Sentencia de Cámara Federal de Casación Penal - CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 3, 21 de Abril de 2020, expediente CFP 001188/2013/TO01/92/1/CFC024

Fecha de Resolución21 de Abril de 2020
EmisorCAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 3

Cámara Federal de Casación Penal S. III

Causa Nº CFP

1188/2013/TO1/92/1/CFC24

J., R.R. s/recurso de casación

Registro nro.:

la Ciudad de Buenos Aires, a los 21 días del mes de abril de dos mil veinte, se reúnen los miembros de la S. III de la Cámara Federal de Casación Penal, doctores E.R.R.,

J.C.G. y L.E.C., asistidos por la Secretaria Actuante, con el objeto de dictar sentencia en la causa nº CFP 1188/2013/TO1/92/1/CFC24 caratulada “J., R.R. s/ recurso de casación”. Representa al Ministerio Público el señor F. General doctor R.O.P.; en tanto que la defensa del encausado la ejerce el señor defensor particular doctor A.C.T.. Asimismo, el doctor L.A.M. representa a la querella nº 3.

Efectuado el sorteo para que los señores jueces emitan su voto, resultó que debía observarse el siguiente orden: E.R.R., J.C.G. y L.E.C..

VISTOS

Y CONSIDERANDO:

Los señores jueces doctores E.R.R. y L.E.C. dijeron:

PRIMERO
  1. - Llega la causa a conocimiento de esta Alzada a raíz del recurso de casación interpuesto por la defensa de R.R.J., contra la resolución dictada el 20 de febrero 2020

    por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal nº 2 de esta ciudad –

    conformado de manera unipersonal-, en cuanto resolvió: “

    1. NO

      HACER LUGAR a la solicitud de arresto domiciliario efectuada por la defensa letrada del imputado R.R.J., SIN COSTAS

      (art. 32 incs. A y B de la ley 24660, a contrario sensu, y arts.

      530 y 531 del CPPN).

    2. REQUERIR al Sr. Director del Complejo Penitenciario Federal I que se le otorgue a R.R.J. un tratamiento en salud mental del cual deberá remitir informes mensuales donde consten los resultados de dicho tratamiento como también que, en caso de ser necesario, se le brinde la medicación pertinente.

    3. ENCOMIENDESE al Sr. Director del Complejo Penitenciario Federal I que arbitre los medios necesarios a fin de que se le realice a R.R.J. anualmente una tomografía de tórax con cortes finos”.

  2. - Contra dicha decisión, la defensa particular de Fecha de firma: 21/04/2020

    Firmado por: L.C., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    Firmado por: J.C.G., JUEZ CAMARA DE CASACION

    Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA DE CASACION 1

    Firmado(ante mi) por: L.D.P.R., SECRETARIA DE CAMARA

    R.R.J. dedujo recurso de casación, el que fue concedido por el a quo.

    Si bien originariamente la asistencia técnica fundó su petición en la hipótesis prevista en el artículo 32 inciso a) de la ley 24.660, posteriormente el letrado denunció ante esta instancia, como hecho novedoso, el riesgo de contagio de su defendido por el coronavirus. En torno al punto, expuso que su pupilo resulta ser una persona con factores de riesgo ante el virus COVID-19, solicitando en consecuencia la habilitación de feria.

    Al respecto, precisó el defensor que R.R.J. padece de hipertensión arterial, sufrió de asma hasta los siete años de edad, presenta un nódulo pulmonar solitario calcificado,

    con episodios ocasionales de bronco espasmos, taquicardia y tabaquismo. Asimismo, añadió que J. registra una cardiopatía hipertensiva y valvular con leve compromiso hemodinámico.

    Por otra parte, la defensa adujo a la petición de arresto domiciliario como fundamento en la situación de la madre de R.R.J., en proceso de involución senil avanzada y la de su hermano en fase terminal de enfermedad oncológica, no tratadas por el magistrado interviniente en la instancia anterior. Consideró que de esa manera se cercenó el derecho de defensa y las garantías constitucionales que asisten a su defendido.

  3. - Habiéndose habilitado la feria extraordinaria, la asistencia técnica presentó un escrito ampliando fundamentos,

    donde sostuvo que el tribunal de la instancia anterior previo a dictar la resolución recurrida, tomó los recaudos para oír al representante del Ministerio Público F. y a la querella, pero omitió dar intervención al penado, en manifiesta infracción del principio de igualdad e imparcialidad.

    Por otra parte, alegó que el tratamiento intramuros recomendado por el magistrado vulnera los derechos establecidos en favor de su asistido por la Ley Nacional de Salud Mental (ley 26.657).

    En definitiva, solicitó que se anule la resolución recurrida y se disponga la prisión domiciliaria de R.R.J..

  4. - Posteriormente se presentó la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, en calidad de “amicus curiae” y,

    por los fundamentos que lucen en el escrito incorporado al Fecha de firma: 21/04/2020

    Firmado por: L.C., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    Firmado por: J.C.G., JUEZ CAMARA DE CASACION

    Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA DE CASACION 2

    Firmado(ante mi) por: L.D.P.R., SECRETARIA DE CAMARA

    Cámara Federal de Casación Penal S. III

    Causa Nº CFP

    1188/2013/TO1/92/1/CFC24

    J., R.R. s/recurso de casación

    sistema lex 100 –a cuyas consideraciones nos remitimos en honor a la brevedad-, acompañó el pedido del enjuiciado.

  5. - Finalmente, superada la etapa prevista por el art.

    465 bis (ocasión en la que presentaron breves notas la defensa particular de R.R.J. -manteniendo la impugnación-, el representante de la querella 3 y el F. General doctor R.O.P.); el legajo quedó en condiciones de ser resuelto.

SEGUNDO
  1. - A fin de analizar adecuadamente la cuestión traída a conocimiento, corresponde en primer término señalar someramente los argumentos por los cuales el a quo rechazó el pedido de prisión domiciliaria formulado en favor de R.R.J..

    Básicamente, el sentenciante entendió que el presente caso no se adecua a ninguno de los supuestos enumerados en los arts. 10 del C.P. y 32 de la ley 24.660, ni advirtió razones excepcionales que justificaran conceder la morigeración pretendida.

    Ponderó en este sentido que a la luz de los informes forenses obrantes en autos, R.R.J. posee sus facultades mentales conservadas y no se observan patologías o dolencias que permitiesen inferir que cuenta con una enfermedad que le impida recuperarse en un establecimiento carcelario.

    Sin perjuicio de ello, resaltó que tanto el perito psiquiátrico como el psicológico recomiendan la realización de un tratamiento terapéutico a fin de tratar el cuadro depresivo por el cual atraviesa J.. Ello, a fin de evitar la posibilidad de futuras descompensaciones emocionales.

    Finalmente, evaluó que tal extremo no justifica la concesión de la prisión domiciliaria solicitada, ya que el mentado seguimiento terapéutico puede ser realizado intramuros.

    Resaltó que las diversas patologías que los galenos del Cuerpo Médico Forense han consignado en los informes psiquiátrico, psicológico y neumonológico pueden ser tratadas en el Complejo en el cual se encuentra actualmente detenido y no evidencian una situación crítica que amerite ser subsanada a través de la morigeración de la detención requerida.

    En base a ello, concluyó que en el caso no existen razones humanitarias ni médicas que permitan afirmar que el Fecha de firma: 21/04/2020

    Firmado por: L.C., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    Firmado por: J.C.G., JUEZ CAMARA DE CASACION

    Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA DE CASACION 3

    Firmado(ante mi) por: L.D.P.R., SECRETARIA DE CAMARA

    encierro carcelario que pesa sobre J. atenta contra la salud del interno y, por ende, no resulta procedente el pedido de morigerar la modalidad de cumplimiento de la pena.

    Sin perjuicio de todo lo expuesto, cabe destacar que el a quo, en atención a las conclusiones de los peritajes, dispuso requerir el urgente tratamiento de la salud mental del interno y solicitó al Sr. Director del Complejo Penitenciario Federal I que remita informes mensuales donde consten los resultados de dicho tratamiento como también que, en caso de ser necesario, se le brinde la medicación pertinente.

    Asimismo, de acuerdo a lo propiciado por el especialista en neumonología que examinó al encausado, encomendó

    la realización anual de una tomografía de tórax con cortes finos.

  2. -a.Descriptos los argumentos medulares vertidos por el a quo a la hora de denegar el arresto domiciliario impetrado,

    corresponde, en primer lugar, dar respuesta a los agravios referidos a la omisión de tratar argumentos conducentes para decidir el arresto domiciliario y de oír a R.R.J..

    Al respecto, debemos señalar que más allá de la queja del recurrente sobre el proceder del magistrado a cargo de la instancia anterior, lo cierto es que la petición de arresto domiciliario formulada por la defensa con fundamento en el estado de salud de la madre -en proceso de involución senil avanzada- y del hermano -en fase terminal de enfermedad oncológica-, no encuadra en ninguna de las situaciones legalmente previstas en el art. 32 de la ley 24.660 para acceder al beneficio, motivo por el cual, el planteo efectuado no tendrá favorable acogida.

    Por otra parte, advertimos que en el trámite del presente incidente se ha otorgado debida intervención a la defensa técnica de R.R.J., quien de ese modo se ha visto satisfecho y ejercido en plenitud el derecho de defensa que le asiste, sin que se aprecie la alegada conculcación de los principios de igualdad e imparcialidad del juzgador.

    Por lo demás, la atención médica adecuada que recibe J. en el penal, descarta cualquier vulneración a los derechos del causante en base a la “ley de salud mental” invocada por el letrado defensor.

    1. Superadas estas puntuales objeciones, cabe señalar que, a nuestro juicio, el decisorio aquí cuestionado se encontró

    razonablemente sustentado y de conformidad con la ley vigente y aplicable al caso.

    Fecha de firma: 21/04/2020

    Firmado por: L.C., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    Firmado por: J.C.G., JUEZ CAMARA DE CASACION

    Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA DE CASACION 4

    Firmado(ante mi) por: L.D.P.R., SECRETARIA DE CAMARA

    Cámara Federal de Casación Penal S. III

    Causa Nº CFP

    1188/2013/TO1/92/1/CFC24

    J., R.R. s/recurso de casación

    Es que en el sub-examine –reiteramos- no se encuentra acreditado ninguno de los supuestos expresamente previstos en los arts. 10 del Código Penal y 32 de la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba