Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo , 29 de Junio de 2010, expediente 18.902/10

Fecha de Resolución29 de Junio de 2010

Año del B. - Poder Judicial de la Nación -1-

Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo Expte. nº 18902/10

SENTENCIA DEFINITIVA Nº 72393 SALA

V. AUTOS:”IBOLDI

ERNESTO ALBERTO RICARDO C/ FEDERACION REGIONAL DE BASQUETBOL

DE LA CAPITAL FEDERAL CONFEDERACION ARGENTINA DE BASQUETBOL

C/ ACCION DE AMPARO” (JUZGADO Nº 71).

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, capital federal de la República Argentina, a los 29 días del mes de junio 2010, se reúnen los señores jueces de la Sala V, para dictar sentencia en esta causa, quienes se expiden en el orden de votación que fue sorteado oportunamente; y LA DOCTORA M.C.G.M. dijo:

1) A fs. 43 el Sr. E.A.R.I. apela la sentencia de fs. 41/42

que rechazó la acción de amparo intentada. En el escrito inicial se interpuso dicha acción contra la Federación Regional de Básquetbol de la Capital Federal y contra la Confederación Argentina de Básquetbol, con el objeto de que se deje sin efecto la resolución adoptada por el Tribunal de Disciplina de la citada federación, que fue confirmada por su tribunal de alzada y asimismo -y finalmente- por el Tribunal de Disciplina de la Confederación Argentina de Básquetbol, y mediante la cual se impuso al Sr. I. -quien se desempeñaba como entrenador del Club Comunicaciones- una pena de suspensión por tres años. Relata a fs. 6/7 que en ese carácter de entrenador participó

del partido disputado por dicho club y River Plate el día 18 de setiembre de 2009, que a la finalización del evento y como consecuencia de haber protestado alguno de los fallos de los árbitros, uno de ellos de apellido B. lo ofendió, que hubo “…un par de empujones de parte de ambos y B. terminó con el pullover y la camisa rasgados.

Vino la policía y ambos fuimos a la Comisaría donde lo denuncié por discriminación…”

(fs. 7). Como consecuencia de esos hechos se produjeron los pronunciamientos antes indicados. Pide medida cautelar a fs. 30/31.

La jueza de 1ª instancia, luego de haber requerido la opinión del fiscal y de acuerdo con la sugerencia de éste, consideró que los hechos invocados indican palmariamente que la valoración del objeto del reclamo requiere una mayor amplitud de debate y prueba, en las condiciones propias del proceso ordinario, por lo que estimó que el vehículo adoptado para demandar no es idóneo para ventilar la controversia traída por el peticionante. Por lo demás, expresó que el objeto de la medida precautoria constituye sustancialmente el centro del debate, confundiéndose con el resultado final...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR