Sentencia de Cámara Federal de Casación Penal - CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 1, 16 de Diciembre de 2016, expediente FCB 012001237/2012/CA008 - CFC006

Fecha de Resolución16 de Diciembre de 2016
EmisorCAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 1

Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Cámara Federal de Casación Penal - Sala I - 12001237 IMPUTADO: LOVAIZA, P.O. Y OTROS s/INFRACCION LEY 23.737 (ART.5 INC.C)

caratulaPrincipal

Cámara Federal de Casación Penal REGISTRO Nº 2453/16.1 la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Capital Federal de la República Argentina, a los dieciséis días del mes de diciembre del año dos mil dieciséis, se reúne la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal, integrada por la doctora A.M.F. como P., y los doctores M.H.B. y G.M.H. como Vocales, a los efectos de resolver el recurso de casación interpuesto por la defensa particular en esta causa FCB 12001237/2012/CA8-CFC6, caratulada: “LOVAIZA, P.O. s/recurso de casación”, de cuyas constancias RESULTA:

  1. Que la Sala B de la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba, con fecha 22 de febrero de 2016, en lo que aquí importa, resolvió: “REVOCAR la resolución recurrida dictada con fecha 23 de octubre de 2015 por el Juez Federal Nº 1 de Córdoba, en cuanto dispuso el sobreseimiento del imputado P.O.L. (D.N.I.

    27.472.412) y, en consecuencia, disponer su procesamiento en orden al delito de almacenamiento de estupefacientes y materias para su producción –hecho nominado segundo- (Conf.

    art. 5 inc. “c” de la Ley 23.737 y art. 306 CPPN)” (cfr.

    copias obrantes a fs. 1/8 vta. del presente incidente).

  2. Contra dicha resolución los doctores José

    Antonio Freytes y M.J.V., letrados defensores de P.O.L., interpusieron recurso de Fecha de firma: 16/12/2016 1 Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACIÓN PENAL Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F. Firmado por: M.A.M., SECRETARIA DE CAMARA #3439121#168155251#20161216175116925 casación a fs. 9/26, el que rechazado por el a quo, fue concedido en esta instancia a fs. 43/47.

  3. El recurrente fincó sus agravios en el inc.

    1. del art. 456 del C.P.P.N.

    La defensa sostuvo que la resolución impugnada carece de la debida fundamentación. En este sentido, refirió que el a quo omitió considerar que en el presente caso no existe una sola prueba directa que demuestre la disponibilidad real y efectiva del estupefaciente secuestrado en el taller por parte su asistido.

    Señaló que la conclusión arribada por el tribunal a quo “es errada porque está sostenida en un análisis y valoración de la prueba parcial, fragmentada y forzada que violenta dramáticamente los principios del razonamiento con el solo propósito de superar el estado de duda que anteriormente había reconocido” (cfr. fs. 17 vta.).

    Alegó que los magistrados relacionaron a Lovaiza con el estupefaciente solo por el hecho de tener por acreditado, por indicios, una vinculación que no pudieron precisar.

    Se agravió en tanto la Cámara afirmó que el nombrado no iba únicamente al taller a proveerse de estupefacientes. Al respecto, dijo que “tal conclusión no resiste el menor análisis pues no solo que parte de una premisa falsa sino que se sustenta en dichos y suposiciones de un empleado que terminaron siendo mal interpretados por el tribunal en perjuicio de nuestro asistido”.

    Sostuvo que las constancias agregadas a la causa “B.S.” no resultan de utilidad para corroborar el 2 Fecha de firma: 16/12/2016 Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACIÓN PENAL Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F. Firmado por: M.A.M., SECRETARIA DE CAMARA #3439121#168155251#20161216175116925 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Cámara Federal de Casación Penal - Sala I - 12001237 IMPUTADO: LOVAIZA, P.O. Y OTROS s/INFRACCION LEY 23.737 (ART.5 INC.C)

    caratulaPrincipal

    Cámara Federal de Casación Penal almacenamiento de la droga secuestrada en el taller por parte de Lovaiza.

    En este sentido, resaltó que los dichos vertidos por G.S. en oportunidad de prestar declaración indagatoria no resultan válidos para respaldar una acusación sobre su asistido. Del mismo modo se refirió a las escuchas telefónicas realizadas en aquel expediente.

    Al respecto, agregó que “tal como se puede ver prácticamente la totalidad de las pruebas que la Cámara tuvo en cuenta para dictar el procesamiento provienen de la causa ‘B.S.’. Respecto de esa investigación esta defensa no tuvo ni tiene intervención alguna por lo tanto tampoco posibilidad de controlar la prueba allí rendida…”.

    En otro orden de ideas, se agravió en tanto el a quo no tuvo en cuenta que a su asistido no se le secuestró

    la llave de ingreso al taller en el que se encontraba el estupefaciente. Al respecto, recordó que al resolver con anterioridad sobre la falta de mérito de Lovaiza, la Cámara valoró especialmente esa circunstancia.

    Sostuvo que en la decisión impugnada, el tribunal exigió demostrar la no participación de su asistido en el delito imputado, “cuando lo correcto en cualquier sistema acusatorio como el nuestro es que la carga de la prueba corresponde al acusador que ha de probar la existencia del hecho y la participación del imputado”.

    Fecha de firma: 16/12/2016 3 Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACIÓN PENAL Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F. Firmado por: M.A.M., SECRETARIA DE CAMARA #3439121#168155251#20161216175116925 Señaló que el a quo debió sobreseer a Lovaiza en tanto la hipótesis acusatoria no logró ser demostrada.

    Resaltó que en tres años y medio de investigación no fue incorporado al legajo ningún elemento que acredite la conducta típica por parte de su asistido.

    Finalmente, solicitó que se anule y/o revoque la decisión impugnada.

    Hizo reserva del caso federal.

  4. Que celebrada la audiencia prevista por los arts. 465 bis en función de los artículos 454 y 455 del C.P.P.N. -según ley 26.374-, de lo que se dejó constancia a fs. 1759, quedaron las actuaciones en estado de ser resueltas. Asimismo, la defensa presentó breves notas a fs.

    1756/1758 vta.

    Efectuado el sorteo de ley para que los señores jueces emitan su voto, resultó el siguiente orden sucesivo de votación: doctores G.M.H., M.H.B. y doctora A.M.F..

    El señor juez doctor G.M.H. dijo:

  5. En cuanto a la procedencia formal del recurso de casación interpuesto por la defensa, que se dirige contra la decisión de la Sala B de la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba que revocó el sobreseimiento de P.O.L. y dispuso su procesamiento en orden al delito de almacenamiento de estupefacientes y materias para su producción –art. 5 inc. “c” de la ley 23.737-, debo recordar sustancialmente las consideraciones que expuse en la causa N.. 10.436, caratulada; “M.A., E.J. s/recurso de casación”, Reg. N.. 13.005, rta. el 26/2/2010, de la Sala IV de esta CFCP, entre varias otras.

    Fecha de firma: 16/12/2016 Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACIÓN PENAL Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F. Firmado por: M.A.M., SECRETARIA DE CAMARA #3439121#168155251#20161216175116925 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Cámara Federal de Casación Penal - Sala I - 12001237 IMPUTADO: LOVAIZA, P.O. Y OTROS s/INFRACCION LEY 23.737 (ART.5 INC.C)

    caratulaPrincipal

    Cámara Federal de Casación Penal Allí sostuve que si bien la jurisprudencia de la Sala IV –que integro- tradicionalmente ha sostenido que el auto de procesamiento no forma parte de las decisiones especialmente previstas por la ley como recurribles en la presente instancia, ni es tampoco sentencia definitiva, auto que ponga fin a la acción, a la pena o que haga imposible que continúen las actuaciones o denieguen la extinción, conmutación o suspensión de la pena, en los términos del art. 457 del C.P.P.N., la evolución operada en distintos niveles del pensamiento jurídico vinculados al derecho al recurso instituido en favor de toda persona sometida a proceso penal, conduce inevitablemente hacia un replanteo respecto de la admisibilidad de la revisión casatoria del auto de procesamiento -cuando éste revoca el sobreseimiento o la falta de mérito dictado por el magistrado instructor- dispuesto por la Cámara de Apelaciones (más aún a la luz de la doctrina sentada por esta Cámara de Casación en el Plenario Nº14 “Blanc, V.M. s/recurso de inaplicabilidad de ley”, en el que se consagra la indispensabilidad del auto de procesamiento respecto de la continuidad del proceso penal).

    En esa dirección, y en virtud de la interpretación del “derecho de recurrir el fallo ante juez o tribunal superior”, consagrado en el art. 8.2.h de la Convención Americana de Derechos Humanos, efectuada por la Fecha de firma: 16/12/2016 5 Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACIÓN PENAL Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F. Firmado por: M.A.M., SECRETARIA DE CAMARA #3439121#168155251#20161216175116925 jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos ("H.U. v. Costa Rica", Serie C Nº 107, del 2 de julio de 2004), los dictámenes del Comité de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (Informes “V.C.” -Nº 24/92, caso 9.328-, “M.” -Nº

    17/94, caso 11.086- y “A.” -Nº 55/97, caso 11.137-, y la Corte Suprema de Justicia de la Nación (“R.C., H.A. s/ejecución penal”, Fallos 327:388), se desprende que todo individuo sometido a proceso penal gozará del derecho a recurrir “todo auto procesal importante”.

    Ahora bien, para determinar si un auto puede ser considerado “importante”, señalé que el punto de referencia debe ser la Constitución Nacional, de manera tal que un acto procesal recibirá tal calificativo, y será entonces comprendido por la garantía revisora, cuando su existencia sea necesaria a fin de hacer efectiva alguna garantía constitucional.

    Agregué también que en...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR