Idealización: el modelo de madre perfecta desvela a las argentinas

Para Jimena García es tan importante desempeñarse eficientemente en su trabajo como sentir que es una gran madre. Esto implica, por ejemplo, poder sentarse cada tarde con Sofía, de siete años, a hacer la tarea. O jugar al té de las princesas con Lupe, de cuatro. "Si el día pasa y no tengo el tiempo de hacer alguno de esos rituales con mis hijas, me voy a dormir con una sensación de angustia", cuenta.

Cuando el día se vuelve una topadora y el tiempo con sus hijas se reduce a las rutinas de comer, bañarse e ir a la cama, García siente que la postal de la familia ideal estalla en mil pedazos.

No está sola: siete de cada diez argentinas están preocupadas por no ser suficientemente buenas como madres. El dato surge de un estudio sobre autoestima que hizo la empresa de cosméticos Dove, sobre la base de una encuesta que incluye a más de 4500 casos.

Como señalan los especialistas consultados por LA NACION, hay una buena noticia para los millones de madres que hoy festejan su día: el modelo de mamá perfecta es una mera idealización.

En tanto, otro dato que revela el estudio es que el 75% de las mujeres dijo estar preocupada por no poder lidiar con todo lo que significa ser madre.

"En una época donde los paradigmas de lo femenino y lo masculino están en plena transformación, la concepción misma de la maternidad está mutando", explica Mariela Mociulsky, directora de la consultora Trendsity, que impulsó una investigación sobre los nuevos perfiles de la maternidad. El estudio indica que las nuevas generaciones de madres están atravesadas por cambios sustanciales en sus roles de género, pero también crecieron con nuevos valores de época que transforman sus prácticas e intereses.

El problema se debe a la multiplicación de roles que en el último tiempo adquirieron ellas y que hace que muchas madres subsistan en la zozobra de sentir que no llegan a todo. "Eso genera mucho estrés. Las mamás hacemos todo lo que creemos que una buena madre debería hacer: llevarlos, traerlos, conseguirles vacantes en los mejores colegios, que vayan a un taller de arte... Pero, contrariamente, muchas veces nos olvidamos de que ejercer la función parental es, por ejemplo, establecer un vínculo profundo, asumir ser esa persona que va a enseñar al hijo el mundo y que lo va a conducir a descubrir quién es", explica la psicóloga y directora de la Escuela para Padres, Eva Rottemberg.

Trendsity elaboró cinco perfiles de madres de las nuevas generaciones, en función de sus...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba