El impuesto a las ganancias corporativo como herramienta de competitividad.

Autor:Caracciolo, Daniel
 
EXTRACTO GRATUITO

INTRODUCCIÓN

A partir del proceso de globalización de la economía y el avance tecnológico de las comunicaciones ocurrido a finales del siglo pasado, la competencia por atraer inversiones se ha acentuado notoriamente. El sistema tributario y los incentivos, generales o sectoriales, que pueden otorgar los distintos países son una de las variables fundamentales por considerar en el proceso de decisión para localizar una inversión.

En este artículo efectuaremos una síntesis de las tendencias internacionales en este sentido, focalizándonos fundamentalmente en el impuesto a las ganancias. Por último, mencionaremos algunas posibilidades existentes en nuestro país y plantearemos algunas oportunidades que pueden resultar de interés.

TENDENCIAS INTERNACIONALES EN EL IMPUESTO A LAS GANANCIAS

  1. Reducción de la alícuota del impuesto a las ganancias a nivel corporativo

    En los últimos años se ha producido una tendencia, en particular en Europa y algunos países de Latinoamérica, a reducir la tasa corporativa del impuesto a las ganancias, esto es, la tasa de impuesto que pagan las sociedades en general sin considerar las retenciones que pudieren existir a la distribución de dividendos.

    Esta reducción es ya efectiva para algunas jurisdicciones y existen proyectos en otros casos. En particular en Europa podemos citar los casos de Austria con una reducción del 34% al 25%, Bulgaria del 19,5% al 10%, República Checa del 28% al 24%, Grecia del 35% al 25%, Holanda del 34,5% al 25,5%, España del 35% al 30% a partir del 2008 y Turquía del 30% al 20%. En Alemania el gobierno acordó también una reducción para el año 2008 al 30%. Asimismo, otros países europeos poseen tasas que de por sí son altamente competitivas, como Irlanda del 12,5% y Hungría del 16%. En Latinoamérica podemos citar el caso de México, con una reducción del 33% al 28% en los últimos cuatro años, Uruguay del 30% al 25% y Paraguay del 30% al 10%.

    El sistema chileno resulta muy interesante para mencionar dado que con el objetivo de estimular la reinversión de utilidades, tiene una alícuota del 17% a nivel corporativo. En oportunidad de distribución de dividendos, se aplica sobre estos una retención del 35%, pero el 17% pagado por la sociedad es un crédito de impuestos utilizable contra esta retención.

    Argentina, con una alícuota del 35% sobre las ganancias corporativas (sin distinguir entre utilidades reinvertidas o distribuidas), resulta uno de los países con mayor presión fiscal en este punto, al nivel de Estados Unidos y algo superior a Brasil con el 34%, Nueva Zelanda, 33%, o Australia, 30%.

  2. Beneficios a la repatriación de utilidades

    Diversos países, fundamentalmente de Europa y Asia, han establecido normas que permiten la repatriación de dividendos por sus participaciones en sociedades en el exterior, por lo que gozan de una exención total o muy relevante en el impuesto a las ganancias.

    En muchos casos, existen condiciones para su aplicación: las que comúnmente se refieren al desarrollo de actividades (que podríamos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA