El hombre de los mil rostros que sueña con trabajar alguna vez en Broadway

"El Astral es mi casa", dice, al tiempo que invita a pasar, saluda a todos, le saca la pelusa a una butaca y muestra al detalle todos los cambios que se hicieron en esa hermosa sala de la avenida Corrientes. Como quien hizo reformas en su casa, muestra los nuevos camarines que ahora son bellísimos, la iluminación y el puñado de trampas y giratorios que ahora tiene el escenario. "No es gran cosa, pero es cómodo", dice al abrir la puerta de su camarín, que sí es grande y cómodo. Martín Bossi es un tipo feliz y se nota en sus gestos, su energía, su capacidad de observación hasta de los objetos que lo rodean. No es para menos. Al momento de esta entrevista estaba por estrenar Bossi Master Show, ahí en su casa, una apuesta que debía superar a Bossi Big Band Show, su último gran éxito que estuvo tres años en cartel superando los 800.000 espectadores. Y no se puede creer que este showman que se acomodó en el primer puesto de la taquilla teatral desde que estrenó su primer espectáculo en la calle Corrientes esté algo nervioso. Si su ser obsesivo lo conduce a prever hasta el mínimo detalle. Hizo construir camarines al lado de las trampas (ascensores escénicos) debajo del escenario para que sus asistentes puedan ayudarlo a caracterizarse en cuestiones de segundos. Es que en la magia no se deben ver los detalles. Tiene cuatro caracterizadoras alrededor de su cuerpo que lo convierten de Prince a Paul Stanley en 25 segundos, o de Mick Jagger a Jim Morrison en 40, con prótesis en su rostro.

Esta vez, el tributo no es sólo a los capocómicos, sino también a los grandes del rock. Está acompañado por Carna Crivelli, un elenco de coreutas y una gran orquesta, con dirección de Manuel Wirzt y Emilio Tamer y dirección musical de Nito Mestre.

-¿Cuántas personas están interviniendo tu cuerpo todo el tiempo durante la función?

-Cuatro caracterizadoras y un microfonista. Es una invasión grande y en un estado de disociación muy profundo que me violenta bastante internamente. Tengo que hacer un trabajo de yoga intenso. Me entra alcohol en la lengua, hay prótesis que salen con violencia, dientes postizos, elementos que llevo pegados que debo aprender a manejar? El cuerpo de Morrison no es el mismo que el de Stevie Wonder.

-¿Qué proceso te lleva cada uno de estos personajes? ¿Observación y espejo?

-Llevo un año y medio trabajando con los personajes de este show con un cronómetro. Nunca uso el espejo. Para construir personajes, cuando estoy laburando en casa, tapo los...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR