Hechos no probados. La Rioja

RESUMEN

Si bien las sentencias son públicas y se pueden publicar los datos de los actores, la Revista prefiere presentar solamente sus iniciales porque se ha comprobado que ciertos pretensores de empleo encuentran dificultades porque antes de las entrevistas los empleadores colocando sus nombres en los Grandes Buscadores saben si tuvo demanda contra otro empleador, obviamente con el resultado previsible.... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO

La Rioja, veintidós de Febrero de dos mil diez. Y VISTOS: Estos autos, Expte. año 2008, letra "F", NE 2.598, caratulado "F:, Javier Ela¬dio c/ Luis Genaro Maciel y/o Confitería Hamilton - Despido Incausado – Dif. De Haberes". DE LOS QUE RESULTA: I) Que a fs. 23/27vta. comparece mediante letrado apoderado Javier Eladio F:, con domicilios real y constituido donde cita, entablando demanda por despido incausado y diferencia de haberes en contra de Luis Genaro Maciel y/o Confitería Hamilton, con domicilio que denuncia en esta ciudad capital, procurando el cobro de la suma de VEINTISÉIS MIL DOSCIENTOS SETENTA Y OCHO PESOS CON SESENTA Y OCHO CENTAVOS ($26.278.68), en concepto de sueldo del mes de julio año 2008, sueldo proporcional de Agosto, SAC, SAC proporcional, vacaciones proporcionales, Preaviso omitido, indemnización por antigüedad, indemnización ley 25323 art. 1 y 2, indemnización del art. 80 LCT, indemnización art. 132 bis, y diferencia de haberes. Al relacionar hechos expresa que ingresó a trabajar bajo la dependencia económica, técnica y jurídica de Luis Genaro Maciel, quien se manifiesta como empleador y propietario de Confitería Hamilton, el día 20 de Junio de 2007, cumpliendo su labor en ese comercio, ubicado en el Shoping Catedral, en pleno centro de esta ciudad. Que el compareciente tenía una jornada laboral de 09:00 a 13:00 horas por la mañana y en la tarde de 18:00 a 22:00 horas. Que la actividad que realizaba en un principio era la de cafetero, percibiendo una remuneración de QUINIENTOS CINCUENTA PESOS ($550,00) aproximadamente. Que la patronal registró la relación laboral el primero de Agosto de 2007 con la categoría de maestranza A, y que lo registró con media jornada, pero que el compareciente trabajaba el día completo, advirtiéndose una registración posterior a la fecha real de ingreso y cuando lo registró la patronal, lo hizo de manera defectuosa, solo media jornada laboral de la que el compareciente trabajaba, eludiendo de esa manera, su primigenia obligación legal, contractual y moral de un trato digno al compareciente. Que aproximadamente en el mes de Octubre de 2007 renunció una compañera de trabajo del compareciente, y comenzó a realizar la actividad de mozo en el salón de la Confitería Hamilton, con una nueva jornada laboral de 07:00 a 15:00 horas, de lunes a viernes. Que también el compareciente cumplía su labor un día correspondiente al fin de semana de manera rotativa, es decir un sábado o domingo de 08:00 a 15:00 horas o a la tarde de 15:00 a 23:00 horas, según las órdenes del empleador, sin abonarse las horas suplementarias en la modalidad de ejecución del contrato como se relata. Que el empleador despidió al compareciente el día 11 de julio de 2008, mediante carta documento CD N1 959320123, diciendo: "Por la presente y en mi carácter de propietario del bar Confitería Hamilton, le comunico que se lo despide con justa causa prescindiendo de sus servicios a partir del día 01 de julio de 2008. Motiva su despido los hechos de violencia acontecidos el día 22/06/08 en horas de la tarde, en confitería de mi propiedad donde ud. prestaba servicios. Los hechos riña e insultos que protagonizara ud. juntamente con la señora Ríos Noelia Andrea (también dependiente) y la pareja o concubino de esta última, hechos que provocaron un grave daño a la imagen comercial de mi establecimiento, y del todo shoping catedral, causando desorden generalizado en el ámbito de la confitería, ante toda la clientela presente y locatarios del paseo comercial. El hecho encuadra en las previsiones del art. 242 de la LCT, y habiéndose previamente sustanciado sumario de investigación suficiente a fin de tomar la decisión que aquí se le comunica. Liquidación final y certif. Art. 80 a su disposición. Hacemos reserva de accionar por daños y perjuicios. Fijo domicilio legal en calle San Nicolás de Bari (0) 787 de esta ciudad, Estudio jurídico Menem y asociados". Que la parte empleadora aduce esta clase de artimaña o ardid para crear una falsa justa causa para evitar la aplicación de lo beneficios que le otorga la ley laboral al compareciente. Que esa misiva adolece de vicios, como la verdad real de la causa invocada, y un procedimiento sumarial al cual el compareciente jamás tuvo acceso, demostrándose otra vez con dicha acción, la falta a la buena fe contractual impuesta por el orden público laboral. Que en realidad el compareciente fue victima de una especie de reproche por parte de un señor ajeno al trabajo, pero aclarando que el compareciente no contestó, no repelió supuesta agresión, ni tampoco fue participe de riña alguna. Que todo fue puro invento y exageración fáctica de una supuesta excusa de denegación indemnizatoria. Que a pesar de haber cursado la misiva mendaz anteriormente mencionada, el empleador le comunicó que no debía hacerse problema, porque seguiría trabajando en el local, que continuaría con su prestación. Que hace notar la mala fe contractual permanente de la contraria, porque luego de semejante invocación unilateral de motivos de denuncia contractual, aparece la posibilidad de la patronal de proponer y continuar con el vínculo jurídico a pesar de la misiva del despido "causado". Que el compareciente se vio angustiado de no saber que hacer, porque como dijo prosiguió con la relación laboral, en el mismo horario de 07:00 a 15:00 horas, la misma jornada, a instancias del empleador obviamente, luego del 11 de julio, con el peso de una carta documento encima. Que el accionante le preguntó al empleador como quedaba la cuestión, a lo que le respondió que iban a continuar con la relación como estaba, una nueva situación laboral, pero de forma clandestina, que hubo un acuerdo de partes en continuar la relación laboral. Que el compareciente, al no tener claro cuáles eran las pretensiones de la patronal, no contar con obra social y un futuro laboral acorde con la normativa vigente, el día 11 de julio de 2008 le envió la siguiente misiva: "Por medio de la presente rechazo CD n1 959320123 de fecha 30 de junio de 2008, por el cual invoca despido con justa causa, toda vez que al misma es falaz en sus términos y afirmaciones. Niego rotunda y categóricamente, haber sido causante de hechos de violencia, riñas e insultos, como usted lo invoca. He sido sí, víctima de un ademán de agresión por parte del esposo de una empleada, reitero víctima, no causante ni continuador de inconductas en contra de mi persona. No hubo gritos ni desorden, afirmaciones exageradas de usted que conducen a su voluntad de querer justificar un despido injustamente causado. Ante esta situación y con las ofertas laborales efectuadas y prestación de tareas a sus ordenes, a pesar de la comunicación del distracto laboral desde la recepción de la comunicación y los días subsiguientes, intimo de forma fehaciente a que aclare mi situación laboral, bajo apercibimiento de ley. También comunico mi seria intención de continuar con el vínculo laboral con vuestra empresa, tal como lo manifestara usted y como se viene haciendo a la fecha, por lo que solicito, sea bajo las condiciones legales y contractuales que de buena fe hasta aquí se viene realizando. Fijo domicilio legal en el de mi abogado patrocinante dr. Fernando Mario Romero". Que es importante destacar que se produjo el efecto establecido en el art. 234 LCT, que existió una retractación de despido por acuerdo de partes. Que el compareciente no tuvo noticias hasta el 11 de agosto de 2008 cuando le comunicaron que no podía ingresar a su puesto de trabajo, por lo que envió telegrama colacionado en la misma fecha, diciendo: "Ante la negativa de dejarme ingresar a mi puesto de trabajo, por parte del encargado del local, intimo en término de ley aclare situación bao apercibimiento de ley. Por igual término exijo respuesta de carta documento anterior ante el silencio hasta el día de hoy". Que ante esa intimación la patronal manifestó que procedía a ratificar la "causal" de despido de fecha 30 de junio, carta documento de fecha 30 de junio de 2008 CD N1 959320123, es decir invoca un insólito despido "causado", que ya había quedado sin efecto por la reanudación laboral antes denunciada, y además, ante ello, debería existir una nueva causal, por la prestación queda intacta por rehacerse el vínculo. Que en definitiva debiera haber una nueva causa de extinción de la relación, que obviamente no existió. Que en respuesta a la misiva de la patronal el compareciente hizo efectivo el apercibimiento de considerarse despedido, reclamando indemnización de ley, mediante misiva del 11 de Agosto de 2008. Que la conducta descripta representa para el compareciente una injuria grave sin lugar a dudas y debe considerarse despedido por exclusiva culpa del empleador el día 11 de agosto de 2008. Que la contraria reconoció la continuación, cuando en la penúltima misiva "remite", es decir intenta hacer valer una causal de extinción ulterior a la relación reanudada. Que el cálculo de la indemnización fue realizada de acuerdo al CCT vigente aplicable en esta materia, que fija un salario básico para la categoría de maestranza A de jornada completa en la suma de MIL DOSCIENTOS NOVENTA Y CUATRO PESOS CON SESENTA Y NUEVE CENTAVOS ($1.294.69). Que a esa suma que debía haberse percibido por convenio, le resta la mejor remuneración recibida en "blanco", es decir al suma de QUINIENTOS NOVENTA Y OCHO PESOS CON CINCUENTA Y SIETE CENTAVOS ($598,57). Que de allí sacó la diferencia restando el sueldo por convenio, con el salario realmente percibido. Que los montos están expresados en la planilla respectiva (fs. 21). Que también es motivo de reclamo la diferencia de haberes de la que fue privado el compareciente durante el período que duró la relación laboral, porque trabajaba jornada completa y se le abonaba una remuneración correspondiente a media jornada. Que reclama el art. 132 bis, por los períodos clandestinos, las medias jornadas no declaradas, que hacen a una jornada laboral completa, y al último mes laborado y no...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA