Las Habilidades lectoras. Su importancia para la comunicación en una cultura de paz

Autor:Guillermo M. Guevara Moya - Idarmis Knight Soto - Betsy Bilbao Carballo - Claudia Guevara Bilbao
RESUMEN

Leer es un proceso mental, en el que quién lee debe concentrase en lo que el texto está indicando, al mismo tiempo que indaga, cuestiona y se mantiene una actitud crítica frente al mismo. El problema es que la mayor parte de la lectura que se realiza es acrítica, utilitaria, objetivista y sólo se hace para adquirir información de las generalidades del texto. El reto es enfrentarlo... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO

Introducción

En las carreras de corte humanístico, sin lugar a dudas, el cultivar de forma consciente la habilidades de la formación de lectores críticos, resulta de gran importancia, es por ello que se considera que el tratamiento a la misma, no debe ser exclusivo, de una asignatura u otra, pues el resto de las que recibe el estudiante también necesitan de su desarrollo dentro del proceso de comunicación pedagógica.

Lo que caracteriza a una persona competente en el uso de las habilidades lingüísticas recae en la posibilidad que esta persona tiene de adaptar dichas habilidades a diversos propósitos y circunstancias. Esto aboga por diversificar en la enseñanza superior las experiencias educativas que se propone a los estudiantes con la finalidad de ampliar su competencia comunicativa en todos los ámbitos.

El docente debe explorar los verdaderos intereses del estudiante porque puede presentar desmotivación hacia contenidos como por ejemplo en este caso del desarrollo de la habilidad de leer. Deben realizarse actividades donde se vean reflejados, donde estén presentes sus amigos, sus familiares y los docentes que inciden en él, para lograr la emotividad en sus vidas, presentando situaciones donde lleguen a una solución.

En Cuba, en los nuevos enfoques de enseñanza de la lengua, ha cobrado auge una nueva perspectiva discursiva e interactiva de la significación para la interpretación del mundo natural, social y cultural. La que plantea la necesidad de asumir la enseñanza centrada en los procesos de comprensión y construcción de significados, y estudiar la lengua a partir de su uso en contextos de significación por lo que su estudio se debe hacer extensivo a todas las asignaturas del currículo .

recae en la posibilidad que esta persona tiene de adaptar dichas habilidades a diversos propósitos y circunstancias. Esto aboga por diversificar en la enseñanza superior las experiencias educativas que se propone a los estudiantes con la finalidad de ampliar su competencia comunicativa en todos los ámbitos.

El docente debe explorar los verdaderos intereses del estudiante porque puede presentar desmotivación hacia contenidos como por ejemplo en este caso del desarrollo de la habilidad de leer. Deben realizarse actividades donde se vean reflejados, donde estén presentes sus amigos, sus familiares y los docentes que inciden en él, para lograr la emotividad en sus vidas, presentando situaciones donde lleguen a una solución.

En Cuba, en los nuevos enfoques de enseñanza de la lengua, ha cobrado auge una nueva perspectiva discursiva e interactiva de la significación para la interpretación del mundo natural, social y cultural. La que plantea la necesidad de asumir la enseñanza centrada en los procesos de comprensión y construcción de significados, y estudiar la lengua a partir de su uso en contextos de significación por lo que su estudio se debe hacer extensivo a todas las asignaturas del currículo.

1 . - La competencia comunicativa. Generalidades

Definiciones del concepto de comunicación señalan la transmisión de significados B. Berelson, citado por Mazorra, (1999); otros, atribución de significados C. F.Hockett, citado por Mazorra, (1999); algunos se refieren a la eficiencia con que se efectúa la comunicación, Salomón, citado por Mazorra, (1999) y si bien estos son aspectos importantes para establecer la comunicación, no pueden faltar elementos tan necesarios como los que plantean Roda y Beltrán, citados por Mazorra, (1999 P -34), cuando se refiere a que implica un proceso y a la interacción de los individuos en sociedad, lo que proporciona el intercambio entre los seres humanos de sus ideas, sentimientos, experiencias.

Ha de prestarse atención especial a los factores de la comunicación humana: las habilidades comunicativas (prácticas a entrenar, relacionadas con un conjunto de habilidades cognoscitivas y de la propia actividad verbal, tales como: lectura, audición, expresión oral y escrita, resumir, argumentar, definir, dialogar, comentar, discutir, etc.), lasactitudes (predisposiciones con las que se efectúa el proceso comunicativo, tales como: prepotencia, subvaloración del interlocutor, credibilidad, etc.), el nivel de conocimiento (se tiene en cuenta no sólo el nivel de conocimiento acerca del tema, sino sobre el interlocutor) y la posición dentro de un sistema sociocultural (ventajas y desventajas proporcionadas para el diálogo por el propio contexto en el que se desarrolla el proceso de comunicación, por ejemplo la autoridad de que se dispone, la atención de las personas, etc.) Los aspectos de la actividad verbal como habilidades se pueden clasificar en codificadoras (expresión oral y escrita) y decodificadoras (audición y lectura).

Así se puede considerar que la organización cognitiva del vocabulario y el almacenamiento de expresiones, etc., dependen, entre otras cosas,

de las características culturales de la comunidad o comunidades donde se ha socializado el individuo y donde se ha producido

su aprendizaje.

Mediante su sensibilidad a las convenciones sociales (las normas de cortesía, las normas que ordenan las relaciones entre generaciones, sexos, clases y grupos sociales, la codificación lingüística de determinados rituales fundamentales para el funcionamiento de una comunidad), el componente sociolingüístico afecta considerablemente a toda la comunicación lingüística entre representantes de distintas culturas, aunque puede que los integrantes a menudo no sean conscientes de su influencia.

Las competencias comunicativas tienen que ver con el uso funcional de los recursos lingüísticos (producción de funciones de lengua, de actos de habla) sobre la base de guiones o escenarios de intercambios comunicativos. También tienen que ver con el dominio del discurso, la cohesión y la coherencia, la identificación de tipos y formas de texto, la ironía y la parodia. Respecto a este componente, incluso más que en el caso del componente lingüístico, apenas es necesario resaltar el gran impacto que ejercen las interacciones y los entornos culturales en el que se desarrollan las mencionadas capacidades.

La competencia comunicativa que tiene el estudiantado universitario de la lengua se pone en funcionamiento con la realización de distintas actividades que comprenden, la expresión, la interacción o la mediación (en concreto, interpretando o traduciendo). Cada uno de estos tipos de actividad se hace posible en relación con textos en forma oral o escrita, o en ambas. Como procesos, la comprensión y la expresión (oral y, en su caso, escrita) son obviamente primarios, porque ambos son necesarios para la interacción. Las actividades de comprensión incluyen la lectura en silencio y la atención a cualquier medio de comunicación.

Tanto en el ámbito educativo como en el profesional, muchas interacciones y actividades de la lengua corresponden al funcionamiento social que es normal en un grupo y no reflejan una conexión con tareas profesionales o de aprendizaje. El ámbito personal individualiza o personaliza las acciones de otros ámbitos. Sin dejar de ser agentes sociales, las personas implicadas se sitúan como individuos que se expresen no sólo en relación con el ámbito profesional, educativo o público del que, en un tiempo y lugar concretos, forme parte su actividad lingüística.

Existen dos términos muy utilizados en la competencia comunicativa que devienen en estilos de actuación y que incluyen actitudes y rasgos caracterológicos: La asertividad (ser honesto, estar seguro y respetar el derecho ajeno) y la facilitación (congruente, empático).En este sentido después de analizado algunos conceptos de competencia comunicativa es opinión del autor de esta tesis definirla como la preparación psicológica, lingüística y sociocultural del sujeto lo que implica asumirla como un proceso moldeado, formado y desarrollado a partir de la intervención pedagógica pertinente en el proceso de comunicación pedagógica de todas las disciplinas. Visto en el plano educativo y en consecuencia con estas ideas, se define la competencia comunicativa como “La preparación psicológica, lingüística y sociocultural del sujeto que le garantiza la disposición, los recursos y los conocimientos necesarios para una ejecución eficiente y eficaz de la actividad comunicativa en correspondencia con las exigencias de los participantes y de los contextos de actuación”.Manzano, M (2007)

En el proceso de enseñanza aprendizaje de la competencia comunicativa, limitada metodológicamente en esta investigación a la producción de textos escritos, los resultados de las investigaciones basadas

en las nuevas perspectivas han significado un importante paso evolutivo en cuanto a la creación de presupuestos teóricos-explicativos. La lectura ha dejado de ser la mera reproducción del texto escrito para convertirse en un proceso en el que la comprensión ocupa un papel primordial.

1 . 2 . - La...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA