Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala M, 22 de Junio de 2017, expediente CIV 063294/2013

Fecha de Resolución22 de Junio de 2017
EmisorCamara Civil - Sala M

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M ACUERDO. En Buenos Aires, a los días del mes de junio del año dos mil diecisiete, hallándose reunidas las señoras jueces de la Sala “M” de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, Dras. E.M.D. de V., M. De los Santos y M.I.B., a fin de pronunciarse en los autos “G., L.E. y otro c/Otero, J.P. y otro s/daños y perjuicios”, expediente n° 63.294/2013, la Dra. D. de V. dijo:

  1. La sentencia dictada por el Dr. Maximiliano Caia, rechazó la demanda interpuesta.

    Apeló la actora y expresó agravios a fs. 241/5, los que fueron contestados a partir de fs.248.

    Se trata de un accidente de tránsito en el que el actor llevando de pasajera a A.B., conducía el día 5 de abril de 2013, a las 17:30 horas, la motocicleta B.A., dominio 855GNO, por la calle Paso a la Av. Crovara de la localidad de Lomas del Mirador, partido de San Justo. La colisión se produjo en su lateral izquierdo por impacto de la camioneta Renault Trafic, dominio ACN266, conducida por J.P.O..

    El hecho no ha sido negado, pero sí lo fue el modo en que se produjo, atribuyéndose las partes recíprocamente la culpa en su producción.

    Los agravios atribuyen al sentenciante una valoración inadecuada de la responsabilidad civil y de la prueba producida de modo abstracto. Es recién a partir de fs. 243, que la crítica al fallo se endereza a las constancias de la prueba pericial mecánica en referencia a la prioridad de paso del que viene por la derecha ante la falta de semáforos en la intersección y las declaraciones testimoniales que han sido tachados por el juez, que han sido coherentes, sin contradicciones y sin impugnaciones.

    Fecha de firma: 22/06/2017 Alta en sistema: 07/08/2017 Firmado por: M.A. DE LOS SANTOS, JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.L.V., SECRETARIO DE CAMARA 1 Firmado por: E.D.D.V., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA #13092322#181196136#20170619114755006 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M

  2. Es sabido que el sistema del Código Civil para imputar al dueño o guardián de la cosa productora del daño, consistió en la atribución de una culpa presunta a aquéllos, a partir de lo cual sólo puede eximirse acreditando la culpa de la víctima o de un tercero por quien no deba responder, quedando suprimida la posibilidad de demostrar solamente la ausencia de culpa (conf.

    art. 1113 del C.C.).

    Así se invirtió la regla del onus probandi respecto de que quien alega el derecho de ser indemnizado, debía suministrar la prueba de la culpa del autor del daño, rigiendo una serie de presunciones de hecho para establecerla. El legislador para paliar las dificultades insalvables que existían sobre todo con los avances tecnológicos, en materia de prueba implementó una presunción legal de culpabilidad de la que se puede exculpar demostrando los supuestos mencionados.

    Frente a ello, señalo que la demandada no produjo la prueba testimonial de descargo ofrecida por ello se declaró la negligencia a fs.182. Sin embargo, no puede dejar de reconocerse lo invocado por los actores en sede penal en el sentido de admitir que vieron la camioneta que el actor tocó bocina y al ver que se le venía encima aceleró para adelantarse.

    No hay constancias de la velocidad de ambos, pero la circunstancia de que el actor no hubiera intentado frenar sino que recurrió a la aceleración, da la idea de cierta imprudencia de su parte al desafiar la situación sin procurar evitar el daño.

    T. de un motociclista, dado la mayor vulnerabilidad frente a un vehículo de mayor envergadura, se acrecienta la obligación de adoptar precauciones aún mayores que las que deben tomar los automovilistas. Por ello, surgiendo de las constancias de la causa penal -que constituye una prueba valorable en esta sede-, los Fecha de firma: 22/06/2017 Alta en sistema: 07/08/2017 Firmado por: M.A. DE LOS SANTOS, JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.L.V., SECRETARIO DE CAMARA 2 Firmado por: E.D.D.V., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA #13092322#181196136#20170619114755006 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M propios dichos de los actores son prueba insoslayable de su conducta demostrativa de lo que vengo diciendo.

    Por otro lado, las presunciones en materia de tránsito no son absolutas porque por ejemplo, la prioridad de paso en las avenidas, no exime al conductor del vehículo de la obligación de disminuir la velocidad en las bocacalles y si a pesar de haber "clavado los frenos", no se pudo evitar el choque es razonable deducir que cruzó la esquina a una velocidad impropia, sin el cuidado y diligencia que exigían las circunstancias (CNC, sala E, E.D. t 26,pág. 333, L.L.t.134; id. L.L., t.116, pág.602; sala A, L.L. del 8/11/90, fallo nº 88.992; sala F. L.L. t.114, pág.854, nº10.214-s).

    Es decir que aquéllas deben valorarse de acuerdo con los factores y circunstancias particulares de cada caso, interpretándose como una presunción a favor del conductor que gozaba de ella sólo cuando faltan elementos de juicio que la destruyan (CNC, sala F, L.L. 1979-B,pág.563, entre otros). Entre tales factores hay que recordar que la presunción de culpabilidad del embestidor no juega necesaria y fatalmente en todos los casos, pues sabido es que una rápida maniobra de esquive invierte la situación y deriva la responsabilidad de uno a otro (conf. E.D.,t.

    65-390).

    El caso fue bien encuadrado por el señor J. en el art. 1113, segunda parte del Cód. Civil. De modo que la responsabilidad no se fundamenta en la culpa, sino que en principio se atribuye al dueño o guardián de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba