Se hundieron los mercados y Macri culpó al kirchnerismo

 
EXTRACTO GRATUITO

Un verdadero terremoto. La estrepitosa derrota del Gobierno en las elecciones primarias de anteayer golpeó con fuerza a los mercados, en medio de una incertidumbre generalizada que se reflejó también en la Casa Rosada e incluso tuvo sus coletazos en algunos países de la región. La cotización del dólar para el público escaló a $57,30, una devaluación de 20% respecto del viernes que, según los analistas, se trasladará en algún momento a los precios.Los bonos de la deuda pública sufrieron caídas de hasta 20%, lo que hizo trepar el riesgo país 68,2%, hasta 1467 puntos básicos. Las empresas que cotizan en Bolsa sintieron el golpe del tsunami: el índice Merval sufrió una baja más de 40%, mientras que los papeles de empresas argentinas que cotizan en Wall Street se derrumbaron hasta 59%, una descapitalización histórica que sufrieron principalmente bancos y empresas de servicios regulados, dos de los sectores apuntados por el kirchnerismo en la campaña.La abultada diferencia que consiguió en las elecciones el kirchnerista Frente de Todos, coincidieron los analistas y operadores, hizo olvidar la euforia que habían vivido los mercados el viernes pasado, que anticipaban una elección más pareja. Apenas se iniciaron las operaciones, los inversores entraron en pánico y se desprendieron masivamente de acciones y bonos argentinos, y apostaron al dólar."No podemos volver al pasado, porque el mundo lo ve como el fin de la Argentina", advirtió Mauricio Macri, que responsabilizó al kirchnerismo por la zozobra bursátil y la escalada del dólar. Le asignó la "responsabilidad" de tranquilizar a los mercados y negó cambios en el gabinete. Dijo que habrá medidas para "cuidar a los argentinos". Alberto Fernández no tardó en responder: dijo que el Gobierno es el que "debe gobernar".Para frenar al dólar en medio de la ola de rumores, el Banco Central tomó dos medidas: subió la tasa de referencia 12 puntos, a 74,78% anual, y, además de licitar los US$60 millones diarios a cuenta del Tesoro, hizo tres licitaciones extraordinarias, con reservas, por US$105 millones."La alternativa no tiene credibilidad en el mundo", cuestionó el Presidente, acompañado por su candidato a vicepresidente, Miguel Ángel Pichetto. "Esto no terminó", aseguró el senador, que negó que hubiera una "transición" entre gobiernos, una interpretación que ayer hicieron varios analistas políticos.Por su parte, Alberto Fernández participó por la tarde de un encuentro en el Instituto Patria para analizar...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA