Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala X, 30 de Agosto de 2021, expediente CNT 068892/2015/CA001

Fecha de Resolución30 de Agosto de 2021
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala X

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA X

SENT. DEF. EXPTE. Nº: 68892/2015/CA1 (52900)

JUZGADO Nº: 64 SALA X

AUTOS: “HORMANN, CARLOS C/ CORREO OFICIAL DE LA REPUBLICA

ARGENTINA S.A. S/ DESPIDO”

Buenos Aires,

El Dr. G.C., dijo:

  1. Vienen estos autos a la alzada con motivo del recurso que contra la sentencia dictada en primera instancia interponen ambas partes, mereciendo réplica de sus contrarias. Asimismo, la accionada apela la regulación de honorarios establecida a favor de la representación letrada de la parte actora y de las peritos contadora y médica, por estimarlos elevados, mientras que estos últimos apelan los propios, por reputarlos reducidos.

  2. La parte actora cuestiona la base salarial ponderada en grado para el cálculo de los rubros diferidos a condena así como la cuantía de los salarios por enfermedad admitidos.

    A su turno, la demandada Correo Oficial de la República Argentina (en adelante CORASA), se queja porque se la responsabilizó al desestimar las defensas impetradas en torno a la ausencia de responsabilidad e imputabilidad de los incumplimientos de sus antecesoras y la determinación de la existencia de una vinculación de sucesión directa entre ella y Correo Argentino S.A., en cuyo marco da cuenta de la normativa bajo la cual se desarrollaron los hechos y de la situación que sucedió a partir de la disolución de ENCOTESA. En otro plano, cuestiona el rechazo de la excepción de prescripción opuesta,

    Fecha de firma: 30/08/2021

    Firmado por: G.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.P.S., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: L.J.A., JUEZ DE CAMARA

    la declaración de procedencia del despido decidido por el trabajador, la base salarial fijada en grado, los rubros diferidos a condena y la forma en que fueron impuestas las costas.

    Por razones de orden metodológico, trataré los agravios impetrados por las partes en el orden que sique.

  3. Estimo que no le asiste razón a la demandada en cuanto objeta el rechazo de la excepción de prescripción opuesta. Me explico.

    Insiste la accionada en que, dado que la actora refiere ENCOTESA habría intentado enmascarar una relación de dependencia directa con el actor bajo la de un contrato de trabajo eventual suscripto con la empresa de servicios eventuales Tiempo Propio S.A. en fecha 8/11/94, desde esa fecha habría comenzado a existir el crédito y debió computarse el plazo de prescripción bianual previsto en el art. 256 de la LCT, que no fue suspendido ni interrumpido. Ello así indica que, al haber sido iniciada la demanda más de quince años después, el reclamo se encuentra prescripto.

    La lectura de este tramo del memorial en estudio revela que la recurrente se limita a reiterar en idénticos términos los argumentos que expuso en el responde al deducir la excepción en tratamiento sin controvertir del modo requerido por el art. 116 de la L.O. los fundamentos que el magistrado de grado expuso para resolver del modo en que lo hizo.

    En efecto, la apelante soslaya que el despido se fundó, en parte, en el incumplimiento de la accionada al requerimiento registral efectuado por el trabajador el 23/1/15 y no controvierte -ni siquiera menciona- la conclusión del Sr. Juez de origen en cuanto a que el plazo de prescripción debió computarse desde los treinta días cumplidos Fecha de firma: 30/08/2021

    Firmado por: G.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.P.S., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: L.J.A., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA X

    desde la recepción por parte de la empleadora de dicha intimación. Ello así, toda vez que la demanda fue iniciada el 5/10/15 (ver cargo inserto a fs. 24), es evidente que la acción no se encuentra prescripta.

    Por lo demás, cabe señalar que en la hermenéutica de la ley 24.013 no existe plazo de prescripción alguno toda vez que, vigente el vínculo laboral, el trabajador conserva el derecho a intimar a su empleador al correcto registro del mismo, esto es, a que se subsane un aspecto del contrato que no resulta acorde a la realidad, lo cual ocurrió en el caso en la fecha precedentemente indicada.

    Por lo expuesto, propongo desestimar la queja vertida sobre el punto analizado.

  4. La demandada se agravia porque se la responsabilizó por los incumplimientos de sus antecesoras en orden al registro del ingreso del trabajador. Reitera en esta instancia las defensas que articuló en su responde, pero no rebate los fundamentos esgrimidos por el magistrado de grado para decidir del modo cuestionado, lo cual conduce a su confirmación.

    Lo entiendo así porque el incumplimiento por la cual se responsabiliza a CORASA –sociedad del estado-, tanto el relativo a la intermediación de la empresa de servicios eventuales como el fundado en un supuesto contrato de aprendizaje, acaeció,

    justamente, en la época en que el accionante trabajaba para otra empresa propiedad del estado –ENCOTESA- y la privatización que medió entre la primigenia relación y la anudada con la recurrente (con reconocimiento expreso de la antigüedad adquirida), por las cuales se Fecha de firma: 30/08/2021

    Firmado por: G.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.P.S., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: L.J.A., JUEZ DE CAMARA

    le otorgó a Correo Argentino S.A. la concesión de la explotación empresaria no subsanó o eliminó el defecto registral, porque la antigüedad reconocida se generó a favor del estado, en el caso, a través de ENCOTESA y no existe inconveniente alguno en determinar que la recurrente –empresa del estado- debiera reconocerle aquel período al igual que lo hizo desde el año 1997, época en la cual tampoco existía.

    En tal inteligencia, el Estado Nacional reasumió la operación del Servicio de Correos a través de la Unidad Administrativa creada por el art. 2º del Decreto 1075/2003,

    organismo que, en las mismas condiciones gestionó dicho servicio hasta el 10/8/2004 fecha en la cual se el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios dictó la resolución Nro. 440/2004 (B.O. del 13.8.2004) que aprobó el Acta Constitutiva y Estatutos de CORASA creada por imperio del Dcto. 721/04 bajo el régimen de la ley 19550 y sus modificatorias, con lo cual no se está extrapolando a ésta última un incumplimiento del último “adquirente”, sino del propio estado a través de sus distintas empresas.

    Por lo demás, si el art. 3º del Decreto 1075 estableció que la totalidad del personal del Correo Argentino S.A. pasaría a depender del Estado y los contratos serían reabsorbidos en las condiciones de su vigencia, en el caso, debió habérsele reconocido al actor la antigüedad generada en la anterior empresa estatal que, en modo alguno pudo verse afectada, con motivo de la concesión efectuada a favor de Correo Argentino S.A., tal como fuera expuestos precedentemente, pues CORASA no asume ningún pasivo de parte de aquella, sino de aquel generado por la actuación estatal anterior.

    Fecha de firma: 30/08/2021

    Firmado por: G.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.P.S., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: L.J.A., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA X

    Cabe destacar, a todo evento, que el precedente jurisprudencial de esta S. X

    que la apelante cita en su memorial recursivo (“N.E. y otros c/Unidad Administrativa del Correo Oficial y otro s/despido”) no resulta...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR