Sentencia definitiva nº 4882/06 de Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 26 de Febrero de 2007

Fecha de Resolución26 de Febrero de 2007
EmisorTribunal Superior de Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

E.. n° 4882/06 "I., A. s/ SAO otros en 'I., A. s/ juicio político'"

Buenos Aires, 26 de febrero de 2007

Vistos: los autos indicados en el epígrafe, resulta:

1. El señor A. I. interpone recurso de queja contra la resolución de la Sala de Juzgamiento de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires del 24 de agosto de 2006, que declaró inadmisible el recurso de inconstitucionalidad impetrado contra la resolución que lo destituyó del cargo de Jefe de Gobierno de la Ciudad, en el marco del proceso de juicio político previsto por el art. 92, CCABA (fs. 1/132 vta.).

Expresa que la Sala de Juzgamiento rechazó el recurso de inconstitucionalidad con fundamento en que: a) dicho recurso "no se halla contemplado en el ámbito de tramitación del juicio político" (fs. 123); b)

no se demostró "en qué forma tales resoluciones han afectado completamente su derecho de defensa, así como tampoco en que medida de no haberse producido los supuestos vicios invocados otro hubiera sido el resultado del proceso..." (fs. 123); c) "los supuestos agravios ... constituyen una petición de nulidad por la nulidad misma" (fs. 124); d) "la supuesta inexistencia de fundamentación de algunos votos ... (constituye) ... una mera disconformidad para con la ponderación efectuada por los señores legisladores en orden a los elementos de la causa, siendo ello insusceptible de revisión judicial toda vez que la evolución (o evaluación)

de la conducta del acusado se efectúa a la luz de criterios políticos y no jurídicos, precisamente porque lo que está en juego es la responsabilidad política y no jurídica del mismo" (fs. 124/125).

En sustancia, afirma que debe declararse mal denegado el recurso de inconstitucionalidad por dos razones.

La primera, porque sostiene que debe asegurársele al menos una instancia judicial -en los términos de los arts. 113, inc. 3º, CCABA; art.

27, ley nº 402 (fs. 70); art. 8, CADH y art. 14, nº 5, del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (fs. 126/127)- para que se revise si la decisión impugnada resulta compatible con las garantías constitucionales del debido proceso (fs. 73/83); legalidad -cf. arts. 18 y 19, CN, 30, CADH y 13.3, CCABA-(fs. 92/99); derecho a una acusación -cf.

arts. 18, CN; 8.2 "b" CADH y 13.3, CCABA- (fs. 99/102); juez natural -cf.

arts. 18 y 109, CN; 8.1, CADH; 93, CCABA y art. 4º, ley local nº 54- (fs.

102/106); tribunal imparcial -cf. arts. 18, CN y 8.1, CADH- (fs. 106/112); y derecho a un juicio público -cf. arts. 8.5, CADH y art. 13.3, CCABA- (fs.

113/117).

La segunda razón, la considera abonada por la doctrina de la arbitrariedad en orden a la "falta de fundamento entre los votos que conforman la mayoría de la Sala Juzgadora", y a la omisión de examinar y resolver cuestiones oportunamente planteadas por la defensa que eran decisivas para la correcta solución del juicio (fs. 72 y fs. 83/92).

Asimismo, asevera el peticionario que la desestimación que cuestiona es arbitraria porque "tiene un fundamento sólo aparente", lo cual la descalifica "como acto jurisdiccional válido" (fs. 122). En función de ello solicita al Tribunal que admita la queja en los términos del art. 33, de la ley nº 402, ya que entiende que sólo este Tribunal tiene facultades constitucionales para ponderar si los argumentos plasmados en el recurso de inconstitucionalidad "ameritan o no la nulidad del juicio" político que se le hiciera y que concluyó con su destitución (fs. 125).

En ese orden, también requiere que se resuelva la nulidad de todo el proceso que culminó con su remoción y disponga el modo y el plazo en que deberá ser repuesto en el cargo (fs. 4).

2. El 1º de septiembre de 2006 (fs. 136) el Señor Vicepresidente del Tribunal tuvo por presentado por derecho propio al señor A. I. y resolvió hacerle saber, de acuerdo al informe de Secretaría de fs. 135, que en atención a la conexidad existente con el expediente nº 4824/06 "I., A. s/ queja por retardo de justicia en 'I., A. s/ juicio político'" en el que previno, el Tribunal continuará integrado con el Dr.

P.A.B. -desinsaculado en los términos del art. 24, inc. 1º, ley nº 7- para reemplazar al Dr. J.B.J.M., ante la aceptación de su excusación "para intervenir en toda actuación que se vincule a la resolución dictada por la Sala Juzgadora de la Legislatura que destituyó al señor A.I. de su cargo de Jefe de Gobierno", en razón de haberse desempeñado el apuntado Juez presidiendo la antedicha Sala.

A fs. 148/149 se recibió de la Legislatura y se reservó en Secretaría las actuaciones originales del recurso de inconstitucionalidad en cuestión, oportunamente requeridas a fs. 136.

A fs. 150/151 se hizo lo propio con los siete cuerpos de las actuaciones originales del expediente "Juicio Político al Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Sr. A. I.", y con el "Incidente de recusación al Diputado G.J.R." -también en un cuerpo original-, y con los ocho cuerpos de las "Copias certificadas de las versiones taquigráficas de las audiencias de la Sala de Juzgamiento", toda documentación que ya se hallaba en la sede del Tribunal según consta a fs.

151.

A fs. 153/159 también se recibió el expediente -en dieciséis cuerpos tramitado ante la Comisión Investigadora de la Sala Acusadora (n° 2021-D 05), y la documentación incorporada por los testigos durante el desarrollo del proceso ante la Sala de Juzgamiento.

A fs. 160, de conformidad a lo ordenado a fs. 136, se corrió vista al señor F. General Adjunto -a cargo de la Fiscalía- para que se expidiera sobre todas las cuestiones planteadas en la presente causa, quien emitió su dictamen a fs. 162/172 vta. y propició hacer lugar formalmente a la queja y rechazar en lo sustancial el recurso de inconstitucionalidad impetrado.

Fundamentos:

Los jueces J.O.C. y A.M.C. dijeron:

1. El recurso de queja interpuesto por el señor A. I. a fs.

1/132 vta. fue deducido en tiempo y forma (art. 33, ley nº 402).

La Legislatura, al rechazar el recurso de inconstitucionalidad interpuesto, cuestiona la posibilidad de que la decisión de la Sala Juzgadora pueda ser revisada mediante el recurso previsto en el art. 113, inc. 3° de la CCABA en razón de la naturaleza política del proceso de remoción y de la falta de previsión constitucional.

Ello determina la necesidad de despejar, en primer término dos cuestiones: 1) la posibilidad de revisión judicial de lo decidido por la Sala Juzgadora de la Legislatura en ocasión del juicio político del ex jefe de Gobierno, A.I. y 2) la competencia de este Tribunal para entender en esta cuestión. Ambos interrogantes se entrelazan y confluyen en un único planteo, por lo que serán abordados en conjunto, dentro del marco jurídico que le corresponde a este tipo de cuestiones.

Por otra parte, el Tribunal no puede soslayar un pronunciamiento sobre este punto en razón de que le incumbe observar de oficio los límites que la CCABA y la ley nº 402 imponen a su actuación.

1.1. El mecanismo de juicio político establecido en los arts. 92, 93 y 94 de la Constitución de la Ciudad ha recogido, básicamente, las características típicas del clásico instituto de los regímenes presidencialistas previsto en la Constitución Nacional (arts. 53, 59 y 60), y que tiene como antecedente más lejano el antiguo y abandonado impeachement inglés y, como más inmediato al contemplado -y vigente- en la Constitución de los Estados Unidos de América (conf. E., Miguel

Ángel: Tratado de Derecho Constitucional, reimpresión de la 1ª edición, Tomo IV, parágrafo 514: "Juicio político. Características. Acusación", punto B): "Antecedentes", ps. 203 y ss., D., Buenos Aires, 2001; H., E.: Controles Constitucionales sobre Funcionarios y Magistrados. Un estudio sobre el Juicio Político y el Consejo de la Magistratura en la República Argentina, Libro Primero: "El juicio político", Parte Primera: "Antecedentes, referencias históricas y concepto de juicio político", parágrafo B: "Historia y antecedentes del juicio político", ps. 13 y ss., D., Buenos Aires, 1997; y Armagnague, J.F.: Juicio Político y Jurado de Enjuiciamiento en la nueva Constitución Nacional, Parte Primera: "Juicio político", Capítulo I: "El juicio político en Inglaterra", parágrafo V y VI: "Origen del juicio político" y "Evolución del juicio político", ps. 19 y ss., D., Buenos Aires, 1995).

Por intermedio de él la Legislatura puede destituir -con fundamento en su mal desempeño, la comisión de delito en el ejercicio de la función, o la comisión delitos comunes- al titular del Poder Ejecutivo, a su vice, a sus ministros, a los miembros del Tribunal Superior de Justicia y a los demás funcionarios que menciona el citado art. 92.

Del propio texto constitucional surgen normas explícitas e implícitas destinadas a regular el procedimiento, que determinan -entre otras cuestiones- la división de la Legislatura en una Sala Acusadora y otra de Juzgamiento, la composición de ambas salas, la presidencia y funcionamiento de ellas, las mayorías necesarias para acusar y destituir, el respeto al derecho de defensa, las consecuencias de la acusación, de la condena y de la absolución, el plazo máximo en el que la Sala de Juzgamiento debe culminar su tarea, etc.

En el ejercicio de dicho cometido constitucional, la Sala de Juzgamiento no realiza una función judicial, es decir, no decide con fuerza de verdad legal. Esto es así no sólo por su propia naturaleza, sino porque la función judicial -que puede ser considerada como especie dentro del género de la función materialmente jurisdiccional- está exclusivamente reservada al Poder Judicial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y taxativamente vedada a los poderes Legislativo y Ejecutivo (art. 108, CCABA). A su turno, la Sala de Juzgamiento desarrolla una función que, apreciada a la luz de la actual jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, puede reputarse como materialmente jurisdiccional al juzgar la responsabilidad política de las autoridades que la Constitución determina y, en ese sentido -y con las particularidades que más adelante se...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba