Antes habían sido liberados por ex jueces cuestionados

http://www.lanacion.com.ar/1604652-dos-represores-condenados-se-fugaron-y-ya-ordenaron-su-capturacondenados por violaciones a los derechos humanos fue posible gracias a la actuación de un grupo de ex jueces de Cuyo, denunciados por su tratamiento de los casos de violaciones a los derechos humanos, y apartados para entender en esas causas.De hecho, Gustavo Ramón De Marchi había sido beneficiado con la excarcelación bajo palabra en octubre de 2010, y Jorge Antonio Olivera recibió el mismo beneficio en la misma época, bajo una caución de 500.000 pesos.El fallo fue dictado por los ex jueces de la Cámara Federal de Mendoza Julio Petra Fernández, Enrique Sosa Arditi y Alfredo López Cuitiño. Este último renunció a fines del año pasado tras una denuncia de acoso sexual. Su colega Petra Fernández también renunció y evitó la destitución. Los tres habían sido apartados por la Cámara de Casación penal de intervenir en el juzgamiento de delitos de lesa humanidad."Existe en Mendoza una crisis judicial tal que impide el juzgamiento de delitos de lesa humanidad cometidos en la región de Cuyo, lo que compromete seriamente la responsabilidad internacional del Estado", escribieron los jueces de la Sala V de la Cámara de Casación en noviembre de 2010, cuando apartaron a los camaristas, tras firmar la excarcelación de los ex militares que anteayer se fugaron. Los que firmaron fueron Gustavo Hornos, Mariano González Palazzo y Augusto Diez Ojeda.Los camaristas mendocinos cuestionados y luego apartados habían entendido que no había peligro de que Olivera y De Marchi se fugaran.La realidad demostró...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba