Incentivos al empleo: estrategias para cuidar el mercado laboral

 
EXTRACTO GRATUITO

Procurar el cuidado y el crecimiento del empleo es el gran desafío que enfrenta este gobierno. Y es un desafío que va mucho más allá de la actual discusión por el proyecto de ley antidespidos, surgido de la situación coyuntural. Las políticas para el empleo se debaten a nivel mundial, y no se trata de una cuestión de momento, sino de analizar cómo sentar las bases para promover el fortalecimiento del mercado laboral a largo plazo. Es cada vez más importante la preocupación por la brecha entre quienes están capacitados y quienes no lo están para insertarse en un mercado que requiere de más aptitudes, sobre todo las que están en comunión con la tecnología.

El desempleo juvenil y la precariedad de muchas ocupaciones son problemas de fondo en muchas latitudes. Y se suma la situación de las mujeres, que siguen siendo una fuerza desaprovechada cuando se trata de mejorar la productividad de un país.

Desde la oficina local de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Christoph Ernst, especialista en empleo y desarrollo productivo, dice que hay un problema estructural. "Cada vez se necesita más crecimiento para poder mantener el mismo nivel de empleo." Se crean menos empleos a nivel mundial, pero de mayor productividad. "No solo se trabaja menos horas para producir lo mismo, sino que se necesita menos gente para producir lo mismo o más. Por ejemplo, una empresa que hacía 500 autos por semana, ahora hace 600 con la misma gente".

Sin contar a los estados sajones -con flexibilidad total para contratar y despedir-, sin indemnización pero con un muy buen seguro de desempleo, otros países pusieron en marcha planes que los ayudaron a mejorar la situación general o la de distintos universos del mundo laboral.

Como respuesta a la preocupación por el empleo en la Argentina, el Senado aprobó el proyecto de ley, resistido por el presidente Mauricio Macri, para prohibir los despidos por seis meses, aunque puede haber cambios en Diputados y que ese plazo sea de un año o más. Si de todas formas las empresas despiden, la iniciativa dice que deberían pagar la indemnización multiplicada por dos. "No conozco dentro de la OIT ni en el grupo de países que conforman el G-20 ninguna norma que prohíba despidos en medio de una crisis", dice Daniel Funes de Rioja, vicepresidente ejecutivo de la Organización Internacional de Empleadores.

Los países con logros importantes en la promoción del empleo pusieron en marcha políticas de incentivo, más que de penalización. Según Funes de Rioja, hay tres tipos de medidas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA