Sentencia de Sala II, 12 de Agosto de 2010, expediente 29.080

Fecha de Resolución12 de Agosto de 2010
EmisorSala II

Poder Judicial de la Nación 2010 - Año del B.S.I.C. n°29.080 “Incidente de nulidad de A., J.E. -

oposición elevación a juicio. Recurso de Casación-”

J.. Fed. N°12 – Secretaría n°23

Expediente n°7694/1999/87

Reg. n° 31.780

Buenos Aires, 12 de agosto de 2010.

Y VISTOS

Y CONSIDERANDO:

I- La doctora P.G., defensora oficial ad-hoc de Jorge E.

Acosta y de J.C.R., interpuso a fojas 57/74 recurso de casación contra la resolución de este Tribunal que luce a fojas 53/5 en cuanto confirmó la de la anterior instancia que rechazó in límine los planteos introducidos en los puntos III.A.1 y 2 de la presentación de la defensa que luce a fojas 12.440/12.458 del principal).

II- Señala en su presentación, que se han inobservado los artículos 1 y 18 de la Constitución Nacional; artículo 25 de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre; artículo 9 de la Declaración Universal de Derechos Humanos; artículo 7 inciso 3 de la Convención Americana de Derechos Humanos;

artículo 9 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y artículo 123 del Código Procesal Penal de la Nación, en la medida en que la prosecución de las actuaciones es contraria al debido proceso y la inviolabilidad de la defensa en juicio. A

lo que le agrega que la resolución puesta en crisis, no efectúa un análisis de los agravios ensayados por la defensa para impugnar la decisión del a quo, considerando que su fundamentación es tan sólo aparente y en consecuencia arbitraria.

III- Ahora bien, es doctrina de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que las resoluciones cuya consecuencia sea la obligación de seguir sometido a proceso criminal no reúnen, por regla, la calidad de sentencia definitiva a los efectos del artículo 14 de la ley 48, aunque se han reconocido excepciones a tal principio en los casos en los que podría provocar un gravamen de insuficiente, imposible o tardía reparación ulterior.

Sin embargo, aunque la presentación en esta oportunidad fue formulada por quien se halla facultado para hacerlo de acuerdo con lo que dispone el artículo 459 del Código Procesal Penal de la Nación y expresando su voluntad de impugnar, la petición no puede prosperar en tanto no se ha ensayado una exposición que permita demostrar cuál es el real alcance de los agravios...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR