El ilustrador Max Aguirre presenta su disco de tangos

Desde el último viernes se puede escuchar en redes sociales y plataformas musicales "Bailemos", primer corte de difusión del disco Terco, de Max Aguirre. Sí, el ilustrador que diariamente vemos en las páginas de LA NACION también tiene una manera de expresarse musicalmente. Además, el resto de los temas que componen su álbum será presentado en sociedad con el recital que dará el 17 próximo, a las 21, en Pista Urbana, Chacabuco 874, con visuales de su propia producción e invitados especiales, como Omar Giammarco, Gabriela Torres y Cucuza Castiello."No altero el orden de importancia. Soy dibujante y hago música -aclara-. Y dentro de la música elijo lo popular de este lado del mundo, le pongo cierto tono tanguero. Suena tanguero para el que no lo es y no tanto para el de paladar negro", confiesa."Bailemos" es un hit de Coti Sorokin en tono de rumba que Max canta con el mismísimo autor, pero en modo tanguero. En la próxima semana irán apareciendo el resto de los temas. Una versión de "Flaca", de Calamaro, o un tango de Aguirre que, según el mismo asegura, suena como si un día el grupo Supertramp hubiera descubierto los valses criollos de estas latitudes. "Tiene una referencia a Supertramp sin querer. Parecidos de familia que uno no elige, pero están".El disco también incluye tangos propios, entre ellos "Mi casa", piedra basal de este proyecto ya que Aguirre lo relaciona con aquella frase de Rainer Maria Rilke que refiere a que la infancia es la única patria verdadera. "Juego con eso, sin ser melodramático. Pero si la patria es la infancia uno es exiliado perpetuo", reflexiona el ilustrador."Aunque uno tiene, en definitiva, el proyecto de rearmar esa casa, de asumir el rol presente y no quedarse en la expectación inmóvil. Ir para adelante. Creo que suele pasar con ciertos movimientos culturales de usinas creativas que se vuelven statu quo de su propio espacio. El tango era dinámico y rompedor y luego...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba