Un himno: 'Barrabravas, nunca más'

 
EXTRACTO GRATUITO

Javier Cantero siguió en su cruzada contra los violentos en el fútbol y consiguió lo que pocos: reunió en una causa a los hinchas propios y ajenos. Fue en la sede de Independiente, en la avenida Mitre 470, en Avellaneda, donde unas 500 personas cantaron en favor del dirigente y bramaron en contra de los barrabravas bajo una consigna única y distinguida: nunca más para la intolerancia, los insultos, las extorsiones y los beneficios para los bravucones.Megáfono en mano, Cantero, pausado, pero filoso, tomó la palabra desde las escaleras del club, en una imagen parecida a cuando ganó las elecciones, el 18 de diciembre pasado. Con autoridad y voz firme les pidió a sus seguidores mantener la calma en el partido de hoy (ver aparte) y tapar los insultos con "aliento para el equipo". Hubo hinchas de todos los clubes, incluso de Racing y Boca. También estuvieron organizaciones sin fines de lucro, como la ONG Salvemos al Fútbol y los familiares de víctimas en los estadios. Un cántico los unió: "Si sos hincha del fútbol tenés que gritar, barrabravas, barrabravas, nunca más" . Más que un mensaje fue un himno.Cantero siguió con el derrotero político. Ayer, por ejemplo, fue recibido por el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, en una charla en la que también participaron autoridades policiales de Avellaneda. Fue otra jornada de respaldo en todas las plataformas. También charló con él, en este caso por teléfono, el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina. Otro de los que se comunicó con el dirigente por la misma vía fue el senador nacional Samuel Cabanchik.Cerca del mediodía, Pablo "Bebote" Álvarez, líder de los hinchas, hizo su movida. En su representación, la abogada Débora Hambo -también habría representado a algunos hinchas que tuvieron problemas en el Mundial de Sudáfrica 2010-, en su oficina de Puerto Madero, dio una conferencia de prensa en la que habló de un presunto audio en el que Cantero les ofrecía dinero a los simpatizantes. El audio, difundido por varios medios, fue defectuoso.La figura de Cantero se volvió convocante en los últimos días. Todo comenzó hace un par de semanas, cuando el dirigente fue encerrado en su oficina por 30 barrabravas que le exigieron dinero, entradas, micros y banderas. "La verdad es que el tema se nos fue un poco de las manos. Recibí gestos de apoyo desde todos los sectores. Incluso desde países limítrofes. Creo que ahora los funcionarios tienen la obligación de hacer algo y de acompañarnos. Me siento muy acompañado."Los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA