De Habitantes a Ciudadanos

Autor:Comisión Nacional de Justicia y Paz
RESUMEN

El espíritu que nos anima al presentar esta Propuesta, es convocar a distintos sectores a trabajar juntos por el bien común

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO
Presentación

El espíritu que nos anima al presentar esta Propuesta, es convocar a distintos sectores a trabajar juntos por el bien común, más allá de los intereses sectoriales de cada uno.

Creemos que es necesario elaborar propuestas sobre temas de fondo para el país, que sin desconocer la coyuntura actual, puedan eventualmente convertirse en políticas de Estado. Los estamos convocando a un trabajo a mediano y largo plazo apuntando a los bicentenarios que cumplirá el país en los próximos años.

Proponemos la inclusión social como tema central y transversal a todos los otros temas, para ser priorizado en este trabajo. Intentaremos simultáneamente convocar a otros grupos en todo el país que pueden hacernos llegar propuestas a nivel local, provincial y nacional. Desde un comienzo hemos recibido el apoyo de los otros credos y las principales ONGs.

Presentamos un listado de diez temas que consideramos importantes en la construcción del bien común. Les proponemos seleccionar algunos de ellos para comenzar a trabajar. Nos anima el espíritu de diálogo y de construcción conjunta, por ello estamos dispuestos a considerar otros temas no incluidos en nuestra propuesta.

Deseamos de todo corazón que Dios nos asista a todos en este emprendimiento en bien de los argentinos, particularmente de todos aquellos que aún padecen las consecuencias de la pobreza y la exclusión social.

Eduardo L. Serantes

Presidente

Comisión Justicia y Paz

Mons. Jorge Casaretto

Obispo de San Isidro

Asesor de la Comisión de Justicia y Paz

1. Introducción
Objetivo de esta Propuesta dentro del Proyecto de la CNJyP
La Comisión Nacional de Justicia y Paz

La Comisión Nacional de Justicia y Paz es un organismo de la Conferencia Episcopal Argentina de la Iglesia Católica que trabaja buscando contribuir al desarrollo de la justicia social, mediante la formación de ciudadanía y la promoción del diálogo entre los distintos sectores sociales y políticos de la comunidad nacional.

La Comisión Nacional de Justicia y Paz tiene su origen en el Pontificio Consejo Justicia y Paz, “organismo universal de la Iglesia que tiene como función estimular a la comunidad católica para promover el desarrollo de los países pobres y la justicia social internacional” . Al decir del Papa Pablo VI, “justicia y paz es su nombre y su programa” .

Conformada por miembros laicos, ésta comisión es la única del Episcopado que no está compuesta enteramente por obispos. No obstante cuenta con el Obispo de San Isidro y Presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, Mons. Jorge Casaretto como su asesor y guía. Junto con esta comisión y Cáritas, Justicia y Paz participa del objetivo de la Iglesia Católica de generar acciones que ayuden a alcanzar una sociedad más justa en el marco de la democracia y el respeto a los derechos humanos.

Como organismo de la Conferencia Episcopal Argentina, está a disposición de los obispos y las diferentes comisiones de modo de asistirlos en cualquier tema que soliciten investigar y sobre el cual quieran orientarse.

Cualquier organización que comparta los objetivos perseguidos por la comisión es un interlocutor válido y necesario de las comisiones de Justicia y Paz de todo el mundo. Es por esto que el trabajo con representantes de otras religiones y asociaciones no gubernamentales ocupa un lugar esencial dentro de la comisión argentina, por estar comprometidos también ellos en la promoción de la justicia, de la paz y del respeto de la dignidad humana.

La “Propuesta” dentro del Proyecto de la Comisión

La redacción de esta Propuesta se encuadra dentro del actual “Proyecto de Trabajo” de la Comisión Nacional de Justicia y Paz, que fue presentado a los Obispos de Argentina y aprobado durante el año 2006.

Este Proyecto ha sido diseñado asumiendo el siguiente objetivo general de la Comisión para los próximos años:

El tema prioritario que la Comisión ha elegido como aglutinante hacia la generación de consensos es el de la INCLUSIÓN SOCIAL.

El proyecto se basa en tres “pilares” de tareas a desarrollar:

a.- Elaboración de un Listado de Temas Prioritarios

b.- Una metodología de Trabajo con las Comunidades

c.- Una metodología de Trabajo con la Dirigencia

En consecuencia, la presente Propuesta tiene como objetivo, fundamentar la elección del desafío prioritario del momento presente, la INCLUSIÓN SOCIAL, como eje de trabajo y reflexión, y proponer un listado de temas prioritarios sobre los cuales se deberían diseñar iniciativas que deriven primero en consensos de la sociedad y luego en políticas de estado.

Esperamos que estas páginas sean la base para el diálogo de la Comisión Nacional de Justicia y Paz con otros sectores de la dirigencia. También persigue el objetivo de ser material disparador y motivador de distintas iniciativas de trabajo en taller que se organizarán tanto con las comunidades locales de las distintas áreas de la Iglesia Católica (diócesis, movimientos, etc.) como con las estructuras de otros credos y organizaciones de la sociedad civil. De este modo, y con esta Propuesta como invitación a la participación, intentaremos movilizar la conscientización de la mayor cantidad de ciudadanos posible en torno a la necesidad de lograr consensos sobre los temas prioritarios, para que finalmente –como hemos explicado- esta dinámica de concientización derive en propuestas concretas y decisiones de estado de las autoridades, que una vez constituidas en “políticas” a través de su correcta implementación legal, revistan el carácter de permanentes o al menos, sólidamente instituidas, dado que han nacido del consenso social y por tanto gozan del aval de un “acuerdo” de la ciudadanía.

Creemos que la concreción de estos acuerdos y consensos, constituyen el mayor desafío en el camino hacia un proyecto de país que incluya a todos los ciudadanos. Este camino de consenso implica el “diálogo” como metodología y como actitud, esto es: la capacidad de proponer ideas y escuchar otras propuestas, intentando reforzar lo común y no acentuar lo que se contrapone, renunciando siempre a la imposición del interés propio sobre el bien común.

En síntesis, esta Propuesta intenta ser un instrumento que ayude a la focalización de ejes y temas prioritarios sobre los que pensamos que la ciudadanía Argentina debe dialogar para consensuar caminos de acción, que se traduzcan en políticas de estado con cierta permanencia en el tiempo.

La misión de la Comisión Nacional de Justicia y Paz se realiza en el marco del documento del Episcopado Argentino “Navega Mar Adentro”, y específicamente, en la acción destacada N°3 “Iglesia servidora para una sociedad responsable y justa” que tiene como objetivo, “desarrollar las actitudes propias de ciudadanos responsables” y “un estilo de vida ciudadano comprometido en la construcción del bien común y la inclusión social “ (Cf. N°95-97). Estos objetivos nos enmarcan el horizonte de trabajo hacia el Bicentenario.

Vemos como en “Navega Mar Adentro”, nuestros Obispos asumen una decidida opción preferencial por el bien...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA