La importancia de las reservas naturales privadas

 
EXTRACTO GRATUITO

La Argentina, con más de 750.000 hectáreas de campos privados destinadas a la conservación de la naturaleza, es, junto con Chile y Brasil, uno de los países de América latina que más superficie protegida tienen bajo la categoría "Reserva natural privada". Frente a la falta de una iniciativa nacional que cohesione estos esfuerzos, la Fundación Vida Silvestre Argentina está desarrollando el proyecto "Fortalecimiento de la conservación en tierras privadas en la Argentina", cuya idea central es articular e impulsar este movimiento en el país en conjunto con propietarios de reservas y organizaciones de la sociedad civil que trabajan en esta temática. En el marco de este proyecto, en junio de 2014, nació la Red Argentina de Reservas Naturales Privadas.

Las reservas naturales privadas nacen del interés y voluntad de los propietarios por proteger los ambientes naturales de sus tierras. Se trata de personas físicas, familias, empresas, organizaciones de la sociedad civil, clubes, cooperativas y universidades que, por diferentes motivos, realizan un valioso aporte para asegurar la conservación de la vida silvestre y el funcionamiento de los ecosistemas. En la mayoría de los casos, los privados compatibilizan las acciones de conservación con alguna actividad productiva sustentable, en general, el turismo, pero también ganadería y forestaciones.

Existen unas 200 reservas de ese tipo en el país, que equivalen a 759.809 hectáreas protegidas. A excepción de La Rioja, en todas las provincias hay reservas naturales privadas, incluso en aquellos distritos que todavía no cuentan con legislación para promover este tipo de área protegida. Y varias de estas reservas llevan más de 20 años de funcionamiento.

Debemos considerar que, según las metas planteadas en la Convención de Diversidad Biológica, firmadas en 1992 por el gobierno argentino y ratificadas en 1994 por el Congreso Nacional por ley, los países del mundo deberían alcanzar a proteger al menos un 17% de cada región natural terrestre y 10% de las marinas. En nuestro país, apenas un 7,7% de la superficie terrestre se encuentra bajo alguna categoría de protección. Si tenemos en cuenta que más del 80% de nuestro territorio se encuentra en manos privadas, entendemos la importancia de involucrar a los propietarios de tierras en la conservación de nuestras riquezas naturales.

El trabajo y la constancia de los propietarios de reservas privadas ha demostrado en nuestro país, que estas áreas tienen un...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA