Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III, 10 de Julio de 2017 (caso Incidente Nº 1 - ACTOR: SOSA, EDUARDO RAMON DEMANDADO: COPPEL S.A. s/INCIDENTE)

Fecha de Resolución:10 de Julio de 2017
Emisor:CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III
 
EXTRACTO GRATUITO

Poder Judicial de la Nación SENTENCIA INTERLOCUTORIA CNT 102220/2016/1/CA1 “SOSA, EDUARDO RAMON C/ COPPEL SA S/ ACCION DE AMPARO” JUZGADO Nº 15 Buenos Aires, 10/07/2017 La Doctora Cañal dijo:

Contra la sentencia de primera instancia, que desestimó la medida cautelar solicitada, se alza el actor mediante el memorial de fs. 96/104.

El demandante se queja, porque no se tuvieron por acreditados la verosimilitud en el derecho y el peligro en la demora.

La juez de anterior grado, entiende que los extremos traídos por el accionante, como objeto de la medida de marras, se superan con la decisión que propone para la acción incoada y, por lo demás, sostiene que una cautela como la pretendida, implicaría adoptar un decisorio sin sustanciación respecto de la cuestión central de controversia articulada en el sub lite. Asimismo, sostiene que la naturaleza meramente instrumental de la medida cautelar se vería desvirtuada si se convirtiera en un medio para arribar precozmente a un resultado, al que solo se podría acceder mediante el correspondiente dictado de una sentencia, adquiriendo así un carácter autónomo impropio de su naturaleza. En consecuencia, desestimó la medida cautelar solicitada (fs. 95).

El accionante sostuvo en el escrito de inicio, que por parte de la empresa existían incumplimientos en materia de condiciones laborales, por lo que comenzaron los reclamos junto con otros compañeros, ante los superiores y supervisores a fin de mejorar parcialmente las mismas, pero no obtuvieron respuesta favorable.

N., que ante tal situación, se acercaron a la Central Obrera de Trabajadores para pedir asesoramiento sindical, se afiliaron y comenzaron a militar en la misma.

Refirió, que al día siguiente de la notificación a la empresa de la afiliación, se iniciaron las persecuciones y amenazas tanto a él como a sus compañeros militantes y activistas, siendo víctimas de una presión desmedida, trato discriminatorio y persecución gremial.

Aclaró, que esta persecución se manifestó

hacia él y demás compañeros militantes y afiliados, con un trato persecutorio, amenazas de despido, extremo control, dividiendo y enemistándolos con los restantes trabajadores que no habían elegido reclamar, con reuniones privadas y personales con cada trabajador de forma individual, instándolos a que se retractasen, que desistieran del reclamo, etc. Estas persecuciones eran llevadas a cabo por: P.S., gerente de la empresa, T.C., gerente zonal de la empresa, L.V., delegado opositor,...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA