La herencia imperfecta y sin dueño

 
EXTRACTO GRATUITO

El inicio de los años de elecciones presidenciales ofrece una imagen preliminar, pero instructiva, del entorno político en el que se va a desarrollar la pelea por el poder. En enero de 2007, el dilema central estaba sintetizado en una expresión de : "Pingüino o pingüina". En el fondo, el acertijo reflejaba la holgura con la que llegaba el oficialismo a esa instancia, que le permitía incluso contar con dos candidatos posibles.

En enero de 2011, la muerte de Néstor Kirchner todavía era un recuerdo cercano, y Cristina exhibía la imagen sufriente de una viuda expuesta al desafío de seguir gobernando el país. Su recuperación anímica y política, y la canalización del renovado fervor militante en torno de ella eran en ese verano los ejes del incipiente proceso electoral. Ella era la figura dominante, la única heredera auténtica del proyecto.

Este año el panorama es muy diferente, no sólo porque el kirchnerismo siente que se quedó sin un representante genuino para continuar en la Casa Rosada, sino porque comparte el protagonismo con otras fuerzas políticas en un marco de .

El kirchnerismo puro intenta salvar el primer déficit con una metáfora política que el senador Juan Manuel Abal Medina definió como "la re-reelección del proyecto", lo que equivale a admitir que, ante la falta de un candidato auténticamente propio con posibilidades de ganar, lo relevante es , no tanto quién es el ejecutante. Esta extraña alquimia de postular un plan sin líder en un país caracterizado por el hiperpresidencialismo en realidad parece más una búsqueda por prolongar por otra vía el liderazgo de . El camporista José Ottavis expuso esta semana el pensamiento de este núcleo duro: "Les sugeriría que no se distraigan con la interna de la interna, porque 2015 no depende de trenes [N. de la R.: léase Florencio Randazzo], mate en la mano [quizá Julián Domínguez], de naranjas [clara alusión a Daniel Scioli] ni de exprimidores de naranja [por Sergio Urribarri]. Como en todos estos años, el futuro electoral de este espacio político depende del proyecto colectivo".

En la última semana de 2014 la principal preocupación del kirchnerismo puro fue aprobar la ley que dispone la elección directa de legisladores del Parlasur, un interés que no estuvo guiado sólo por la necesidad de conseguir eventuales fueros para la Presidenta. Por una modificación introducida en el trámite parlamentario, el proyecto deja a criterio de cada fuerza política la decisión de definir en las PASO sus...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA