendo que la situación de G. (persona mayor de 70 años)

no es prioritaria para la concesión del beneficio en cuestión”.

Por su parte, el tribunal de la instancia anterior tuvo en cuenta los informes médicos remitidos por el lugar penitenciario donde el imputado cumple su arresto preventivo. De los mismos se desprende que G., “se encuentra en buen estado en general, normohidratado, hemodinámicamente compensado”.

Continuó diciendo que, la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR