Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 28 de Agosto de 2002, expediente P 62310

Presidentede Lázzari-Pettigiani-Salas-Negri-Roncoroni
Fecha de Resolución28 de Agosto de 2002
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

Dictamen de la Procuración General:

La Sala II de la Cámara de Apelación en lo Criminal y Correccional de M. condenó -en lo que interesa destacar- a G.D.M. a ocho años de prisión, con accesorias legales y costas, por resultar partícipe necesario de tres hechos de robo agravados por el uso de armas, que concursan materialmente entre sí. A.. 45, 55 y 166 inc. 2º del Código Penal (fs. 287/295 vta.).

Contra este pronunciamiento interpone recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley el defensor particular del procesado (fs. 304/307).

Denuncia la violación de los arts. 434 inc. 5º y 167 del Código de Procedimiento Penal.

En primer lugar, el impugnante sostiene que se ha violado la prohibición contenida en el art. 434 inc. 5º del Código de Procedimiento Penal y que la falta de declaración de nulidad de dicho acto constituye un perjuicio evidente para la regularidad del procedimiento.

Señala, también, que se ha transgredido el derecho de defensa y lo establecido en el art. 167 del Código de Procedimiento Penal, en razón de que se omitió consignar el lugar y hora en que se practicaría la pericia dispuesta a fs. 32. Agrega, además, que la notificación obrante a fs. 34 incumple con la posición adoptada por esa Suprema Corte en el Ac. 24.248, sent. del 25-7-78 “Michalezuk”.

El planteo relacionado con la aludida conculcación del art. 434 inc. 5º del Código de Procedimiento Penal deviene abstracto. Ello así, toda vez que las piezas cuestionadas en su valor -declaraciones del imputado y su consorte de causa ante la instrucción; v. fs. 5/5vta.- no fueron tenidas en cuenta a ningún efecto. Tal circunstancia surge con meridiana claridad de la remisión puntual al fallo de primera instancia que la Cámara efectúa a fs. 290 vta. segundo párrafo y 291/291 vta.. Corrobora el carácter abstracto de la cuestión planteada, la situación de que el recurrente se abstiene de explicar por qué la nulidad impetrada tendría incidencia en las restantes piezas del proceso.

Tampoco asiste razón a la queja en lo que concierne a la presunta violación del art. 167 del Código de Procedimiento Penal. El procesado fue notificado judicialmente con la anticipación necesaria de la realización del peritaje balístico (v. fs. 34). Y en dicho acto, se le hizo saber del contenido del art. mencionado. Allí el acusado expreso que “...se encuentra conforme con los peritos que de oficio designe el Juzgado, como así también que no desea presenciar la misma”. Por tal motivo, concuerdo con lo expresado por la Cámara, en el sentido de que tal como resolvió el Juez de la instancia de origen, resulta “...innecesario hacerles saber el lugar, fecha y horario de producción previendo un eventual arrepentimiento que en los hechos no tuvo lugar” (v. fs. 287 vta.).

Agrego a lo dicho que el acta de fs. 34 no contiene una notificación de las llamadas “genéricas” sino que expresamente se anotició al imputado del objeto a periciarse y del contenido del art. 167 del Código de Procedimiento Penal. Ello se integra con el decreto de s. 32 en el que se explicita claramente el objeto a periciar y la finalidad del peritaje. Y ante este anoticiamiento específico, el imputado rehusó ejercitar los derechos que le confiere el art. 167 del Código de forma, cuyo contenido conocía...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR