Los haberes subirán un 5,7% en marzo, según el nuevo cálculo

 
EXTRACTO GRATUITO

Con los cambios acordados ayer en la fórmula de movilidad previsional, se prevé que los jubilados y pensionados tendrán en marzo próximo una recomposición de sus haberes del 5,7 por ciento. Es un índice superior al 5,1% que arrojaba como resultado la cuenta contemplada en el proyecto original que envió el Poder Ejecutivo al Congreso, en la que sólo se tenía en cuenta la inflación. En la nueva fórmula se contempla una combinación de la evolución de los precios y de los salarios, estos últimos, según el índice de la remuneración imponible promedio de los trabajadores estables (Ripte). Entre julio y septiembre pasados (el período de referencia para la suba de marzo), esa variable creció un 7,1%, es decir, dos puntos por arriba de la inflación.

Según el proyecto consensuado, se considerará el 70% de la inflación trimestral y se sumará el 30% de la evolución del citado índice salarial. Al menos para este período, eso arroja más que la inflación, una garantía que se previó en el pacto fiscal que firmaron la Nación y las provincias (nada asegura, sin embargo, que en otros períodos ocurra lo mismo).

Una de las cuestiones que tuvieron peso para que el oficialismo aceptara la propuesta de modificación hecha por la oposición es la judicial. Según recordó, en diálogo con LA NACION, la abogada Elsa Romero, cuando la Corte se refirió al tema de la movilidad, sostuvo que los haberes deben guardar una razonable proporción con los salarios. Por eso, la visión de no pocos profesionales especializados en la materia es que si la variación de los ingresos jubilatorios se fuera alejando demasiado de la suba de los salarios, entonces comenzaría una nueva ola de judicialidad.

El cambio en la movilidad...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA