Hubo un homicidio en ocasión de robo cada tres días en Buenos Aires

 
EXTRACTO GRATUITO

Alejandro Salazar fue a la casa de sus padres, en Temperley, a buscar cosas para llevar a San Pedro, donde él reside y la familia tiene algunas propiedades. Eran las cuatro de la tarde del sábado y cuando tenía el baúl abierto para cargarlo lo sorprendieron dos asaltantes. Estaba con su novia e intentó resistirse: le dispararon tres tiros; el que le dio en el pecho segó su vida. El de Salazar se convirtió en el 68° homicidio en ocasión de robo en la provincia de Buenos Aires en lo que va del año: uno cada tres días.

Este conteo incluye sólo los casos que tomaron trascendencia pública a través de la prensa y en los que, desde un principio, quedó claramente establecido el robo como motivo del crimen. Aun cuando a lo largo del año se compruebe que algunos otros homicidios ocurridos este año fueron producto de un asalto, la comparación con las cifras oficiales parece indicar que hay una tendencia decreciente en cuanto a este tipo de asesinatos en la provincia. Eso es lo que estiman fuentes del Ministerio de Seguridad consultadas por LA NACION.

Las estadísticas oficiales se cierran a fin de año y se dan a conocer en los meses posteriores, con los respectivos reajustes de carátulas de causas. El último estudio de la Procuración General bonaerense reveló que en 2015 hubo 1247 asesinatos, 17,1% de los cuales tuvieron el robo como móvil: 213 víctimas. El cálculo de siete meses da 124 homicidios en ocasión de robo. En 2014, en cambio, hubo 1478 homicidios dolosos, de los cuales el 20,7% fue durante asaltos: así, la cantidad de asesinatos en robos fue de 305, con un cálculo de 178 para siete meses.

Hechos conmocionantes

Este año, entre los casos salientes se contaron los de 14 efectivos de fuerzas de seguridad, el de un joven científico becado por la NASA, padres de familia y el caso de una chica de 14 años a la que mataron delante de su madre cuando intentó impedir que la asaltaran.

La semana pasada, el contador José Alberto López, de 57 años, fue baleado en la puerta de su casa, en Villa Pineral, partido de Tres de Febrero, por ladrones que intentaron robarle la camioneta. Como era testigo de Jehová, su esposa se negó a que le hicieran una indispensable transfusión de sangre y murió en el hospital Carrillo. Durante la semana también fueron asesinados en robos dos hombres de 60 y 66 años, en Pilar y en Mar del Plata.

Quilmes fue uno de los distritos más violentos. Allí se registraron al menos diez de los 68 casos. El barrio La Cañada, situado entre Bernal y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA