Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo , 25 de Febrero de 2010, expediente 10.708/07

Fecha de Resolución25 de Febrero de 2010

Año del B.P.J. de la Nación Causa Nº 10708/07

SENTENCIA DEFINITIVA Nº 85802 CAUSA Nº 10.708/07

AUTOS: "HIPPENER MARIA CAROLINA C/ P.A.M.

  1. INSTITUTO NACIONAL DE

SERVICIOS SOCIALES PARA JUBILADOS Y PENSIONADOS S/ DESPIDO"

JUZGADO Nº 17 SALA PRIMERA

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 25 días del mes de Febrero de 2010, reunida la Sala Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo para dictar sentencia en la causa del epígrafe y de acuerdo a la correspondiente desinsaculación se procede a votar en el siguiente orden:

El D.V. dijo:

I)- Contra la sentencia de fs.562/567, apelan ambas partes, presentando sus memoriales: la actora a fs.573/589 y la demandada a fs.592/598. La representación letrada de la parte actora apela sus honorarios a fs.571.

II)- Se agravia la actora porque se desestimó su reclamo de pago del “adicional por reconocimiento institucional”, por la mejor remuneración normal y habitual tomada como base de cálculo indemnizatorio de acuerdo a lo normado por el art.245 de la LCT, así como por el tope establecido por la sentenciante de grado a los mismos fines, argumentando sobre esto último que no existe tope aplicable en la especie y que, en su caso, la accionada nada dijo en el responde. En forma subsidiaria, sostiene que tampoco se habría aplicado la doctrina emanada del fallo del Alto Tribunal en la causa “Vizzotti”. Apela también el salario utilizado como base de cálculo de la multa prevista en el tercer párrafo del art.80 de la LCT. Se queja por considerar incorrecto los importes diferidos a condena por los siguientes conceptos: integración del mes de despido, vacaciones no gozadas, y diferencias SAC

primer semestre de 2006. Apela el rechazo del “SAC sobre preaviso”, el daño material que se habría originado en una merma salarial a consecuencia de la cual no pudo recibir atención médica en OSDE, y del daño moral. Con relación a este último rubro,

la parte actora actualiza la apelación interpuesta contra la resolución del 13 de marzo de 2008, a través de la cual se denegó la producción de ciertas pruebas –pericia psicológica, prueba de informes-, sobre las cuales insiste en esta instancia. Destaca las declaraciones testimoniales rendidas a instancia de su parte, de las cuales –a su criterio- se extraería la existencia de la discriminación sobre la cual se sustentó su petición de reparación de daño moral.

La accionada, por su parte, se queja por la categoría admitida como permanente o definitiva en el fallo de grado (C01). Insiste en que nada adeuda por las funciones que calificara como “transitorias y temporarias” que desempeñara H.. Destaca que fue esta última quien en forma voluntaria habría renunciado a su cargo como titular de la Unidad Coordinadora Federal, y que fue autorizada a prestar servicios por el término de un año y en forma excepcional en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Hace especial hincapié en la Resolución Nro.1536/2005, del 29 de Diciembre de 2005, y lo estipulado en el art.26 del CCT 697

E

con relación al adicional por función jerárquica. Refiere que los certificados contemplados por el art.80 de la LCT siempre estuvieron a disposición de la actora.

Con relación a la indemnización prevista en el art.245 de la LCT, puntualiza cuál era el tope vigente al momento del distracto. Apela la resolución que ordena el depósito de aportes y contribuciones –al momento de practicarse la liquidación-, así como la distribución de las costas y el eventual pago de la tasa de justicia, argumentando sobre esto último que se halla exenta.

III)- No obstante el orden en el que fueran introducidos los recursos, y teniendo en cuenta la complejidad de las cuestiones que ambas partes plantean ante esta Alzada, estimo conveniente –a los fines de una mayor claridad expositiva- rememorar que la Sra. H. se colocó en situación de despido indirecto a tenor de la misiva remitida el en el mes de Agosto de 2006, como consecuencia –

entre otras cuestiones, aunque la salarial constituye el punto neurálgico- de la reducción de haberes derivada de la falta de pago del adicional por “conversión escalafonaria”. La percepción de este adicional, que se observa como una porción significativa de la remuneración mensual de la actora, se encuentra indisolublemente vinculada con la categoría que aquella ostentaba. Sobre el punto, la accionada insiste en que las funciones que implicaban el ejercicio de la categoría C01 eran de carácter transitorio, y que la renuncia presentada en el año 2005 a su cargo de titular de la Unidad Coordinadora Federal obsta a la petición salarial objeto de reclamo. En este orden de ideas, observo que la Resolución Nro.1536/05 emanada del Instituto demandado, a través de la cual se acepta la renuncia a las “funciones de coordinadora de la Unidad Coordinadora Federal”, y se limitan las funciones de la actora, se dejó

constancia de la “categoría 01” que revestía H. (ver fs.403, resolución del 29 de Diciembre de 2005). Ya la Res.661/00 (fs.455/457), de acuerdo al análisis realizado por la sentenciante de grado –que no luce en este aspecto controvertido en la apelación (art.116, LO)-, revela que a H. se le reasignó la categoría C01, lo que luce ratificado por el contenido de la Res.461/04 (fs.449), por medio de la cual se otorgó la función de titular de la Unidad Coordinadora Federal, dejando constancia de que la asignación de H. no representaba erogación para la demandada “…atento a que la nombrada registra categoría acorde a tal función” –a ese momento,

categoría C01, de acuerdo a los términos de la propia resolución-. La única referencia temporal que surge de esta última resolución se vincula con la asignación de funciones de titular de la Unidad antes individualizada, cuya extensión se supedita a la duración del mandato de la directora ejecutiva del instituto –Dra. O.-, mas ello no altera la categoría que corresponde a la trabajadora.

El contexto normativo examinado deja escaso margen para sostener, como pretende la demandada, que la categoría asignada en forma reiterada a H., tuvo el carácter de transitoria, y por el contrario, el detalle temporal y funcional que se extrae de la lectura de las resoluciones apuntadas revela que la asignación de esa categoría revistió carácter permanente. Sentado ello,

conviene también recordar los términos de la Res.1523 del 21 de Diciembre de 2005,

donde se regula el adicional “por conversión escalafonaria”, a cuya percepción tienen derecho aquellos trabajadores que “…con anterioridad a la aprobación del nuevo sistema detentaban las categorías J1 a 6 y C 1 y 2, esto es, aquellos que sin cumplir 2

Año del Bicentenario Poder Judicial de la Nación Causa Nº 10708/07

funciones de responsabilidad jerárquica percibían los conceptos responsabilidad jerárquica, dedicación amplia y/o adicional art.2 resolución 264/91. En razón de no existir causa para la continuidad de tales rubros ni percepción de otros destinados a aquellos que reúnen las condiciones exigidas para su goce, se abonará

exclusivamente bajo este concepto el valor necesario para cubrir la integración de tales rubros…”, previo los descuentos allí estipulados. Como vimos, la actora ostentaba la categoría C01 al mes de Diciembre de 2005, y...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR