Hilda, la equilibrista

 
EXTRACTO GRATUITO

Hilda Lizarazu dice que siempre ha sido una equilibrista dentro del rock argentino que la vio crecer y desarrollarse primero como fotógrafa, luego como corista y, finalmente, como compositora y cantante pop. Una equilibrista que lleva más de tres décadas caminando con gracia sobre la cuerda y que este año hasta se animó a realizar un triple salto en el aire al incursionar como jurado de un concurso de rock por TV y como partenaire de Andy Kusnetzoff en el teatro, mientras escribía y grababa un nuevo capítulo discográfico de su carrera solista que, cerrando el círculo, tituló Las vueltas de la vida. Un álbum en el que desde el primero hasta el último tema homenajea a ese rock argentino que la adoptó para siempre.

"Soy una equilibrista en la noche, me llamo Lucía, trabajo en el circo casi desde que nací... Me hice amiga del oso de Moris, lo conocí en un pueblito alejado, estaba tan triste que su jaula abrí", canta en la canción que abre el disco y que funciona como eje conceptual. "El tema tiene esa ocurrencia de unir una canción de 2015 con aquella de 1970. Cuarenta y cinco años con un link en el medio, con una cantante, que soy yo, que decide darle vida a Lucía y hacer que libere al oso de Moris. Todo me parecía muy absurdo y eso enseguida me sedujo."

A partir de Lucía entonces apareció el concepto circense, el presentador que introduce la función y las fotografías del arte del álbum. "Yo tengo el circo alrededor, el mundo varieté y todo ese folklore que hoy está muy presente en cierta porción de la sociedad de la contracultura joven. La cosa medio Kusturica prendió mucho en los chicos y está representada en la movida de los centros culturales y a ese mundo yo lo siento un poco cercano, me siento identificada. No tanto con la marginalidad de estar en una esquina tirando raquetas al aire, pero sí internamente tengo la motricidad, la cosa circense, la gimnasia, las bicicletas; todo me resulta afín. Ahí está parada Lucía, que soy yo que está haciendo equilibrio, como todos."

-Al inicio aparece el oso de Moris y en el final incluiste una versión de "La balsa"...

-Sí, fue un poco para homenajear al rock fundacional y surgió de una convocatoria de Lito Vitale, que le armó un tributo a Litto Nebbia, en Mendoza, en 2012, y en el que canté "La balsa" y "Viento dile a la lluvia". Nunca la había cantado antes en público y me encantó. Para el disco le hicimos unos arreglos de voces medio souleros y le cambiamos el tempo.

Los guiños al rock argentino...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA