Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial - SALA C - CAMARA EN LO COMERCIAL, 10 de Octubre de 2013, expediente 11550.11

Fecha de Resolución10 de Octubre de 2013
EmisorSALA C - CAMARA EN LO COMERCIAL

PODER JUDICIAL DE LA NACION

En Buenos Aires, a los 10 días del mes de octubre de dos mil trece, reunidos los Señores Jueces de Cámara en la Sala de Acuerdos, fueron traídos para conocer los autos “IANNUSE DIEGO JAVIER C/ GARBARINO S.A.I.C.E.

  1. S/

    ORDINARIO” (expediente n° 11.550/11), en los que, al practicarse la desinsaculación que ordena el artículo 268 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, resultó que la votación debía tener lugar en el siguiente orden: D.J.V. (9), E.M. (7) y J.R.G. (8).

    Estudiados los autos la Cámara plantea la siguiente cuestión a resolver.

    ¿Es arreglada a derecho la sentencia de fs. 127/131?

    La señora juez J.V. dice:

  2. La sentencia apelada.

    Mediante el pronunciamiento obrante a fs. 127/131 el señor juez de grado rechazó la demanda por daños y perjuicios deducida por D.J.I. contra Garbarino S.A.I.C.E.

  3. con sustento en el mal funcionamiento que el actor atribuyó a una computadora que, según adujo, había comprado en uno de los locales comerciales explotados por esta última.

    El sentenciante tuvo acreditado ese mal funcionamiento del aparato, pero estimó que no existía ningún elemento que hubiera probado que el actor hubiera efectuado reclamos previos al vencimiento de la garantía debida por la vendedora.

    Descartó que el silencio guardado por “G.” frente a la carta documento que le había remitido el actor hubiera constituido un reconocimiento tácito de la obligación de aquélla de entregar un nuevo producto o, en su defecto, de reintegrar al demandante la suma que había abonado.

    Rechazó también, por las razones que explicó, la procedencia de reconocer los daños punitivos requeridos en la demanda.

  4. El recurso.

    La referida decisión fue apelada por el actor a fs. 142, quien expresó agravios a fs. 158/60, los que fueron contestados a fs. 168/69.

    Sostiene el apelante que mediante el peritaje técnico producido en autos quedó demostrado que el defecto o vicio que presentaba la computadora por él adquirida no había sido sobreviniente al vencimiento período de garantía sino que había afectado a ésta desde su fabricación.

    Afirma que ello no fue debidamente ponderado en la sentencia, lo cual es relevante dado que ese origen del vicio otorga sentido a su versión acerca de que sí existieron reclamos informales anteriores al vencimiento de la referida garantía.

    Entiende que esa versión de su parte se halla corroborada, además, por el silencio guardado por su contraria frente a su carta documento, conducta incompatible con el régimen tuitivo aplicable a los consumidores.

    Finalmente, en lo concerniente al rechazo del daño punitivo requerido, indica que si bien es cierto que la ley de defensa del consumidor establece la obligación de los proveedores de abstenerse de desplegar conductas que coloquen a los consumidores en situaciones vergonzantes, vejatorias o intimidatorias, su art. 52 bis sólo requiriere el mero incumplimiento de aquéllos para tornar procedente la sanción que regula, por lo que solicita que tal sanción sea aplicada en la especie.

  5. La solución.

    1. El actor demandó a G.S. por cumplimiento de la garantía que ésta le debía en tanto vendedora de la computadora individualizada por aquél en el escrito inaugural de este proceso.

      De su lado, la emplazada resistió la acción, fundando su defensa en que, a la fecha en que le habían sido notificados los desperfectos que presentaba el producto, el plazo de vigencia de la aludida garantía se encontraba ya extinguido.

    2. Así trabada la litis, cabe comenzar por destacar que ambas partes están contestes en cuanto a que la computadora adquirida por el actor presentó los desperfectos de funcionamiento que puso en evidencia el perito informático designado en autos.

      De ese peritaje surge que el aludido mal funcionamiento tuvo su origen en errores de fabricación.

      "IANUSE DIEGO JAVIER C/ GARBARINO S.A.I.C. E.

  6. S/ ORDINARIO"

    (Expediente nº 11.550/11; juzg. nº 7, secretaría nº 14)

    PODER JUDICIAL DE LA NACION

    En tal sentido, y tras afirmar que “…el equipo no [presentaba] marcas que [sugirieran] que el mismo [hubiera]

    recibido golpes que pudieran...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR