Hermosa naturaleza hostil: viajaron en casa rodante y quedaron varados en el Sur: 'Nos jugamos nuestros ahorros'

.

Después de haber vivido siete largos años en el exterior, finalmente habían decidido regresar a la Argentina. Pero el país no iba a recibirlos con los brazos abiertos . Cuando estaban intentando reinsertarse en el país, ocurrió lo imprevisto. Corría septiembre de 2018 y un llamado del Hospital Sirio Libanés, del barrio de Villa Devoto, en la ciudad de Buenos Aires, interrumpió el descanso nocturno. Al llegar al área de terapia intensiva le dieron a ella la peor noticia de su vida. "Fue una muerte anunciada -pero no por eso aceptada-. Le avisaron a mi mujer que su madre había fallecido después de luchar ocho meses contra un cáncer que había aparecido de la nada".

Ese evento los sacudió. Los meses subsiguientes fueron muy complicados . Juan Donali intentó retomar su profesión de publicista, pero los trabajos salían a cuenta gotas, y su mujer -con experiencia en confección de indumentaria de manera independiente- no podía casi ni salir de la casa por la tristeza. Fue entonces que una idea empezó a gestarse . Una que tenían desde hacía mucho tiempo y sobre la que habían conversado en su primera cita, trece años atrás. Dejar la ciudad para vivir en la naturaleza junto a sus perros .

Juan y Paola en plena restauración del vehículo.

Dentro de esos planes surgió la inquietud de comprar una casa rodante . Sabían que iba a ser difícil viajar con seis perros y conseguir alojamiento. Pero la realidad era que no conocían nada sobre el mundo de las casas rodantes. De modo que comenzaron a investigar y buscar alguna que fuera "linda, buena y barata. La que más buscó fue Paola, mi mujer. Ella tiene un don para buscar y encontrar oportunidades".

Fue así que un día mientras caminaban por el barrio dieron con una casa rodante escondida dentro de un lote que parecía abandonado. "Fuimos juntos y llamamos para ver si alguien salía de la casa. Luego de un rato, cuando ya estábamos por desistir, una mujer se asomó, con un poco de miedo y desconfianza. Le preguntamos si la casa rodante estaba a la venta. Hizo un llamado y, al cortar, nos dijo que sí. ¿En serio se vende? ".

Acordaron el precio de venta y la operación quedó cerrada. Y en febrero de 2019 estacionaron el vehículo frente a su departamento de 45 mts2 del barrio de Versalles, en la ciudad de Buenos Aires, bajo la mirada atenta de varios vecinos que no se sintieron muy cómodos con semejante "auto" que les sacaba lugar para estacionar.

"La euforia de saber que nuestra idea estaba tomando forma no duró mucho. Al día siguiente, al empezar a ver realmente en detalle la casa rodante, lo que parecía un pequeño retoque se...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR