Ignacio Noel: 'Cuando el changuito del súper está caro en dólares, la economía argentina no funciona'

 
EXTRACTO GRATUITO

En la última semana del año Comercial del Plata protagonizó uno de los grandes deals de 2017. El 26 de diciembre, la empresa que en su momento estaba controlada por la familia Soldati y que hoy lidera Ignacio Noel, comunicó a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires que había llegado a un acuerdo para desprenderse de la compañía de local de fibra óptica Metrotel. Los compradores fueron Riverwood Capital y Blackstone Tactical Opportunities Advisors -dos de los mayores fondos de inversión del mundo- que aceptaron pagar US$190 millones por el 100% de la firma. La operación resultó mucho más que un buen negocio para Comercial del Plata, que había adquirido tres años antes a Metrotel, a manos del grupo Roggio en US$33,3 millones y entre 2014 y 2017 cobró dividendos por otros US$21 millones.

"La venta de Metrotel permitió obtener una ganancia muy significativa para nuestros accionistas y se multiplicó por siete el capital invertido", se entusiasma Noel, que reemplazó a Santiago Soldati al frente de un grupo que hoy reúne a una decena de empresas que suman ventas por casi $ 6000 millones anuales y emplean a más de 3700 personas.

En una entrevista con LA NACION, Noel además adelanta cuáles son sus planes para crecer en alimentos y materiales para la construcción, pero tampoco elude los temas más polémicos, como el tipo de cambio, la marcha de la economía y la dependencia que tiene la industria argentina de Brasil.

-¿Por qué decidieron vender Metrotel?

-Nos dimos cuenta de que no teníamos el volumen para seguir en este mercado. Era como estar en el casino y de pronto darse cuenta de que estábamos jugando en una mesa con todos jugadores mucho más grandes que nosotros. Llegamos a la conclusión de que lo mejor era salir de ese negocio para concentrarnos en lo que sabemos. Por eso contratamos al Citibank de Nueva York para que nos buscara un comprador. Ellos evaluaron la compañía y fijamos como fecha para recibir las ofertas dos días después de las elecciones de octubre, en las que ganó Cambiemos en la provincia de Buenos Aires. El timing fue un poco arriesgado, pero por suerte nos salió bien.

-¿Qué planean hacer con los fondos de la venta?

-La estrategia de la compañía pasa por concentrarse en dos grandes sectores. Uno son los no transables, como los materiales de la construcción, donde participamos con nuestra empresa Cerro Negro. A este negocio entramos en 2015 cuando le compramos la compañía a un grupo irlandés que se estaba yendo del país. Se trata de un negocio muy expuesto al ciclo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA