Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - SALA I, 20 de Noviembre de 2014, expediente CIV 094526/2006/CA001

Fecha de Resolución20 de Noviembre de 2014
EmisorSALA I

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA I EXPTE “H., D.S. y otro c/ E. A. A. y otros s/ daños y perjuicios (acc.

tran. c/ les. o muerte)”

ACUERDO:

En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 20 días del mes de noviembre de dos mil catorce, reunidos en acuerdo los señores jueces de la Sala I de la Cámara Civil para conocer en los recursos interpuestos en los autos “H., D. S.y otro c/ E. A. A. y otros s/ daños y perjuicios (acc.

tran. c/ les. o muerte)”, respecto de la sentencia corriente a fs. 622/627 el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Se ajusta a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía hacerse en el orden siguiente: D.. M., U. y CASTRO.

Sobre la cuestión propuesta el Dr. MOLTENI dijo:

  1. - La sentencia dictada a fs. 622/627 hizo lugar a la defensa de falta de acción interpuesta por “Asociación Mutual de Conductores de Automotores”, con costas. Asimismo, rechazó la demanda entablada por D.S.H., J.P.H. y S.D.P.H. contra P.A.M., A.

    A. E. y su aseguradora “Orbis Compañía Argentina de Seguros Sociedad Anónima”, con costas. Para arribar a tal desestimatoria conclusión, el Sr.

    Juez de grado entendió configurada la exclusiva culpa de la madre del menor en la producción del accidente de tránsito acaecido el día 7 de diciembre de 2004, sobre la calle P. y Margall, a la altura del n° 750, de esta ciudad, por haber incurrido “en una grave falta de diligencia en el deber de vigilancia activa que le correspondía ejercer, al haber enviado a su hijo de 6 años de edad, a que cruzara solo la calle, por el medio de Fecha de firma: 20/11/2014 Firmado por: CARMEN UBIEDO- PATRICIA CASTRO- HUGO MOLTENI la cuadra, a fin de realizar una compra en un comercio, limitándose a observarlo desde la vereda de enfrente, permitiéndole que emprendiera el regreso, cruzando la arteria por un lugar no permitido, sin siquiera advertirle la proximidad del taxi, el que , presumiblemente, el niño no habría podido observar, por hallarse su visión obstruida por la presencia de dos personas adultas que aguardaban para cruzar, siendo de suponer, como es natural, dada la escasa edad del menor, se lanzara súbitamente a atravesar la calzada, de manera desatenta y sin calcular los riesgos del tránsito”.

    Disconforme con el temperamento adoptado en el decisorio de la anterior instancia, se alza en grado de apelación la actora, fundando su queja a fs. 649/658, a fin que se revoque la sentencia recurrida y se admita la acción incoada. Tales agravios fueron replicados a fs. 664/667 por compañía aseguradora citada en garantía.

    A fs. 672/673 dictaminó la Sra. Defensora de Menores de Cámara, quien mantuvo la apelación impetrada en la instancia de grado, objetando lo resuelto en torno a la responsabilidad en el accidente.

  2. - La parte actora se agravia de la valoración de la prueba realizada en la instancia de grado, fundamentalmente de las constancias de la causa penal. Entiende que se efectuó una incorrecta interpretación del art. 1101 del Código Civil, puesto que en el caso de autos al no haberse condenado al demandado en sede penal, “no existe norma alguna que obligue al juez civil a fundar su sentencia con las constancias y pruebas producidas en la causa penal”. En rigor, insiste en sostener que el Sr. juez “a quo” “ha violentado las normas procesales, ya que la parte demandada quien ofreció como prueba la causa...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR