Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo , 14 de Septiembre de 2009, expediente 31.525/06

Fecha de Resolución14 de Septiembre de 2009

Poder Judicial de la Nación SENT.DEF.Nº: 16891 EXPTE. Nº: 31.525/ 06 (24.492)

JUZGADO Nº: 49 SALA X

AUTOS: “GUZMAN JAVIER ALEJANDRO C/ OXIDO METAL S.A. S/

DESPIDO”

Buenos Aires, 14/09/2009

El Dr. DANIEL E. STORTINI dijo:

  1. ) Vienen estos autos a la alzada a propósito de los agravios que contra el pronunciamiento de fs. 225/234 interpuso la demandada a tenor del memorial obrante a fs. 244/264, el cual no mereció la réplica respectiva. La parte apela los honorarios regulados a la representación letrada del actor y peritos intervinientes por considerarlos elevados, mientras que el experto contable recurre por derecho propio sus emolumentos por entenderlos reducidos (ver fs. 244 y 237).

    Se agravia O.M.S.A. acerca de la decisión de la “a quo” de considerar que la empresa debió reconocer –a los fines de abonar al actor las indemnizaciones derivadas del cese- la antigüedad al 04/02/2003 –fecha en la que resultó contratado por la empresa de servicios eventuales Cargos S.R.L. para trabajar en la demandada- y que esta contratación resultó fraudulenta en los términos del art.

    29 de la L.C.T. Apela también el monto de las indemnizaciones por antigüedad y por preaviso omitido, el correspondiente a la reparación del art. 2° de la ley 25.323, la recepción de los agravamientos del art. 1° del citado cuerpo legal y del art. 45 de la ley 25.345 y la forma en que fueron impuestas las costas.

  2. ) Adelanto que los términos del agravio vertido sobre la antigüedad del trabajador no posibilita revertir lo resuelto en grado.

    Se encuentra fuera de discusión que G. fue contratada por Cargos S.R.L. –empresa de servicios eventuales- con fecha 04/02/2003, quien destinó

    la prestación laborativa en el ámbito físico de Oxido Metal S.A. –demandada en autos-. Incluso no resulta controvertido que esta empresa lo registró como empleado en relación de dependencia a partir del 11/06/2003, como así también que un día anterior renunció a su empleo en la empresa eventual (ver demanda y contestación).

    No constituye motivo de controversia –además- que el actor realizó

    estas tareas para la demandada sin solución de continuidad desde su ingreso el 04/02/2003 –reitero, contratado por Cargos S.R.L.- hasta la fecha en que se produjo el despido directo el 09/05/2005 (art. 116 L.O.).

    Considero menester señalar que tanto la ley de contrato de trabajo como la ley 24.013 privilegian la contratación por tiempo indeterminado (conf. art. 90

    L.C.T. y art. 27 de la L.E.) y que la celebración de contratos “eventuales” está

    contemplada como excepción para los supuestos que determina la propia normativa legal: necesidades extraordinarias y/o transitorias de la empresa usuaria (conf. arts. 29

    último párrafo, 29 bis y 99 de la L.C.T.; arts. 77/80 ley de empleo y decreto 1694/2006).

    En otras palabras, por tratarse dicha modalidad de contratación una excepción al principio general de “indeterminación” del plazo, sólo puede considerarse válida en aquellos supuestos en que los requisitos exigidos por las normas que rigen la materia surjan demostrados. En la especie se encuentra incumplido, por la demandada, la exigencia del art. 72 inc. a) de la ley 24.013 en cuanto a su obligación de consignar con precisión y claridad a través de un contrato escrito la causa que justificaría la contratación para atender exigencias extraordinarias del mercado, obligación no subsanable con la explicación formulada en oportunidad del responde (ver peritaje contable, fs. 105vta. pto. 1) no impugnado en este extremo), extremo que -en definitiva- sella la suerte de la contienda.

    Así el referido inc. a) del cit. art. 72 –reitero- requiere que los contratos eventuales se celebren por escrito, por lo cual debe entenderse que en tales contratos la forma es sustancial. Si no se demostró en autos la celebración por escrito, ello permite considerar que el contrato ha sido por tiempo indeterminado, sin que pueda beneficiarse la demandada con producción de prueba que intente acreditar la Poder Judicial de la Nación eventualidad de las tareas al no respetarse la forma en la contratación (C.N.A.T., S.V. S.D. 44.765 del 07/06/96 in re “S., G. c/C., J. s/ despido”).

    Más aún. De la consulta de los libros de la demandada resulta el incumplimiento por parte de Oxido Metal S.A. en lo referente a las previsiones dispuestas por el art. 13 del decreto 1694/2006 (ant. art. 13 decreto 342/92) para los casos...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba