Incidencia de la reforma de la ley 26.388 en el delito de pornografía infantil

Autor:Carolina Voisin - Romina Schnedier
Páginas:73-93
 
EXTRACTO GRATUITO
R
Re
ev
vi
is
st
ta
a
d
de
el
l
I
In
ns
st
ti
it
tu
ut
to
o
d
de
e
E
Es
st
tu
ud
di
io
os
s
P
Pe
en
na
al
le
es
s
73
II
INCIDENCIA DE LA REFORMA DE LA LEY 26.388
EN EL DELITO DE PORNOGRAFIA INFANTIL
Marco de análisis: El siguiente trabajo tiene como base las
siguientes obras
1. De Luca, Javier A. y López Casariego, Julio; Delitos
contra la integridad sexual, Hammurabi, Buenos
Aires, 2009.
2. Pazos Crocitto (Dir.); Código Penal de la República
Argentina. Parte Especial. Comentado y anotado, t.
I (arts. 79 a 133), Editor Fabián J. Di Plácido,
Buenos Aires, 2009.
Ponentes: Carolina Voisin y Romina Schneider
§1. Introducción.
Los fenómenos de la prostitución infantil y la utilización de
los niños en la pornografía son dramas mucho más amplios de
los que parecen ser a primera vista. Las causas de la
utilización de niños en la pornografía son tanto
socioeconómicas como culturales y tanto psiquiátricas como
delictivas.
El Relator de las Naciones Unidas dice que “por pornografía
infantil se entiende la r epresentación visual o auditiva de un
niño para el placer sexual del usuario, y entraña la
producción, la distribución o el uso de ese material”1 y a su
vez, Núñez define lo obsceno como lo impúdico por lujuria,
es decir, lo que es sexualmente vicioso por representar un
exceso respecto del sexo.
1 Alfredo Silletta; “El grito de los inocentes”, Cap . IV, Pág. 47, E d.
Corregidor.
R
Re
ev
vi
is
st
ta
a
d
de
el
l
I
In
ns
st
ti
it
tu
ut
to
o
d
de
e
E
Es
st
tu
ud
di
io
os
s
P
Pe
en
na
al
le
es
s
74
Resulta imposible estudiar la pornografía infantil con
independencia de la prostitución infantil. En defecto, entre el
80% y 90% de los niños prostituidos han sido víctimas de
actividades pornográficas. El maleante en cuyas manos ca en
niñas y niños, extiende sus ramificaciones a través de países y
continentes. Las r edes internacionales están en pleno
funcionamiento explotando a lo menores y cuidando de que
todo lo que caracteriza su actividad quede oculto e
indiscernible. Además de estas circunstancias, hay una
maquinaria que fogonea el negocio de la pr ostitución infantil
y que es Internet2. La policía española detuvo a 1.200
personas involucradas en el tráfico y posesión de imágenes en
los últimos cinco años. Los sitios de Internet utilizan códigos
y logos de acuerdo con las preferencias: niños o niñas e
intercambio de material fotográfico, de consejos y de
historias.
En esto la red, que ha acercado esas imágenes a gran cantidad
de gente, ha cumplido un rol m ult iplicador del consumo,
acelera los tiempos y privatiza las prácticas. Esta situación
genera una multiplicación inevitable de la pasión pedófi la, o
al menos hace que se explicite de la man er a má s flagrante.
Dentro de las peticiones sexuales, las más comunes son las
propuestas para hablar de sexo, exhibirse ante la cámara o
intercambiar información personal al respecto.
Por lo que muestr an los medios de comunicación, pareciera
haber algo gracioso en que los niños sean incorporados al
universo de la sexualidad adulta, de la misma manera que
ciertas prácticas sexuales maduras se nombran públicamente
con vocabulario infantil. Una hipótesis sobre la causa de esta
2 Marcos Mayer; “La infancia abusada”, Cap. I V, Pág. 77, Ed. Capital
Intelectual.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA