Humor en la cultura. Usos del lenguaje y diferentes prácticas

Páginas:90-107
 
EXTRACTO GRATUITO
90
Humor en la cultura.
Usos del lenguaje y diferentes prácticas1
En el presente artículo nos proponemos centrar el recorte a un
objeto de análisis como el humor, particularmente aquel orientado a
resaltar las diferencias en el marco de relaciones sociales que impli-
quen asimetrías de poder. La selección de los elementos con los que
se producen efectos de humor nos lleva a interrogarnos acerca de su
capacidad para construir y deconstruir estereotipos, poner en la escena
social las diferentes características de la diversidad de los sujetos: ét-
nicas, religiosas, de género, clase, imagen, etc., en el entramado de los
discursos socialmente circulantes. Resaltamos el tono de discurso para
denotar su carácter comunicativo, en el que vamos a revisar el mensa-
je desde su contenido lingüístico, tanto desde lo performativo como
desde la connotación. Para ello, consideraremos el marco de análisis
de la sociología de la cultura, no exenta de aportes de la historiografía
cultural (José E. Burucúa, 2001: 20) en tanto concibe a la cultura como
un campo conictivo al “pone[r] todo su empeño en revelar las formas
representativas y simbólicas que asume el enfrentamiento entre clases
en el plano de la creación cultural”.2
Según el lósofo del lenguaje John Langshaw Austin, la caracterís-
tica performativa de los enunciados se asocia a la capacidad de cons-
truir realidad que tiene la manifestación de las palabras seleccionadas.
1 Este apartado fue elaborado por Juan Vera.
2 B, M.: De Satiricón a Humor. Risa, cultura y política en los años setenta,
Miño y Dávila, Buenos Aires, 2017, p. 17.
91
Siguiendo las categorías analíticas que utiliza, encontramos tres varie-
dades: aquellos enunciados locutivos que reeren a la frase dicha en sí
misma; los enunciados ilocutivos que reeren a la intención que con-
lleva la frase; y los enunciados perlocutivos causales de las conductas
que produce la frase, mientras que referirnos a los contenidos conno-
tativos del discurso implica la signicación culturalmente aceptada por
una determinada sociedad o grupo social, que asocia a la palabra literal
un sentido distinto al mensaje principal, sobre la base de las percepcio-
nes y asociaciones subjetivas. La connotación que le damos al mensaje
expresado (denotado) pone en contexto a dicho mensaje y lo dota de
sentido y de una intencionalidad propia del sujeto que lo emite.
El humor conlleva la nalidad de producir efectos en la risa, y
ésta puede ser analizada como una descarga de energía. “El humor
desarrolla un circuito que termina en el gesto social, en la risa, fe-
nómeno que concentra una descarga anímica violenta y que, inme-
diatamente, consciente o no, se enlaza con otro proceso mucho más
complejo: el sentido común. El humor construye procesos de solida-
ridad e insolidaridad; une y a la vez separa.”3 “No hay risa —o sonri-
sa— sin humor y, si este no provoca risa, deja su esencia humorística”
(Yupanki, 2008).
Remitiéndonos históricamente a la época del Renacimiento, la
risa estaba asociada a lo carnavalesco, por lo tanto era patrimonio del
“pueblo” en oposición a la seriedad de las clases dominantes “repro-
duciendo formas cortesanas sobre la base de lo ‘serio’, de lo solemne,
de ese ritual de un comportamiento elitista y discriminatorio, al otro
extremo: ‘el mundo entero parece cómico y es percibido y considera-
do en un aspecto jocoso, en su alegre relativismo; por último esta risa
es ambivalente: alegra y llena de alborozo, pero al mismo tiempo bur-
lona y sarcástica, niega y arma, amortaja y resucita a la vez’ (Bajtín,
1971: 17)”.4 Con el correr del tiempo, estas formas de expresión de
la cultura popular fueron apropiadas en la búsqueda de hegemonía
3 Y, C.: “Poder, tensión y caricatura. Una aproximación a la teoría del hu-
mor”, Revista Dialogía, N.º 3, 2008, p. 259.
4 Y, C.: “Poder, tensión y caricatura. Una aproximación a la teoría del hu-
mor”, Revista Dialogía, N.º 3, 2008, pp. 253-254.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA