Qué impuestos se pagan según en qué se invierte

 
EXTRACTO GRATUITO

El perfil del ahorrista (si se trata de alguien con tolerancia al riesgo o de alguien más bien cauto), los rendimientos esperados en función de las variables de la economía, la posibilidad de acceder a determinados instrumentos financieros según su grado de complejidad y los planes personales para los que se necesitará usar los recursos... A las definiciones sobre esos temas, que ayudan a decidir qué hacer con el dinero cuando existe capacidad de ahorro, se suma el tema del alcance de los impuestos a las ganancias y bienes personales sobre cada inversión.

En Ganancias se trata de observar qué ocurre, según las normativas, con los intereses ganados, las diferencias por el tipo de cambio o los resultados obtenidos en operaciones de compraventa de activos.

En Bienes Personales, el tipo de inversión define si debe tributarse o no por los saldos. El monto que cuenta, para la declaración es el valor del activo al 31 de diciembre. Este impuesto anual al patrimonio sufre, al igual que Ganancias, una fuerte desactualización, y la presión fiscal en alza que eso determina -de no mediar cambios- se agrava por la devaluación y su impacto en el valor en pesos de algunos bienes. Están alcanzadas por el tributo las personas cuyo patrimonio -según las pautas de valuación de los bienes gravados- sea de $ 305.000 o más. Y están obligados a presentar una declaración, aunque no deban tributar quienes hayan tenido ingresos brutos de más de $ 96.000 anuales.

"La devaluación provocará un incremento del impuesto para quienes tengan activos en el exterior o ahorros en dólares u otra moneda extranjera; al cierre de 2014, el dólar cotizaba $ 8,41, por lo que el alza estaría por encima del 60%", dice Javier Sabin, socio de la consultora EY. En estos casos se declaran valores en pesos según la cotización de la divisa al 31 de diciembre.

Mientras que los ahorros en billetes están alcanzados por Bienes Personales, existe exención para los depósitos bancarios a plazo fijo o en caja de ahorro y para otros instrumentos financieros. Esto es para impulsar que el dinero se coloque en el circuito de préstamos.

"En algunos años, el Banco Central y la AFIP han requerido a las entidades financieras el listado de depósitos en dólares hechos en diciembre y retirados en enero -comenta el contador Sebastíán Mancuso, director de GNP Consultores-; el fisco tiende a interpretar que existe un abuso o desnaturalización de la exención, sin perjuicio de que la ley no se refiere al tiempo de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA