Sentencia nº AyS 1995 IV, 876 de Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, 28 de Diciembre de 1995, expediente P 39495

PonenteJuez RODRIGUEZ VILLAR (SD)
PresidenteRodríguez Villar-Ghione-Mercader-San Martín-Negri
Fecha de Resolución28 de Diciembre de 1995
EmisorCorte Suprema de la Provincia de Buenos Aires

Dictamen de la Procuración General: A fs. 237/240 la Dra. N.H. de Prosa, defensora particular del encartado, interpone recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley contra la sentencia de la Sala Segunda de la Cámara de Apelación en lo Penal de M. delP. que confirmó la de primera instancia y condenó a J.G.O. a la pena de quince años de prisión, accesorias legales y costas, por resultar autor penalmente responsable del delito de homicidio (sent. de fs. 224/230).

Sostiene que el fallo de la Alzada es violatorio del art. 256, incisos 2, 7 e "in fine" del Código de Procedimiento Penal.

Critica especialmente la utilización de la confesión extrajudicial como elemento base de la prueba compuesta, pues considera que es insuficiente.

Por otra parte, se agravia por entender que no se han valorado las contradicciones entre la descripción externa del cadáver y las declaraciones de fs. 22 vta., 28, 26 y 42.

Se disconforma también con los indicios con los cuales la Cámara integró el plexo probatorio.

El recurso no puede prosperar.

Sin perjuicio de señalar que es ésta la primera oportunidad en la que la defensa esgrime el argumento referido a la insuficiencia de la base de la prueba compuesta, —lo cual desde ya, enerva la eficacia del planteo— he de insistir nuevamente en la posición sentada por esta Procuración General (dictamen P. 38.293 que, fundamentada originariamente en la doctrina legal de la causa B. 26.281, "L.", tiene por correctamente estructurado el plexo probatorio estructurado sobre la base de la confesión extrajudicial del encartado.

Tampoco posee mayor eficacia la invocación de omisiones de valoración de supuestas contradicciones probatorias, pues ello no constituye un argumento suficiente para conmover la decisión del "a quo" si no media —como en el caso— denuncia y demostración de absurdo valorativo.

En cuanto al mérito de los indicios utilizados por la Alzada, esta Procuración General ya ha tenido oportunidad de emitir su opinión en la persona de mi antecesor, Dr. E.H.L., dictamen que obra a fs. 196/197 de la presente causa y al cual me remito.

Por lo expuesto, me permito aconsejar a V.E. que rechace el recurso extraordinario traído a su conocimiento.

La Plata, 12 de octubre de 1988 — Francisco Eduardo Pena

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a 28 de diciembre de 1995, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctores R.V...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR