Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala I, 19 de Junio de 2020, expediente CIV 093896/2013

Fecha de Resolución19 de Junio de 2020
EmisorCamara Civil - Sala I

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA I

ACUERDO: En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los diecinueve días del mes de junio de dos mil veinte,

reunidos de manera virtual los señores jueces de la S. I de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil de conformidad con lo dispuesto por los puntos 2, 4 y 5 de la acordada 12/2020 de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y para conocer en los recursos de apelación interpuestos contra la sentencia dictada en los autos “I., P.M. c/ Passamano, T.J. y otro s/ Daños y Perjuicios”, expte. n°: 93.896/2013, el tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver: ¿Se ajusta a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía hacerse en el orden siguiente: Dra. P.M.G. y Dr. J.P.R..

Sobre la cuestión propuesta la Dra. G. dijo:

  1. Contra la sentencia de fs. 282/292 que acogió la demanda interpuesta por P.M.I. contra T.J.P. –decisión extensiva a “Caja de Seguros S.A.” en los términos del artículo 118 de la ley 17.418-, se alzó la parte actora quien expresó agravios el día 16 de marzo de 2020, replicados el 27/05/2020; y el demandado y su aseguradora quienes fundaron su recurso en esa misma fecha 27/05/2020,

    respondidos por su contraparte el 01/06/2020.

  2. No se encuentra debatido en autos lo concerniente a la responsabilidad decidida en la instancia de grado. En este sentido, el a quo tuvo por acreditado que el día 27 de marzo de 2012 siendo aproximadamente las 10.15 hs., el actor circulaba a bordo de su vehículo Ford Escort dominio DOC 686 por la Avenida Chorroarín de esta ciudad, cuando al llegar a la intersección con la calle F. emprendió el giro hacia su derecha para tomar esta última arteria. Que el rodado del demandado (marca Honda Civic patente Fecha de firma: 19/06/2020

    Firmado por: P.M.G., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.P.R., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.B.P., SECRETARIA DE CAMARA

    SPG 465) que estaba estacionado en la primera posición de la hilera de vehículos detenidos sobre la Avenida comenzó a salir de su lugar sin advertir al automotor al mando del accionante, que se encontraba doblando.

    Juzgó que demostrado el contacto material entre los vehículos y la producción de daños, juega la presunción que establece el art. 1113, segundo párrafo, segundo supuesto del Código Civil,

    frente a la cual debía el emplazado para eximirse total o parcialmente de responsabilidad acreditar algún eximente válido -en el caso la alegada culpa de la víctima-, lo que no aconteció. En consecuencia,

    declaró civilmente responsable de las consecuencias del hecho a T.J.P., condena extensiva a “Caja de Seguros S.A.” en los términos del artículo 118, de la ley 17.418.

  3. Comenzaré por indicar que por imperio del art. 7

    del nuevo Código, la normativa aplicable para el tratamiento de las quejas relativas a los montos de las indemnizaciones, es aquella vigente al tiempo de la ocurrencia del hecho. Es en esa ocasión cuando se reúnen los presupuestos de la responsabilidad civil, entre ellos el daño cuya entidad se discute en esta instancia (conf. A.K. de C. “La Aplicación del Código Civil y Comercial a las relaciones y situaciones jurídicas existentes”, ed.

    R.C., doctrina y jurisprudencia allí citada). Ello excluye claramente en estos aspectos la aplicación del nuevo Código. Así lo ha decidido esta S. (ver entre otros expte. N° 107.391/2012

    Llamas, R.A. c/ Capeluto, M.D..

    IV. La parte actora cuestiona los montos reconocidos para resarcir los daños físico, moral y material; el rechazo del daño psicológico; y objeta lo relativo a los intereses. A su turno el demandado y su aseguradora se quejan de la procedencia y sumas otorgadas a la incapacidad sobreviniente, al daño moral y de la tasa de interés fijada en la instancia de grado. En este sentido puedo adelantar Fecha de firma: 19/06/2020

    Firmado por: P.M.G., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.P.R., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.B.P., SECRETARIA DE CAMARA

    16334224#260703996#20200619172423249

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA I

    mi opinión en el sentido que las mismas no recibirán favorable acogida.

    Al respecto cabe recordar que el planteo de simples apreciaciones personales del recurrente, sin dar bases jurídicas a un distinto punto de vista, omitiendo concretar punto por punto los errores u omisiones en los que habría incurrido el a quo respecto de la apreciación y valoración de los elementos de convicción que le permitieron decidir, no constituye fundamento suficiente para la expresión de agravios. El memorial, para poder ser considerado como tal, debe contener la crítica concreta y razonada de las partes del fallo que el apelante considere equivocadas. En tal sentido, la carga sólo puede considerarse cumplida cuando se indican puntualmente deficiencias de la sentencia apelada, actividad que no corresponde considerar suplida con la mera postulación de afirmaciones genéricas,

    la remisión a escritos anteriores o la manifestación de desacuerdo con lo resuelto. Tales extremos -como lo ha decidido reiterada y pacífica doctrina de todas las S.s de esta Cámara- no pueden considerarse agravios en los términos exigidos por el art. 265 y 266 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación.

    V. En el marco descripto, puesta a analizar la pieza de fs. 316/320, se advierte claramente que los recaudos aludidos no aparecen cumplidos en el caso, por lo que propiciaré la deserción del recurso interpuesto por la parte actora.

    Enfocada a estudiar la actividad recursiva a fin de obtener la modificación de lo decidido entorno al rubro incapacidad física, advierto que el agravio peca de una generalidad tal que impide tener por satisfecha la carga que al apelante impone el art. 265 del Código Procesal, resultando además que confunde porcentaje de merma en la capacidad física informado por el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba