Historia de amistad y tolerancia

 
EXTRACTO GRATUITO

Un marciano en la boca / Autores: Fernando Morando y Martín Sansarricq / Dirección: Fernando Morando / Intérpretes: Myrna Cabrera, Eleonora Dafcik, Mariano Del Pozzo, Román Lamas, Lara Liebenthal, Lucila Mastrini, Johanna Mizrahi, Olavia Paz Campos y Mariano Pichetto / Diseño de títeres, escenografía y vestuario: Giselle Bosio / Música: Fernando Morando y Santiago Chatsourian / Iluminación: Santiago Grasso / Teatro: Regio, Córdoba 6056 /Funciones: sábados y domingos, a las 16 / Nuestra opinión: Buena.

En el patio del conventillo suena el bullicio de las voces infantiles. Los chicos ya llevan el acento común de su nacimiento porteño. Desde las ventanas de chapa multicolor asoman en tanto las voces de tonalidades tan distintas como los orígenes de los padres inmigrantes. Es el juego -el fútbol, la escondida- el que amalgama al grupo de niños, más allá de las costumbres que cada uno trae de su familia. En el entusiasmo de un partido en el patio parte un pelotazo a tal altura que hace impacto en el platillo volador de un pequeño extraterrestre. La nave se precipita a la Tierra con gran estruendo, el marcianito cae en el patio.

Es un inmigrante en sus términos más extremos, pero es también un niño. La reposición de Un marciano en La Boca, por Grupo de Titiriteros del Teatro San Martín, vuelve a plantear una alianza de los más pequeños que termina siendo ejemplo para los mayores que parecen encerrados en sus prejuicios.

El despliegue coral sobre el escenario tiene sus momentos luminosos con acciones colectivas como el "lanzamiento de amigo", en que los niños unen sus fuerzas para impulsar a uno de ellos hasta la ventana del gallego Manolo, un refunfuñón que esconde la pelota para que no lo interrumpan en la siesta. O en la irrupción de los caballos policías, que tratan de imponer la fuerza bruta de sus cascos, la presencia violenta de su tamaño, para capturar al marcianito. Pierde en tanto algo de su potencia la puesta en escena cuando el bullicio del conventillo se extiende en parlamentos multitudinarios sin la fuerza de la acción en movimiento de los títeres, superponiendo voces en la acústica poco...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA