Impulsar el aborto es promover la muerte

 
EXTRACTO GRATUITO

No ha dejado de sorprender que mientras los argentinos, comenzando por su Presidenta, se enorgullecen y admiran la llegada de monseñor Jorge Bergoglio a la silla de Pedro y concurren desde los más distintos sectores de la sociedad a ponerse bajo su manto protector, más de 60 diputados nacionales de numerosos partidos, con clara mayoría oficialista, hayan apoyado en el Congreso cuando la defensa de la vida, y en particular de la vida indefensa, es uno de los pilares del nuevo humanismo y, ciertamente, de la doctrina de la Iglesia Católica, que hoy encabeza .ya no admite otro tipo de interpretación que no sea la promoción de la muerte de niños por nacer, cuyos derechos no serán respetados. Hoy no hay duda alguna de que la unión entre el óvulo y el espermatozoide crea una vida distinta de la de la madre en el propio útero, con ADN diferentes y específicos para cada ser de esa relación. A ello se agrega que existen novedosos procedimientos médicos de imágenes en varias dimensiones que dan cuenta científicamente sobre la existencia concreta de un nuevo ser, lo que torna fútiles todas las discusiones al respecto.En esta oportunidad, el proyecto fue presentado en la Cámara baja por la presidenta del bloque del Frente para la Victoria, Juliana Di Tullio, a quien acompaña con su firma una treintena de legisladores de su bancada y otro número similar de diputados de diversos bloques aliados al oficialismo y de la oposición. Como suele ocurrir con este tema, no todos los partidos y alianzas tienen un discurso homogéneo. Los apoyos son transversales: hay quienes dentro de un mismo bloque están de acuerdo y otros que no.Entre los puntos salientes de la iniciativa figura que toda mujer tiene derecho a interrumpir un embarazo durante las primeras 12 semanas de gestación requiriéndolo en cualquiera de los servicios del sistema público de salud, en forma gratuita. Estipula, además, que fuera de ese plazo, la mujer tiene derecho a decidir el aborto si el embarazo fuera producto de una violación, acreditada con una denuncia judicial o policial, o formulada en un servicio de asistencia sanitaria y, también, si estuviera en riesgo la salud o la vida de la mujer, así como si existieran malformaciones fetales graves. Y que, en el caso de una menor de 14 años, se necesitará el asentimiento de por lo menos uno de sus representantes legales para poder abortar.No es la primera vez que se presenta una iniciativa para legalizar el aborto sobre la base del derecho de la mujer a su...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA