¡Un ibuprofeno por ahí!

 
EXTRACTO GRATUITO

"No nos asusta la suba del dólar".

(De Marcos Peña).

"Relajate. Disfrutá las vacaciones", me dijo la farmacéutica al venderme la última caja de ibuprofeno previa a la licencia anual. "Y haceme caso -me amonestó-: no abras el mail, olvidate de Twitter, apagá el teléfono". Lo hice. Un éxito. Volví de la playa con la frente en alto (básicamente porque no miraba el celular), las ojeras retraídas y el blíster sin abrir.

Cuando me fui, todavía resonaban los dichos de Barrionuevo al asumir como interventor en el PJ: "Que vengan todos al peronismo, hasta Cristina con su prontuario". Messi ganaba otra Copa del Rey y arrancaba una polémica institucional de fondo: si Antonia debía o no viajar al Mundial. No mucho más.

A la vuelta, me esperaba una pila de diarios. Puse a cargar el celular y empecé a leer. ¿El resultado? Me quedé sin ibuprofenos.

Me enteré de que los intendentes del conurbano ganan $144.000 en promedio por mes. Los jueces federales jubilados, $205.000. En San Luis, los empleados administrativos tuvieron un fin de semana de nueve días corridos, gracias a la lapicera floja de Rodríguez Saá.

En las calles, hubo un corpiñazo, un verdurazo, un ruidazo, un panazo y una marcha de las velas.

Los socios de Cambiemos se dieron ánimo en Quilmes para que Dios no desuna lo que la política amontona, y Monzó le avisó a Macri que no cuenten más con él para enfilar los patitos de Diputados.

En La Plata, una policía presa en su casa le puso la tobillera electrónica al perro y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA